08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El joven sufrió en su infancia el duro enfrentamiento por su custodia entre su madre y su padre, el conde italiano Carlo Constanza di Castiglione

La historia de una familia famosa: Carlo Costanza, el actor de moda de 'Toy boy', y su madre la exmodelo Mar Flores

Carlos Costanzia y Mar Flores.
Carlos Costanzia y Mar Flores. / Instagram
Mar Flores ha vuelto a ser interés de los medios de comunicación debido a su hijo, Carlo Costanza. Este joven y atractivo actor de 27 años se ha convertido en uno de los hombres de moda gracias a la escenas de alto voltaje erótico que protagoniza en la serie de televisión 'Toy boy'. Muchos de los jóvenes que le siguen desconocen que su madre fue uno de los nombres que más portadas acaparó y más escándalos protagonizó en la década de los noventa cuando la apodaron 'La flor de Usera'.

Carlo Costanza Flores se ha convertido en uno de los actores del momento gracias a la exitosa serie Toy Boy en la que muestra con generosidad un cuerpo esculpido a base de gimnasio y lleno de tatuajes. A los 27 años se ha convertido en todo en reclamado y tiene miles de seguidores. Muchos desconocen que éste, hasta ahora desconocido actor, ya vivó el mundo de la fama de cerca a través de su madre, que protagonizó algunos de los escándalos más recordados de los años 90: Mar Flores. De pequeño, Carlo asistió a la batalla judicial entre Mar y su padre por su custodia. 

Mar Flores nació el 11 de junio de 1969 en Madrid, el popular barrio de Usera, en una familia de clase media de cuatro hermanos. Su hermana mayor, Marián fue azafata de Un, dos, tres en los setenta y se casó con Kiko Matamoros que fue representante de Mar y también, dicen, uno de los culpables de su caída en desgracia.

Mar Flores empezó a ser una cara conocida cuando ganó el concurso ‘El rostro de los 90’ que celebró la revista Elle en Francia en 1990. A partir de ahí, empezó a dedicarse de lleno a la moda. Su belleza le hizo dar el salto a la televisión de la mano de Emilio Aragón que la fichó en 1990 como sustituta de Belén Rueda en verano para su programa titulado Vip Noche  en la recién inaugurada Tele 5. Dos años más tarde, trabajaría de nuevo en la cadena de Fuencarral en el programa Belleza en la nieve, con el presentador Andoni Ferreño y la modelo Maribel Sanz, otra reina rosa de los noventa.

Carlos Costanzia en 'Toy Boy'. 

Tras adjudicársele varios romances reales o ficticios y salir escaldada de una breve historia de amor con Bertín Osborne el 22 de mayo de 1992 Mar Flores contraía matrimonio por primera vez. Lo hacía con el conde italiano Carlo Constanza di Castiglione, con el que tuvo a su hijo Carlo, que nacería seis meses después de la boda.

Un tiempo después del parto, volvió a sus labores profesionales intentando triunfar como actriz Así, en 1994, trabajó en la serie Canguros, a lado de Maribel Verdú y Paula Vázquez, entre otras actrices. También colaboró con Lina Morgan y José Coronado en la serie Compuesta y sin novio. Desde luego, no apuntaba maneras de ser una Nuria Espert precisamente y eran los problemas conyugales lo que le hacían ocupar portadas. En 1994, decidió separarse del italiano. Una ruptura nada fácil para ninguna de las partes. Carlo acusó a Mar de ser repetidamente infiel y consiguió que la justicia italiana le concediera la custodia de su hijo.

Mar, mientras tanto se refugió en el trabajó y con su amiga Sofía Mazagatos abrió una agencia de modelos. Sin embargo, los resultados del negocio no fueron los esperados y, además, hubo quejas públicas de algunas alumnas matriculadas.

Su relación con Fernando Fernández Tapias, hombre de negocios, líder empresarial y bon vivant consumado, llegó con la segunda separacion matrimonial del empresario gallego con Juana García Courel, con una posterior y multimillonaria ruptura.

Mar Flores.

'Fefe' gallego de Vigo conoció a Mar Flores cuando tenía 27 años (31 años de diferencia de edad con él), con ella pasaba las tardes de verano en Marbella degustando en su yate ostras traídas de Arcade (Galicia), además de realizar suntuosos viajes a la Costa Azul e irse a esquiar a Suiza junto al millonario Marc Rich, también amigo, pero aún más rico, más importante y mejor relacionado a nivel mundial.

Fernando Fernández Tapias se enamoró y puso su imperio a los pies de la modelo, pero que ella lo tiró todo por la borda una noche de pasión en un hotel romano. El sonado episodio sentimental entre el millonario y la modelo, que duró cerca de un año, no pasó a más al descubrirse la relación paralela de Mar Flores con Alessandro Lequio, un personaje del cuore unido a la realeza y la aristocracia italiana, casado en primeras nupcias con la modelo Antonia Dell Atte y posteriormente unido a la actriz Ana García Obregón (con cada una de ellas tiene un hijo).

La infidelidad de Mar quedó plasmada primero en unas fotografías que publicó la revista Diez Minutos y luego en unas instantáneas sacadas en la revista Interviú el año 1999 (unos tres años más tarde de lo acaecido) y que recogen a Alessandro y a Mar en la cama de un hotel de Roma abrazados y acaramelados. En una de estas fotografías se ve a la modelo riéndose mientras sostiene una revista en la que dice que quiere tener una hija con Tapias.

La flor de Usera

María del Mar Flores, de ojos marrones expresivos y sonrisa marcada, nació el 11 de junio de 1969 en el madrileño barrio de Usera. Desde joven tenía claro que quería triunfar en la vida: "La ambición es una virtud, siempre y cuando para conseguir lo que se ambiciona no haya que pisar cabezas", dixit. Gracias a un concurso que organizó en Francia la revista “Elle”, denominado "El rostro de los 90", su imagen se dio a conocer para el gran público. A partir de ahí, empezó a dedicarse de lleno al mundo de la moda.

Luego Mar Flores dio el salto a la televisión. Y lo hizo de la mano de Emilio Aragón, que la fichó en 1990 para su programa titulado ‘Vip Noche’, en la recién inaugurada cadena amiga Tele 5. Dos años más tarde trabajaría de nuevo en la pequeña pantalla con el show “Bellezas en la nieve”, con el presentador Andoni Ferreño y la modelo Maribel Sanz. El 22 de mayo de 1992, Mar se casaba con el conde italiano Carlo Constanza Di Castiglione. El hijo de la pareja, el pequeño Carlo, nacería seis meses después. 

Tras el embarazo y el post parto se dedicó a probar suerte en el mundo de la interpretación. Así, en 1994 empieza a trabajar en la serie ‘Canguros’, al lado de Maribel Verdú y Paula Vázquez, entre otras actrices. Y también con Lina Morgan y José Coronado. Aparece en la obra “Compuesta y sin novio”. Por aquel entonces, la relación con su marido ya no atravesaba su mejor momento. En 1994 se separa de Carlo. Una ruptura nada grata para ninguna de las partes implicadas. Tras su separación matrimonial, Mar Flores abrió una escuela de modelos con su amiga Sofía Mazagatos, que fuera Miss España. Pero los resultados del nuevo negocio no fueron los esperados, hubo quejas de algunas de las chicas que allí se apuntaron. Y, además, Mar y Sofía acabaron también muy mal sus relaciones. Desde entonces, su vida cambió radicalmente. Atrás quedaban ya olvidados su lánguido flequillo y los recatados recogidos que lucía. Ahora, y cada vez con más frecuencia, se la relacionaba con gente de alta alcurnia, de alto linaje o postín. Con maduros y jóvenes millonarios, todos ellos famosos.

Pero el bombazo definitivo en la vida de Mar llegaría con su romance con el empresario Fernando Fernández Tapias. Ella, al principio, juraba y perjuraba que no le conocía, y puso de moda la coletilla: “'y nada más”. Sin embargo, más tarde, para una conocida publicación llegó a afirmar que quería tener una hija con él.

El único trabajo de actriz “reconocido” por Mar Flores en el mundo de la interpretación, del cine y la televisión, fue su papel en la película “Resultado Final”, del director Juan Antonio Bardem, cinta rodada en 1997 y que no fue bien acogida ni por el público ni por la crítica. Su segunda incursión en el mundo del cine vendría con ‘El Coyote’, de Mario Camus, en 1998, donde recrea a Beatriz, hermana del protagonista, y donde en una secuencia puede verse a Mar semidesnuda. Tampoco cuajó.

Fue a partir de ese momento cuando la turbulencia entró con fuerza en la vida de Mar Flores, quien comenzó a vivir un infierno. Su mirada se volvió más dura. Aunque dicen algunos que le favoreció, y que hasta el lunar de la cara, que le caracteriza, parecía más sexy. En las mismas fechas inició un sonado romance con Cayetano Fitz James Martínez de Irujo. Y estuvo a punto de entrar en la Casa de Alba, pero se topó con la resistencia de la duquesa grande de España. Mar y Cayetano rompieron, dicen las amigas de la modelo que porque él no había dado la cara por ella y se dejaba influir por la gente que le rodeaba.

Mar y Carlos Constanzia. 

 

La película Resultado Final fue todo un fracaso. Tanto que algunos críticos la acabaron llamando Resultado fatal. Un título premonitorio para su relación con Fernández Tapias. Al estreno del filme ya acudió con su nuevo acompañante: Cayetano Martínez de Irujo, el Conde de Salvatierra, el hijo de la Duquesa Cayetana. El estreno tuvo también su anécdota polémica: alguien pintó los carteles de la película en plena Gran Vía escribiendo “puta” la noche antes del estreno.

Carlos hijo y Carlos padre. 

La relación entre el Conde y la modelo no gustaba nada a la Duquesa, aunque éste la impuso e incluso estuvo en la boda más sonada del momento: la que unía a Fran Rivera con Eugenia Martínez de Irujo en la catedral de Sevilla. Una asistencia que muchos interpretaron como un triunfo de Mar. Dos meses después todo cambiaría. Pronto el romance se rompería tras el escándalo ya contado de las fotos de Mar en Interviú.

Las fotos de la polémica

La publicación de las fotos en Interviú fue el escándalo del momento y la vida de los implicados cambiaría radicalmente. Mar sufrió un ataque de ansiedad y Cayetano se mantuvo a su lado, pero finalmente la relación se rompió. Especialmente dura era la foto en la que una Mar sonriente junto a Lequio mostraba un número del semanario Blanco y negro donde aseguraba que quería tener un hijo con su novio oficial, Fernández Tapias.

Mar Flores con Fernández-Tapias.

Años después del escándalo Mar se unió sentimentalmente a un viejo amor, Javier Merino. Tras obtener en la primavera de 2001 la nulidad y el divorcio del padre de Caros, Mar y Merino se casaron en octubre en el Cortijo de la Reina en Málaga. Tuvieron cuatro hijos y vivieron una vida tranquila salvo por los problemas con la Justicia que tuvo el empresario. Tras este fracaso matrimonial, Flores vive hoy una relación de idas y venidas con el millonario mexicano Elías Sacal y sueña con volver al mundo de la interpretación, donde ahora triunfa su hijo.

 

COMPARTIR: