20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La.empresaría española de 35 años será madre tras casarse con el actor de Hollywood esta primavera

Vida y Negocios de Alejandra Silva, la mujer que espera un hijo con Richard Gere

La empresaria Alejandra Silva, de 35 años, espera un hijo con Richard Gere, de 68 años. Es el segundo hijo que tendrá y el primero con el actor estadounidense.

Alejandra Silva y Richard Gere esperan su primer hijo en común después de sus tres meses de matrimonio. La empresaria de origen gallego está embarazada de su segundo hijo y primero con el actor estadounidense. Por su parte, Richard Gere también tiene otro hijo, Homer James Jigme (18 años), con la actriz Carey Lowel. El hijo de Alejandra, Albert, cumplirá seis años el próximo mes de diciembre y es fruto de su anterior matrimonio con el geólogo y empresario minero Govind Friedland. Por el momento, ni Alejandra ni su marido se han pronunciado sobre el embarazo.

La pareja se casó en mayo en el rancho de Gere en Nueva York, pero su relación viene del año 2014, cuando se conocieron en Positano (Italia). Allí se alojó el actor en un hotel que la empresaria regentaba. Su reciente boda con el actor Richard Gere, celebrada en la intimidad, situó a esta joven empresaria en primera página de revistas y medios mundiales. Pero ¿quién es Alejandra Silva?

Educada en la alta sociedad 

Su nombre completo es Alejandra María Silva García-Baquero. Nació en A Coruña, aunque se considera madrileña ya que desde muy temprana edad comenzó a residir en la capital de España. Es hija de Ignacio Silva, un conocido empresario de la construcción que llegó a ser vicepresidente económico del Real Madrid durante la convulsa etapa de presidencia de Lorenzo Sanz, y Paola García-Baquero.

Alejandra se formó en una lujosa urbanización a las afueras de Madrid, situada entre Boadilla del Monte y Pozuelo de Alarcón. En su infancia y juventud no le falto nunca de nada. De esta manera, recibió una educación exquisita, cimentada en el elitista colegio Mater Salvatoris de Aravaca, muy cerca del hipódromo de La Zarzuela. Fue allí donde comenzó sus relaciones con la alta sociedad madrileña y también internacional. De hecho, siempre ha afirmado a sus conocidos que Richard Gere era amigo de la familia “de toda la vida”.

Pero Alejandra saltó a la fama hace ya 13 años, por la relación sentimental que mantuvo con el defensa del Real Madrid, el internacional brasileño Roberto Carlos. Una relación que duró más de un año. Posteriormente, estuvo también comprometida con otro futbolista, el portugués Daniel da Cruz Carvalho “Dani”, ex jugador del Atlético de Madrid. Pero con quien finalmente se casó en primeras nupcias fue con el geólogo Govind Friedland, hijo del millonario Robert Friendland. Govind, nacido Michigan, aunque con doble nacionalidad norteamericana y canadiense, es el dueño de la influyente compañía Ivanhoe Capital Corporation, que controla minas de cobre y oro. Según Forbes, la fortuna de su primer marido superaría hoy en día los 750 millones de dólares.

Fruto del matrimonio de la nueva “Pretty Woman española” con este millonario nació su hijo Albert, que tiene actualmente 6 años. El matrimonio se rompió en el verano de 2014. Pero a pesar de ello, Alejandra Silva siguió trabajando en los negocios de la familia Frienland. Precisamente en una de las propiedades de este emporio en la costa amalfitana italiana, en el lujoso hotel Treville de la localidad de Positano, se reencontró con Richard Gere. Fue en el verano de 2015. Y fue entonces cuando se dio el pistoletazo de salida a una relación que ha terminado en boda el pasado mes de abril.

Asesora de imagen

Alejandra decidió, tras conocer a Gere, emprender por su cuenta una nueva vida empresarial y crear en agosto de 2015 su propia sociedad de intermediación. Así creó Shunyata SL, que significa “lo que no existe, lo insustancial”. La elección del nombre no fue casual, ya que es un término básico del budismo, una doctrina espiritual que profesa tanto Richard Gere como ahora Alejandra.

Shunyata SL está dedicada a la representación y defensa de los derechos de imagen, “así como al asesoramiento e intermediación en materia de patrocinio, publicidad y explotación de derechos de imagen”. Su trayectoria ha sido más que positiva. Si el primer año cerró en pérdidas tras facturar 86.586,78 euros, en 2016 multiplicó esta facturación hasta los 354.587 euros, lo que llevó a que cerrará el año con beneficios de 37.684 euros. Si en un principio el administrador único era un abogado de un conocido bufete tributario de la calle Alcalá de Madrid, desde marzo de 2017 ejerce ya ella como administradora única. 

Alejandra, afincada ya en Nueva York y sin propiedad en Madrid, se dedica ya a otros menesteres más internacionales, como ser la imagen de reconocidas marcas como Loewe. También colabora en labores benéficas con el que hoy ya es su segundo marido, Richard Gere. En España, sus negocios se reducen a su sola presencia en determinados y puntuales eventos, que cada día serán más escasos.

La casa de Madrid vendida

Alejandra Silva, convertida en la nueva "Pretty Woman española", decidió, justo días antes de formalizar su matrimonio con el actor de Hollywood, vender su mansión en la capital de España. Un inmenso chalé situado en la calle Enrique d´Almonte, en la Colonia Fuente del Berro, en una de las zonas más valoradas de Madrid muy cerca del que fuera Palacio de la Quinta y en uno de los parques más bellos de la capital.

De este modo, la colonia Fuente del Berro ya no verá más pasear a Richard Gere y Alejandra, ya que la empresaria madrileña cedió la propiedad días antes de su boda, el pasado 16 de marzo de 2018 en una operación que curiosamente se registró el 18 de abril, el mismo día en el que se conoció el enlace de la empresaria con el actor norteamericano. La operación, según fuentes consultadas, dada la exclusividad y escasas viviendas de este tipo situadas en el mercado, rondaría los 1,2 millones de euros. La propiedad, con 341 metros cuadrados de extensión, tiene dos plantas de 134 metros cada una y un aparcamiento de 16 metros cuadrados, además de jardín. Ya en su día, Alejandra nunca escatimó dinero para gastos en interiorismo y en pequeños detalles. Todo con el fin de dejar “su nido de amor” a su gusto y al de Gere.

El comprador ha sido ahora el dueño de una editorial que tiene sus oficinas en la cercana calle madrileña de Hermosilla. Alejandra, afincada ya en Nueva York, donde tras cerrar el acuerdo de divorcio con su primer marido ha escolarizado a su hijo Albert, parece querer romper con su pasado madrileño. Ahora será la Quinta Avenida y no la calle Serrano, la que verá pasear a la Pretty Woman española, que a día de hoy no consta en el Registro de la Propiedad que siga teniendo ninguna heredad a su nombre en España, pero en breve sí tendrá un hijo fruto de su matrimonio con Richard Gere. 

 

COMPARTIR: