10 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aunque pasa muchas temporadas aislada en Marivent celebrará un almuerzo privado en Zarzuela al que acudirá el Rey Emérito Juan Carlos I

La vida de la Reina Sofía a los 80 años: sin hueco en la corte de Felipe VI y sin fisuras en su apoyo a la Infanta Cristina

La Reina Emérita Doña Sofía/ Bernardo Paz
La Reina Emérita Doña Sofía/ Bernardo Paz
La Reina Sofìa de Grecia, acudió el pasado miércoles, a una entrega de premios de pintura en el Teatro Real y acabó recibiendo como sorpresa una ovación de diez minutos. La Emérita cumple el próximo día 2 de noviembre 80 años manteniendo un perfil bajo en la Casa Real de su hijo Felipe VI pero con su popularidad intacta, mientras su hija la Infanta Cristina sigue recibiendo su apoyo

La Reina Emérita Sofía de Grecia cumplirá el próximo 2 de noviembre 80 años. El pasado miércoles, la consorte de Juan Carlos I recibió un improvisado homenaje en el Teatro Real al que había acudido para presidir los Premios BMW de Pintura. Doña Sofia acude a esta cita cultural desde hace 33 años. Además, este evento conlleva una dotación económica para la fundación solidaria Mundo en Armonía, presidida por su hermana la peculiar princesa Irene de Grecia, que acompañó a la Reina.

Tras la entrega de premios, la encargada de iniciar la sorpresa fue Ángela Molina. La actriz leyó un texto en el que destacaba “los 39 años de reinado y servicio ejemplar para todos nosotros. Es extraordinario su servicio a España y solo podemos darle las gracias y felicitarla por su cumpleaños”. Al término de la lectura el público se puso en pie para aplaudir a doña Sofía durante diez minutos. La reacción emocionó tanto a la Reina que, siendo tan parca en gestos, agradeció los aplausos extendiendo los brazos para luego cerrarlos sobre sí misma en un abrazo simbólico al público. 

La Reina Sofía entrando en el Teatro Real/ Bernardo Paz

Sin duda, todo un baño de popularidad para  Sofía de Grecia que cumplirá los 80 años con una agenda de eventos cada vez más menguada. Su papel en la corte de su hijo Felipe VI es menos relevante con el paso del tiempo. Tiene menos peso. Por su parte, la Familia Real ha vivido una época complicado repleta de escándalos. Para la Reina Emérita, criada en la idea de una monarquía impermeable a exteriorizar sus problemas, asistir a cómo algunos políticos ponen en cuestión la institución, el encarcelamiento en Brieva (Ávila) de su yerno Iñaki Urdangarín por el Caso Noos y a la publicación de las relaciones extramatrimoniales de Juan Carlos I con Bárbara Rey, Marta Gayá y Corinna Larsen, ha sido complicado. 

La máxima defensora de su hija Cristina

Aún no se sabe cómo celebrará oficialmente tan señalada fecha pero, según la revista ¡Hola!, la Reina tiene previsto ofrecer un almuerzo privado en el Palacio de la Zarzuela en el que espera poder reunir a toda su familia. La fecha, que coincide con el puente de Todos los Santos, es una ocasión perfecta para que los Borbón y Grecia se reencuentren al completo. Se da por asegurada la presencia del Rey Emérito Juan Carlos I, con el rara vez coincide desde la abdicación. Las fisuras en la familia nunca habían sido públicas y, para muchos, la Reina Sofía era el pegamento que unía a los diversos miembros. Mientras su marido ha optado por los viajes por el extranjero, sobre todo de carácter gastronómico, la Emérita tiene un perfil mucho más bajo.

El miércoles la Infanta Cristina aterrizó en Madrid junto a sus hijos pequeños Miguel e Irene. El motivo sería acudir a la citada celebración del cumpleaños de su madre y, posiblemente, visitar a su marido en la prisión de Brieva (Ávila). De celebrarse esta fiesta de carácter familiar, sería el reencuentro de la Infanta con su hermano el Rey Felipe VI y su cuñada la Reina Letizia. Es público que la relación de los monarcas con la ex Duquesa de Palma es negativa. Tras el acceso al trono de Felipe VI, éste decidió apartar a su hermana de todo lo relacionado con la Casa Real por su imputación en el Caso Noos, por el que finalmente sería condenado su marido. La última vez que los Reyes coincidieron, al menos públicamente, con la Infanta fue el pasado mes de abril durante el funeral en recuerdo a Don Juan de Borbón en el 25 aniversario de su muerte, que tuvo lugar en El Escorial.

Doña Sofía siempre cómplice con su hermana la princesa Irene de Grecia/ Bernardo Paz

Fuentes consultadas por "El Cierre Digital" afirman que "Sofía sigue queriendo recuperar a su hija para la Casa. No asume que se la haya apartado". En la memoria de todos están la imágenes que publicó ¡Hola! de la Reina viajando a Washington para apoyar a su hija recién estallado el Caso Noos en 2011. Era un momento complicado para la monarquía, pero la entonces consorte dejó claro así que no pensaba dejar caer fuera de la institución a su hija.  "Considera que el trato del actual Rey, su hijo, es injusto", añade la misma fuente.

Su amistad con Alfonso Díez

Aunque su residencia oficial es el palacio de La Zarzuela, pasa muchas temporadas alejada de todo en el de Marivent en Mallorca. Para la Reina este lugar es símbolo de otras épocas en las que la familia, al menos en apariencia, formaba un bloque homogéneo. A contrario que su marido, no tiene un grupo de amigos compacto. Su única confidente conocida es su hermana Irene. 

En los últimos meses, Doña Sofía ha acaparado titulares por su amistad con el duque viudo de Alba, Alfonso Diez. Fue la escritora Pilar Eye, autora de la completa biografía La soledad de la Reina (La Esfera de los Libros, 2012), quien habló de la especial amistad entre Diaz y Sofía de Grecia en enero de este mismo año. Según Pilar, el viudo de Cayetana de Alba habría estrechado su relación con la Reina cuando durante la enfermedad de la duquesa, llamaba para preocuparse por la evolución de la misma. Debido al estado de Cayetana erra él quien hablaba con la Reina. El cine, el arte y las antigüedades son algunas de las pasiones que comparten.

Sin embargo, en la reciente boda de los Alba, entre el nieto de Cayetana, Fernando Fitz James-Stuart, Duque de Huéscar, y Sofía Paluzuelo, ni Sofía ni Alfonso, que asistieron como invitados, se saludaron públicamente. Unos días más tarde, la periodista Beatriz Cortázar aseguró que la “amistad entrañable” ente ambos “había llegado a su fin”. También insinuaba Cortázar que esta relación no hacía ninguna gracia en la Casa Real y que exigían a la Reina Emérita mantener “un perfil bajo”. Algo innecesario, porque esa es la tónica habitual en la vida actual de doña Sofía.

Sofía de Grecia, Reina consorte de España durante 39 años, cumplirá 80 el próximo 2 de noviembre siendo el miembro de la Casa Real con más popularidad a pesar, o gracias precisamente, a su “perfil bajo”. Una mujer que ha optado por la discreción ante las polémicas que han rodeado a la Familia Real y que, parece, no encontrar un hueco en la corte de su hijo Felipe VI.

COMPARTIR: