25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Todos los protagonistas de la farándula fueron analizados por él y entre sus grandes amigas estaban Montserrat Caballé, Nati Mistral y Lola Herrera

Jesús Mariñas: Así se convirtió un niño gallego en el cronista social más cáustico del país

Jesús Mariñas.
Jesús Mariñas. / El popular periodista ha fallecido a los 79 años.
El periodista Jesús Mariñas falleció este martes 10 de mayo a los 79 años, en Madrid. Conocido como uno de los referentes de la prensa rosa nuestro país, el comunicador coruñés sufría un cáncer de vejiga contra el que luchaba desde octubre de 2021. Unos meses antes publicó un libro de memorias donde hacía lo que mejor sabía: pasar revista a toda la vida social española de las últimas décadas. Políticos, artistas o aristócratas, nadie se libró de su afilada pluma.

Jesús Mariñas se convirtió por derecho propio en la pluma más afilada del reino. Del Rey, incluido, hacia abajo no se libra nadie de sus crónicas llenas de adjetivos. Practicaba el gallego el periodismo de una forma que hoy, cuando las empresas quieren a sus trabajadores atados a una silla frente a un ordenador en las redacciones, sorprende y genera envidia: ir a los sitios y contar lo que se ve. Sin más. 

Consiguió en sus crónicas hacer retratos del país y de su clase ociosa y describir en apenas breves pinceladas a los personajes que triscaban por el solar patrio. Las folklóricas, los aristócratas o 'las señoras de' eran el objetivo de sus dardos. De adhesiones inquebrantables, sus grandes amigas fueron Lola Herrera, Nati Mistral y Montserrat Caballé. Y es que el mundo de la cultura, en especial el del cine, el teatro y la ópera no tenían secretos para él. Era capaz de analizar la calidad artística de un filme y contar que la primera actriz había tenido un affaire con un técnico en un mismo texto. 

Nacido el 3 de octubre de 1942 en A Coruña, Jesús Pérez Mariñas era hijo de una mujer de familia bien venida a menos y nunca tuvo el apellido de su padre porque estaba casado con otra. Su abuelo materno, Lino Pérez, llevó los teatros más importantes de la ciudad gallega a principios del siglo XX y por ellos pasaron las artistas más importantes del momento como Pastora Imperio o Raquel Meller

Con Rocío Jurado, Rosa Benito y Amador Mohedano. 

Siendo un adolescente entró como botones en El ideal gallego y ascendió a responsable de redacción. Se convirtió en lo que él llamaba "merodeador de camerinos". Cada estrella que pasaba por la ciudad gallega era entrevistada por Jesús Mariñas. Así conoció a Carlos Larrañaga y a su madre, María Fernanda Ladrón de Guevara. Gracias a ella pudo entrar en la Prensa del Movimiento que controlaba más de cincuenta cabeceras. Primero lo hizo en el diario Mediterráneo de Castellón y luego en La Prensa de Barcelona donde coincidió con Maruja Torres

Fue en la Ciudad Condal donde comenzó a practicar su peculiar forma de entender la crónica de sociedad en publicaciones como Garbo, Pronto o Semana. Luis del Olmo decidió trasladar su forma de trabajar a la radio y durante quince años sus comentarios aparecían junto al locutor leonés en Protagonistas. A finales de los ochenta fue despedido del célebre programa de radio. La polémica entre del Olmo y Mariñas tuvo como protagonista a una mujer: Carmen Romero. Según "cantaría" Jesús en su libro de memorias (Jesús por Mariñas. Memorias desde el corazón (Esfera de los Libros, 2021), el motivo estuvo en las presiones de la mujer del entonces presidente del Gobierno, Felipe González. 

En los años ochenta fichó por la revista Época donde la crónica a dos páginas "La vida en rosa" se convirtió en la sección más leída de la prensa española. Desde esas páginas narró los secretos de Julio Iglesias (al que le había unido una amistad), Isabel Preysler o Rocío Jurado, con quien también tuvo algunos encontronazos. Desde su sección se convirtió en el cronista de los escándalos sexuales que a finales de los años 80 y principios de los 90 tenían como protagonistas a importantes empresarios y políticos: La unión de Boyer con Preysler, la relación de Alberto Cortina y Marta Chávarri o el lío del presidente del Senado, José Federico de Carvajal con sus secretaria Elena Boyra. En 2000 fichó por la revista Tiempo a donde se llevó su sección. Desde dos años antes también firmaba en La Razón

Sin duda, fue la televisión lo que más popularidad le dio. Aunque hizo sus pinitos como reportero en el programa Cosas (1980-1982), se asentó en el medio gracias a María Teresa Campos en TVE. Siguió a la malagueña en su periplo por varias cadenas, de Telecinco a Antena 3. El gran éxito llegó con Tómbola (1997-2004), el programa que revolucionó la forma de hacer el corazón en la pequeña pantalla. 

Casado desde 2016

En su reciente libro de memorias, Jesús no sólo repasaba a través de sus vivencias la historia del teatro, el cine, la política y la sociedad de las últimas seis décadas. También hablaba de su vida sentimental. 

Confesó sus historias de amor con el periodista José María Comesaña, con el actor Vicente Parra, con el bailarían Rafael Amargo y con polémico Ricardo Boffill Jr. En 2016 se casó con el fotógrafo venezolano Elio Valderrama. Se unieron después de más de veinte años de relación sentimental. Ha sido su viudo quien ha ido informado de la evolución de su cáncer de vejiga. Una enfermedad que se ha llevado al hombre que reinventó la forma de hacer crónica de sociedad en España.  

COMPARTIR: