14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Infanta Cristina y todos sus nietos la arroparon en un día especialmente mediático para ella

La Reina Sofía consiguió su mejor regalo de cumpleaños al dar una imagen de unidad de la Familia Real

Doña Sofía y Don Juan Carlos a su llegada al Teatro Real
Doña Sofía y Don Juan Carlos a su llegada al Teatro Real / Bernardo Paz
Los 80 años de la Reina Sofía se celebraron por parte de la Casa Real trasladando una imagen de unidad como hacía años que no se veía en la familia del Rey. A pesar de las públicas tensiones entre los diferentes miembros y el perfil bajo de la Reina griega de España en la corte de su hijo Felipe VI, durante unas horas pareció que el pasado se había hecho presente y que tiempos más tranquilos, al menos en lo mediático, habían vuelto

La jornada de celebraciones empezó con un almuerzo en Zarzuela tras la que se tomó la imagen de rigor. La primera desde 2011 en la que estaban todos, salvo una ausencia notable, la de Iñaki Urdangarín que cumple condena por el Caso Noos en la prisión abulense de Brieva. Sí estuvo la Infanta Cristina que se fotografió por primera vez desde estallar el citado caso en la residencia del Jefe del Estado y con los actuales Reyes, que habrían aceptado ese posado por contentar a la cumpleañera.

La Reina Sofía con sus tres hijos y todos sus nietos (Bernardo Paz)

Más allá de las fotos asistieron al almuerzo otros miembros del círculo cercado a los royals: las hermanas del Rey Emérito las Infantas Pilar y Margarita, ésta última con su marido Carlos Zurita, que siempre han tenido una relación distante con su cuñada; Simeón de Bulgaria y Margarita Gómez Acebo y los sobrinos de la Reina Pablo y Alexia de Grecia. Éstos últimos fueron, junto a la omnipresente Princesa Irene, fueron los únicos miembros de la familia real griega. El ex Rey Constantino II no asistió al cumpleaños de su hermana por motivos de salud. Este empeoramiento del hermano de doña Sofía, fue también lo que alegaron Pablo de Grecia y su mujer Marie Chantal-Miller. En la mente de todos, sin embargo, estaba el tweet que Marie-Chantal publicó contra la Reina Letizia tras el conocido incidente entre ella y su suegra en la catedral de Palma de Mallorca en Semana Santa.

Concierto en su honor

Tras la comida, la Reina asistió a un concierto en Escuela de Música que lleva su nombre y que preside Paloma O’Shea, viuda de Emilio Botín. Una de las grandes pasiones de doña Sofía es la música clásica. Al concierto acudió acompañada por el Rey Juan Carlos I, una imagen poco habitual en los últimos tiempos. La Orquesta Sinfónica de dicha escuela interpretó, bajo la dirección de Plácido Domingo, el concierto de Brandemburgo núm. 6 en si bemol mayor BWv 1051 de Johann S. Bach y la sinfonía núm. 7 en la mayor.

Paloma O’Shea recibiendo a los Reyes Eméritos (Bernardo Paz)

En este concierto tan especial acudieron multitud de personalidades destacadas. Pilar de Borbón, hermana del rey Juan Carlos; el político Alberto Ruiz Gallardón y su mujer; la Reina Noor de Jordania, una de las grandes e íntimas amigas de la Reina y la última emperatriz de Irán Farah Diba, que siempre ha agradecido los Reyes Eméritos su trato para con ella y su difunto esposo, el Sha de Persia, cuando tuvieron que partir al exilio en 1979.

La última emperatriz de Irán Farah Diba

La Escuela de Música Reina Sofía, cuya presidencia de honor ostenta Su Majestad la Reina Doña Sofía, es uno de los cuatro programas a través de los cuales la Fundación Albéniz desarrolla su actividad, junto con el Concurso Internacional de Piano de Santander Paloma O'Shea, el Centro de Archivos y Documentación Albéniz, y el Encuentro de Música y Academia de Santander.

COMPARTIR: