02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hermana de Felipe VI, tras alejarse de Urdangarin,sigue en Ginebra en la Fundación Aga Khan donde recaló en 2016 al dejar La Caixa por el caso Nóos

La otra vida de la Infanta Cristina de Borbón tras cumplir 57 años

La Infanta Cristina cumple 56 años.
La Infanta Cristina cumple 56 años. / Este cumpleaños es el primero desde que se conociera su separación matrimonial.
La Infanta Cristina cumple 56 años, su primer cumpleaños desde que se conociera su separación de Iñaki Urdangarin el padre de sus hijos, siguiendo con su vida discreta en Ginebra (Suiza) donde vive debido a su trabajo en la Fundación Aga Khan, el trabajo que ha encontrado tras perder su puesto en La Caixa en medio del escándalo del Caso Noos por el que llegó a ser imputada en 2016 y luego desimputada.

La Infanta Cristina cumple el 13 de junio 56 años. Es su primer cumpleaños desde que se conociera el fin de su matrimonio con Iñaki Urdangarin. La hija mediana de Juan Carlos I arrancó el año 2022 con las fotos de su todavía marido con su nueva pareja Ainhoa Armentia y se hacía así de conocimiento público que el matrimonio estaba roto y que el exduque de Palma había iniciado una nueva etapa en su vida. 

Tras publicarse la portada la pareja tuvo una reunión en Ginebra (Suiza) donde vive la exduquesa trabajando para la Fundación Aga Khan. Emitieron en ese momento un comunicado confirmando la separación. "De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin", rezaba el escueto comunicado que ponía fin a casi un cuarto de siglo de unión matrimonial. 

La relación con Ainhoa Armentia hecha pública mediante unas fotos en la revista Lecturas fue la bomba que puso fin a este matrimonio. La pareja se conoció en el despacho Imaz&Asociados, lugar donde Urdangarin ejerce de consultor desde que recibió el tercer grado en el año 2020. Aunque se ha dicho que Ainhoa Armentia trabaja como abogada, según la información obtenida por elcierredigital.com, la alavesa es, en realidad, analista contable y se dedica a ofrecer servicios de asesoría y auditoría en el mismo bufete de abogados.

Imaz&Asociados, lugar de trabajo de Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia en Vitoria.

Las investigaciones del Elcierredigital.com abalan que los habían visto juntos practicando deporte. Según éstas misma fuentes se ha podido observar a la pareja haciendo footing por la Ruta de la Senda, un paseo peatonal que comienza en la emblemática Plaza de la Virgen Blanca de Vitoria, pasa por el Parque de la Florida y acaba en la Basílica de San Prudencio, en Armentia. Los vecinos también han visto a la pareja de camino al trabajo “ella con abrigo largo, y él, con una bicicleta y vestido de trabajo”. Tras el anuncio de ésta relación parece que ambos han desaparecido de las redes sociales, que han sido eliminadas.
 

En Vitoria era habitual encontrar a la pareja de Iñaki y Ainhoa paseando o tomando algo en alguna terraza del centro de la ciudad. Al parecer, se les ha podido ver juntos en distintas ocasiones en la terraza del Restaurante Xixilu, cerca de la Plaza de Amarica. Además, según cuentan los vecinos de la capital vasca, acostumbran a cenar en el restaurante Sagartoki y también frecuentan el Asador Orio, muy conocido por su besugo y cercano a la residencia de Urdangarín. 

Una historia de amor en toda regla que ha provocado el fin de un matrimonio por el que siempre apostó la Infanta Cristina contra viento y marea incluso enfrentándose a la Casa Real. 

Una Infanta en el banquillo

Cristina de Borbón y Grecia nació el 13 de junio de 1965, fueron sus padrinos de bautismo Alfonso de Borbón-Dampierre y la Infanta María Cristina de Borbón. Durante sus años de formación fue el miembro más discreto de la Casa Real. Estudió ciencias políticas en la Universidad Complutense, lo que la convirtió en la primera Infanta de la historia con un título universitario. 

La Infanta Cristina en el banquillo. 

En 1993 comenzó a trabajar en La Caixa. Cuatro años después, el 4 de octubre de 1997 se unió en matrimonio a Iñaki Urdangarin. Con él vivió años en los que eran la pareja favorita de la monarquía española hasta que en noviembre de 2011 estalló el Caso Noos que hizo que Cristina acaba imputada en 2016 para luego dejar de serlo. Un asunto, el de su imputación, que se convirtió en un tema de Estado. La imagen de la hermana de Felipe VI declarando ante el tribunal dio la vuelta al mundo. 

Durante todo lo que duró el escándalo la Infanta Cristina fue apartada por su hermano de la Casa Real y le fue retirado el Ducado de Palma. Ella se mantuvo al lado del exjugador de balonmano, el padre de sus cuatro hijos, todo el tiempo e incluso, antes de la  concesión del tercer grado, se especulaba con al posibilidad de que la pareja incluso se trasladase a Portugal donde ella trabajaría en la sede que tiene la Fundación Aga Khan allí. 

Sin embargo, el matrimonio no ha sobrevivido a la intención de Urdangarin de iniciar una nueva vida junto a Ainhoa Armentia. No era esta la primera vez que en el matrimonio y la relación entre Cristina de Borbón e Iñaki había terceras personas o en todo caso rumore que hablaban de la vida paralela del entonces duque consorte. 

Las relaciones amorosas de Iñaki Urdangarin

Nos remontamos a 1996, cuando Cristina de Borbón coincidía con el deportista de élite Iñaki Urdangarin, que celebraba con sus amigos una fiesta tras los Juegos Olímpicos de Atlanta en el restaurante que regentaba en Barcelona, El Pou. 

Su noviazgo permaneció en secreto durante un año mientras Iñaki permanecía con su pareja de siempre, la empresaria catalana Carmen Camí Solsona, que supo de su relación con la hija del rey Juan Carlos cuando la prensa lo hizo público. El 4 de octubre de 1997 se celebró la boda de la infanta con el deportista por todo lo alto en Barcelona, recibiendo el título de duques de Palma. Fruto del matrimonio nacieron JuanPabloMiguel e Irene.

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin en su boda.

Todo parecía ir bien para la familia hasta que las cosas se torcieron: empezaban a salir informaciones sobre sus desmanes económicos con la empresa de la que Iñaki Urdangarin era socio fundador –Nóos Consultoría Estratégica– y llegó la mudanza a Washington DC de la familia. El entonces duque de Palma y su socio en el Instituto Nóos, Diego Torres se embolsaron de esta entidad un total de 5,6 millones de euros a través de mercantiles de las que eran propietarios y administradores.

El procedimiento judicial al que fue sometido Urdangarin hizo que la revista Interviú sacara a la luz en marzo de 2012 una supuesta infidelidad a la infanta Cristina con una mujer rusa, que según se informaba era "guapa, pudiente y con un marcado interés por acercarse al duque de Palma". Se trataba de una filtración del CNI, que investigaba a la mujer rusa como posible espía del KGB, para intentar provocar la ruptura de la Infanta con él. Sin embargo, a pesar de todo, Cristina le perdonó esta infidelidad.

COMPARTIR: