26 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hermana de Carlos-Hugo, el candidato carlista al trono de España, tenía 86 años cuando la enfermedad la sorprendió en su domicilio de la capital gala

La vida de María Teresa de Borbón-Parma: 'La princesa roja' prima de Felipe VI, fallecida en París por el Covid-19

María Teresa Borbón-Parma.
María Teresa Borbón-Parma.
La realeza tiene una nueva víctima entre la realeza a causa del coronavirus. María Teresa de Borbón falleció este jueves en París a los 86 años de edad, a causa de las complicaciones derivadas de la pandemia del COVID-19. El triste fallecimiento de la prima del Rey Felipe VI, conocida como la 'princesa roja', ha sido anunciado por su hermano Sixto Enrique en su cuenta de Facebook.

Que el Covid-19 no entiende de clases sociales es una evidencia. Varias casas reales se han visto afectadas por esta pandemia como los Carlos de Habsburgo-Lorena, Carlos de Inglaterra o Alberto de Mónaco. Tampoco este virus hace distinciones entre ramas oficiales o colaterales en cuestiones de accesos al trono. Así, este jueves 26 de marzo fallecía en París víctima del coronavirus María Teresa de Borbón-Parma, tía del actual pretendiente carlista al trono de España, Carlos-Javier de Borbón-Parma y Orange-Nassau.

María Teresa tenía 86 años y en nuestro país fue conocida durante muchos años como 'la Princesa Roja’. Este sobrenombre se lo ganó por su militancia antifranquista. Su hermano Carlos-Hugo de Borbón-Parma consiguió en los años de la Transición lo que parecía algo imposible, aunar posturas políticas como el carlismo y la izquierda.

Carlos-Hugo jugó durante años al despiste sobre sus derechos al trono. Aseguró acatar la Ley de Sucesión de Franco de 1947 en virtud de la cual el futuro Rey de España podría ser elegido de forma discrecional por el dictador. Franco utilizó la figura de Carlos-Hugo, al igual que la de Alfonso de Borbón, para poner nervioso a Juan Carlos I que, finalmente, se llevó el trono o el gato al agua.

Carlos Hugo y María Teresa en los años cincuenta. 

En los años sesenta Carlos-Hugo se movió muy bien a nivel propagandístico. Su gran golpe maestro fue casarse con una princesa de una Casa Real en ejercicio, Irene de Holanda, que para poder casarse tuvo que convertirse el catolicismo con el consiguiente escándalo en su país donde la familia real es calvinista.

Tuvo también que renunciar a su derecho al trono y su conversión al catolicismo, escondida en la basílica de los Jerónimos de Madrid, fue un scoop mundial conseguido por Jaime Peñafiel para la revista ¡Hola!. Los servicios de información españoles se vieron en la necesidad de seguir los pasos de la joven pareja en nuestro país por orden del almirante y jefe del Gobierno franquista Luis Carrero Blanco, quien intentaba evitar problemas con el gobierno holandés.

Finalmente, Carlos-Hugo fue expulsado de España por su actividad policía y se volvió de izquierdas. En los años de la Transición llegó a ser diputado, pero pronto su nombre se perdería en el olvido. Perdió su carrera política, su trono y su ‘reina’ ya que su mujer decidió seguir el consejo de María Jiménez pensando aquello de que es mejor un dentista que un príncipe y se unió a un odontólogo estadounidense.

María Teresa, su sombra

Al lado de Carlos-Hugo siempre estuvo su hermana María Teresa. Nacida el 28 de julio de 1933, María Teresa era hija del entonces infante Francisco Javier de Borbón y Braganza, príncipe de Parma y de Plasencia, que se reivindicaba como heredero legítimo de la corona española, y de Magdalena de Borbón Busset.

En noviembre de 1975 participó en un debate de la televisión francesa junto al escritor entones exiliado José Luis de Vilallonga y el líder del entonces ilegal Partido Comunista Santiago Carrillo. Tanto el líder del PCE como la princesa auguraron que el sucesor de Franco duraría poco y adjudicaron al elegido el nombre de Juan Carlos I ‘El Breve’. Años más tarde el líder comunista Santiago Carrillo fue uno de los hombres clave de la Transición y Vilallonga biógrafo del Rey Juan Carlos de Borbón. Sólo María Teresa no tendría hueco en la monarquía de Juan Carlos I, por decisión de la Casa del Rey.

Licenciada en Ciencias Políticas, en la Universidad de La Sorbonne de París, fue el gran apoyo de su hermano en la intención de modernizar el carlismo, lo que les enfrentó a su otro hermano Sixto-Enrique, partidario del tradicionalismo. Las facciones carlistas protagonizaron un enfrentamiento sangriento en Montejurra (Navarra) en 1976, siendo uno de los sucesos más luctuosos de la Transición.

María Teresa de Borbón-Parma en los años sesenta. 

Era presidenta de la Fundación CIVIS y conocida sobre todo por su defensa de la evolución de la mujer en los países árabes y por, como muchos carlistas, su lucha a favor de los que ella denominaba ‘presos políticos’, los líderes del independentismo catalán.

Ahora su nombre se une a lista trágica de la realeza europea que cuenta ya varios integrantes entre sus víctimas a causa del coronavirus. María Teresa de Borbón falleció a los 86 años de edad. Se va la desterrada prima del Rey Felipe VI, conocida como 'la Princesa roja', una mujer apartada en su día de la monarquía española por decisición de su tío Juan Carlos I de Borbón. 

COMPARTIR: