08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nacida en 1952, al igual que la cantante española tuvo un pasado como niña prodigio en el cine, aunque ahora este parlamentaria en al país asiático

La historia de Vilma Santos, la hoy poderosa política filipina que fue la amante de Junior estando con Rocio Dúrcal

Vilma Santos.
Vilma Santos.
Vilma Santos, la estrella por antonomasia del cine filipino, y hoy dedicada a la política estuvo a punto de causar una de las rupturas de una de las parejas más sólidas y queridas del mundo del espectáculo patrio, Rocío Dúrcal y Junior. En 2008, dos años después de fallecer la Señora de la Canción, el artista hispano-filipino publicó un libro de memorias donde narraba esta parte de su vida matrimonial provocando un gran disgustos entre sus tres hijos.

Rocío Dúrcal y Antonio Morales Junior formaron durante años una de las parejas más admiradas y estables del mundo del espectáculo. A la muerte de la recordada cantante en marzo de 2006, le siguió una batalla entre Junior y sus tres hijos, Carmen, Antonio y Sheila, por flecos poco claros del testamento de la Señora de la Canción, como la conocían en América.

Antonio Morales Junior publicó dos años después sus memorias dictadas a la periodista Eva Celada. En Mucho antes de dejarme, el artista narró un episodio que estuvo a punto de romper su matrimonio y que molestó enormemente a sus hijos. Junior confesaba una infidelidad que tuvo lugar en 1978. La pareja de aristas vivía un momento extraño en su trabajo y su relación. Rocío estaba empezando a triunfar al otro lado del Atlántico con las rancheras compuestas de Juan Gabriel, mientras que Antonio había vuelto a su país de origen, Filipinas, para trabajar como actor y cantante.

En el rodaje de uno sus films en la antigua colonia española, conoció a la estrella por excelencia del cine filipino Vilma Santos. Entre ambos surgió una relación amorosa más allá de las pantallas. El rodaje de uno de los tres films coincidió con diciembre del 78 y, Rocío Dúrcal, intuyendo que algo pasaba, decidió bajar desde México hasta Manila. Cogió un avión el día 23 y aterrizó en las Islas Filipinas el 25 de diciembre.

Junior y Rocío Dúrcal. 

La llegada de Marieta, como la conocían, sus íntimos, acabó con el affaire de su marido y el matrimonio decidió repartirse las tareas. Junior aparcó una carrera artística que, aunque en Filipinas era exitosa, ya no lo era en España y se encargó desde ese momento de los hijos mientras Rocío continuó con su triunfante carrera musical en toda América.

De niña prodigio a gobernadora

¿Pero quién es Vilma Santos, la mujer que casi provoca el fin del matrimonio? Rosa Vilma Santos comenzó como actriz infantil, al igual que Rocío Dúrcal, a la edad de 9 años en Trudis liit (1963). Santos, es conocida como ‘La reina del cine filipino’, de hecho es la única actriz que ha ganado tres años consecutivos como mejor interprete femenina en los premios Urian, que otorgan los críticos del país asiático, por sus actuaciones en Relasyon (1982), Broken Marriage (1983) y Sister Stella L.(1984).

También es actualmente también la actriz más premiada en los galardones de la Academia Filipina de Artes y Ciencias Cinematográficas (Premios FAMAS) con 6 premios (5 a mejor actriz, y uno como mejor actriz infantil), un Premio del Salón de la Fama, dos premios de los Círculos de Excelencia, un Premio a la Trayectoria y otras 9 nominaciones. También atesora el récord de tener la serie más larga de nominaciones consecutivas de FAMAS: 12 desde 1977 hasta 1989. Esto la convierte en la actriz más galardonada del cine filipino junto con Nora Aunor, otra estrella local.

Junior y Vilma Santos. 

En cuento a su vida personal, estuvo casada con el actor estadounidense Eduardo Manzano, con quien tiene un hijo llamado Luis Philip, también actor. El nacimiento de su hijo le dio más popularidad y suerte; la razón por la que ella lo llama "Lucky". Varios años después, su matrimonio con Eduardo Manzano terminó en divorcio. A mediados de los 90, tuvo lugar su segundo matrimonio con un político bien posicionado económicamente, Ralph Right, que ahora es senador. De este matrimonio nació, Ryan Christian.

Vilma saltó a la arena política cuando ganó en las elecciones locales como alcaldesa de la ciudad en la que residía con su marido, Lipa, capital de la región de Batanga. Muchos la han acusado de practicar cierto populismo y usar sus recursos de showoman en las distintas campañas electorales.

Fue al primer edil de Lipa desde 1998 hasta 2007. Desde ese año hasta 2016 fue Gobernadora de Batanga. Desde ese momento ocupa un puesto en la Cámara de Representantes, la Cámara Baja de su país. La sombra de la corrupción, como a muchos políticos del país, le ha perseguido sin que nadie aportase ninguna prueba. Sí que ha dado pruebas de dar bandazos ideológicos cambiando sus posiciones sobre temas como el matrimonio Gay, el aborto o la religión. De hecho, comenzó su trayectoria en el partido Lakas-CMD, de tendencia conservadora para pasar luego al Partido Liberal y recabar en la actualidad en Partido Nacionalista Filipino. A pesar de las ideologías en 2010 interpretó para una película a Corazón Aquino, ex presidenta del país y símbolo de la represión de la dictadura de Ferdinald Marcos.

COMPARTIR: