22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Impulsor de la carrera de su hijo, tras divorciarse de Carmen Bazán en 2003 empezó su periplo por platós y se le conoció como 'el Tigre de Ambiciones'

Fallece Humberto Janeiro, el patriarca de la saga de Ubrique e impulsor de la carrera de Jesulín

Humberto Janeiro
Humberto Janeiro
Humberto Janeiro falleció en la tarde del domingo 9 de agosto a los 76 en el Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz) después de varios días ingresado por complicaciones derivadas de la diabetes que padecía. El padre del torero Jesulín de Ubrique fue el gran impulsor de la carrera de éste. Con el discurrir de los años se convirtió en un personaje fundamental para la prensa del corazón protagonizando romances y polémicas e, incluso, intentando triunfar como pintor.

Finalmente, el domingo 9 de agosto se cumplieron los peores augurios y falleció Humberto Janeiro, padre del torero Jesulín de Ubrique. La muerte se ha producido por las complicaciones motivadas de la diabetes que padecía. Unos días antes un shock séptico le había provocado un fallo multiorgánico, que le mantuvo ingresado en la UCI del Hospital de Jerez.

El patriarca de la familia Janeiro se encontraba hospitalizado desde el pasado 16 de julio. Humberto sufría unas úlceras en los pies, que requerían de cuidados diarios, debido a un padecimiento crónico de diabetes. Aunque inicialmente, no había mayor problema, a las ulceras le siguió una importante desmejora en su cuadro de salud. 

En los últimos años había optado por estar en un discreto segundo plano junto a su pareja Camila Naranjo. Sin embargo, hubo un momento en el que fue uno de los personajes más cotizados en el mundo rosa. Antes de eso, Humberto fue el patriarca de la saga Janeiro en el más estricto sentido del término.

Muchos aseguran que no se pude explicar el éxito de Jesús Janeiro Bazán, Jesulín de Ubrique para los carteles, sin la intervención de Humberto Janeiro.  Empresario del sector, tuvo un importante problema económico cuando contrató para una gala a Rocío Jurado y tuvo que desembolsar el caché a pesar de que la actuación no se llevó a cabo por la suspensión de la feria donde iba a tener lugar. Para poder pagarla, Jesulín de Ubrique se lanzó a los ruedos con sólo 14 años.

Jesulín con su padre Humberto Janeiro. 

Siempre con la figura de su padre detrás, Jesulín se convirtió en un auténtico ídolo de masas que protagonizó además singulares experiencias, como llenar plazas de toros con corridas a las que solo se daba acceso a las mujeres. El torero era todo un fenómeno mediático y, por contagio, empezaron a serlo también sus familiares.

El matrimonio de los padres del torero, Humberto Janeiro y Carmen Bazán, comenzó a ser objetivo de las revistas del corazón y las infidelidades de éste eran retratadas por los medios. Finalmente, en 2003 llegó el divorcio y comenzó así la carrera mediática del que pasó a ser conocido como ‘el tigre de ambiciones’. Sus ligues con mujeres, sus ataques a Belén Estaban (la primera y mediática expareja de Jesulín) y sus enfrentamientos con periodistas le dieron más fama casi que a su hijo.

En esos años se habló de que la ruptura entre padre e hijo se debió a que le diestro descubrió que su padre no habría administrado de forma leal sus bienes. En esos años incluso intentó triunfar como pintor contemporáneo pero la sombra del montaje siempre planeó sobre sus obras que llegó a presentar en alguna exposición. También publicó unas memorias por entregas para la revista Qué me dices que redactó María Patiño. Las revelaciones sobre su pasado no gustaron nada a Jesulín que ya entonces vivía alejado de los medios de comunicación. En esos años la situación económica del patriarca del clan no era boyante.

Mucho se habló en esos años de su relación con la mujer de su hijo, María José Campanario. Lo cierto es que cuando la alicantina se vio implicada en la conocida como ‘Operación Karlos’ de fraude a la Seguridad Social, se vinculó a Humberto con uno de los personajes de la trama, como José Luis López conocido como ‘El Turronero’. Según publicó en su momento el diario Extraconfidencial.com Humberto compartió con este polémico personaje una sociedad limitada llamada Sierratauro, constituida en 2002 y con ventas cercanas al millón de euros. Como único accionista de dicha sociedad figuraba Gestión Inmobiliaria Ubriqueña SL, administrada por José Luis López. Esta empresa, destinada a labores empresariales, constaba a su vez como accionista del 40 por ciento del Centro Médico Nuestra Señora de los Remedios. Sorprendentemente, esta empresa, que inició sus cuentas el 31 de diciembre de 1998, tenía como objeto social la prestación de servicios médico-sanitarios en general.

Camila Naranjo, la última compañera sentimental de Humberto Janeiro. 

Con los años la tranquilidad pareció instalarse en la vida de los Janeiro-Bazán que desde entonces intentaron llamar la atención. Incluido el propio Jesulín de Ubrique que cada vez estaría más frío con la prensa. También Carmen Janeiro ‘la Jesulina’ dejó sus veleidades como modelo para iniciar una relación con el millonario Luis Masaveu. Ahora el clan Janeiro, disperso desde el divorcio de sus padres hace 17 años, ha perdido a su patriarca. Un pícaro empresario andaluz que supo negociar como nadie en el proceloso mundo de las exclusivas rosas y que, al final de sus días, encontró la estabilidad sentimental con Camila Naranjo, una de aquellas mujeres con las que se paseó por las portadas tras su ruptura con Carmen Bazán. Una mujer que se ha quejado de los hijos de su novio no le han dado su lugar. Dicen que entre la ‘viuda’ de Humberto y sus cuatro hijos puede haber problemas que se salden, otra vez, en los platós. Así las cosas, ‘el Tigre de Ambiciones’ promete seguir rugiendo después de muerto.

COMPARTIR: