16 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una sevillana 27 años más joven que el ex banquero le ha dado la alegría de vivir

La nueva vida de Mario Conde: lejos de sus problemas judiciales y enamorado de su nueva chica Pilar Marín

El ex banquero Mario Conde está viviendo una nueva etapa vital. Tras saber el pasado mes de octubre que se salvaba de nuevo de la cárcel, Conde parece haber encontrado de nuevo la felicidad en el plano sentimental.

El juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional notificó el archivo de la causa contra él, en la que se acusaba al ex presidente de Banesto de los delitos de blanqueo, delito fiscal y organización criminal. El juez Santiago Pedraz estimó en su auto que el dinero por el que se le acusaba de blanqueo, tras las investigaciones y comisiones rogatorias pertinentes a Suiza, Luxembugo y Reino Unido había llegado a sus cuentas antes de ostentar la presidencia del Banco Español de Crédito, en contra de las primeras investigaciones que indicaban que el dinero opaco provenía de apropiaciones indebidas durante su etapa en Banesto. Quedaba así libre en la denominada policialmente “Operación Fénix” por el mismo juez que le envío a prisión en 13 de abril de 2016.

Pilar Marín / Facebook

Ahora, el ex banquero libre al fin de sus problemas con la justicia parece vivir una etapa de resurgir. Sobre todo, en lo íntimo. Hace unos días El Cierre Digital desvelaba quién es la nueva ilusión sentimental de Conde que siempre ha destacado por dosificar la información sobre su vida. El ex banquero mantiene desde hace más de un año una relación sentimental de la que solo había dado algunas pistas. Durante una entrevista en el programa de Intereconomía Doce mujeres sin piedad, al ser preguntado sobre si estaba enamorado de nuevo, Conde dijo que tenía una relación, que la mujer se llama como su madre y es de Marín (Pontevedra). Una forma de decir sin decir. Ya que la madre de Conde se llamaba Pilar, igual que su actual novia, que además se apellida Marín, como el pueblo pontevedrés. Solo hace un mes el periódico Libertad Digital publicaba una foto de la pareja poco clara y sin explicar quién era ella, lo mismo que ocurría en un crítico artículo de José de Santiago en La Razón. 

Pilar Marín, nueva pareja de Mario Conde / Facebook 

Pilar Marín, la nueva pareja del ex banquero, tiene 43 años y finalizó su último trabajo conocido, como comercial de una cadena hotelera, hace tres años. Es 27 años más joven que el expresidente de Banesto, que ya ha cumplido los 70. Pilar estudió en el colegio Buen Pastor y en la Universidad de la ciudad hispalense.

Quienes la conocen la describen como una “mujer alegre y divertida” que se deja ver junto a Conde por la jaranera calle Arenal de Sevilla, una de los epicentros de la noche sevillana. “Es muy del flamenquito y de palmas, le gusta mucho la feria”, afirman a nuestro periódico personas próximas al entorno de Pilar Marín.

Mario Conde y Pilar se conocieron en una fiesta en la finca Los Carrizos, situada en la provincia de Sevilla, que en su día estuvo rodeada de polémica por las subvenciones que el ex banquero habría cobrado de la Unión Europea por sus plantaciones de olivos. Conde vendió la finca en 2016.

Pilar Marín. Fuente: Facebook

La relación entre Mario y Pilar es muy pasional, aunque prefieren mantenerla fuera de los focos. El exbanquero ha publicado fotos de ambos juntos en sus redes sociales en contadas ocasiones, aunque siempre sin aclarar qué relación tienen. Conde pasa la mitad de la semana en la ciudad hispalense en la casa de su novia, con la que este verano visitó Vejer de la Frontera (Cádiz) y la Rivera Sacra, en Galicia.

Personas del entorno del banquero consideran, sin embargo, que la relación está marcada por el carácter volcánico de ambos. “Se les ha visto montando broncas en cenas. Tanto él y como ella son muy celosos y enseguida elevan el tono”, aseguran a El Cierre Digital fuentes cercanas al entorno del banquero. “Sus hijos y amigos no están contentos con esta relación y consideran que Pilar no es la mujer adecuada para Mario, que no es el perfil habitual en él, no en el sentido físico, sino con respecto al comportamiento”, nos apuntan.

Los amores de Conde

La vida sentimental de Mario Conde siempre ha despertado el interés de los medios de comunicación debido al aura de glamour que le ha rodeado durante años. Además, su atractivo físico le ha convertido durante años en uno de los hombres más deseados por las españolas. A pesar de esto, el ex banquero ha sorteado como nadie la persecución de las revistas del corazón. Durante años muchos rumores le han vinculado con todo tipo de mujeres como actrices o mujeres de la jet set. En su día, Julián Lago llegó a hablar de un romance de Conde con María Vidaurreta, en eso años aún casada con Jorge Vestrynge, entonces delfín de Manuel Fraga en Alianza Popular. El ex presidente de Banesto durante una entrevista en La noria desmintió la información de Lago asegurando que era buena pero que “se había equivocado de banquero. No era yo, era otro”.

Rumores aparte, Conde mantuvo un largo matrimonio con Lourdes Arroyo de 1973 a 2007. Su historia de amor sólo terminó con la muerte de ella tras una larga enfermedad. Tres años después, el ex banquero de Tuy se casó de nuevo, esta vez con la profesora de derecho Constitucional María Pérez-Ugena. El matrimonio acabó seis años después de forma poco amistosa. Durante meses el divorcio se dirimió en los juzgados al no estar de acuerdo María con las condiciones económicas.

Mario Conde y Juncal paseando por Astorga / Diario de León 

Tras su segundo matrimonio, Conde mantuvo amistad con una atractiva leonesa de unos 30 años de edad llamada Juncal. Durante varios meses el ex presidente de Banesto visitó en varias ocasiones la provincia del norte de España para encontrarse con ella.  Se dejaban ver por restaurantes del populoso barrio húmedo de la capital leonesa. Según nos cuenta a El Cierre Digital un testigo, en una ocasión Conde hubo de aplacar el carácter de la leonesa ante una discusión de esta con una camarera. Además de la gastronomía, Conde también disfrutó junto a Juncal de la Semana Santa de la ciudad en 2016, asistiendo a la Procesión de El Encuentro desde un balcón en la Plaza Mayor. También la pareja acudió un fin de semana de septiembre de 2016 a una cacería en la localidad de Puebla de Lillo.

La relación apenas duró unos meses y se solapó con el inicio de la relación con Pilar Marín. Conde cambió el norte por el sur y ahora se deja ver por la mítica calle Sierpes de Sevilla. Una relación que no gusta al entorno del ex banquero pero que parece haberle revitalizado.

COMPARTIR: