22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Por la mañana se publicó que cesaba la relación con su novio Timothy McKeague y por la tarde desmentía en otro periódico su ruptura sentimental

Guerra cruzada sobre Carmen Martínez-Bordiú, duquesa de Franco: ‘Lo deja’ con su novio Timothy y luego "vuelve" con él

Carmen Martínez-Bordiú y Timothy. /Extracto de la revista Hola
Carmen Martínez-Bordiú y Timothy. /Extracto de la revista Hola
Por la mañana se publicaba que, después de tres años compartiendo vida sentimental con su actual compañero, la nieta mayor del General Francisco Franco, María del Carmen Martínez-Bordiú, dejaba temporalmente su relación con el joven australiano Timothy McKeague. Sin embargo, unas horas después la propia duquesa de Franco desmentía esta información a otro digital español.

Conocida como la II duquesa de Franco, María del Carmen Martínez-Bordiú ‘huyó’ de las emociones mediáticas españolas de la capital el pasado año 2019. Pero no iría muy lejos, pues acabó residiendo cerca de Lisboa (Portugal), en la variopinta localidad de Sintra. Junto a su pareja, el joven australiano, profesor de yoga y coaching emocional, Timothy McKeague, construyeron todo un ‘nido de felicidad’ en los 600 metros cuadrados de su vivienda frente al mar.

La nieta mayor de Franco vivía un período de ensueño a sus 69 años, compartiéndolo todo con su pareja de 34 años menos, con quien llevaba ya 3 años. Sin embargo, desde hace unos pocos meses comenzaron a surgir rumores que vaticinaban una ruptura, y no ha sido hasta el pasado viernes que se ha descubierto la verdad: Carmen y Timothy lo dejan durante un tiempo.

Carmen Martínez-Bordiú.

Así al menos lo adelantaba Vanitatis, donde aseguran que se trata de una ruptura amistosa, relacionada especialmente con el deseo del joven de regresar a su país de origen, que debido a la crisis sanitaria se mantiene cerrado. Una etapa que esperan sirva de reflexión, un punto y aparte para  regresar y seguir escribiendo su historia.

Sin embargo, por la tarde El Español publicaba lo contrario: "Falso" fue la escueta respuesta que proporcionó vía telefónica cuando fue preguntada por este asunto. Además, Martínez-Bordiú aseguró a Jaleos, de El Español que "no quiere saber nada del mundo mediático" y que se encuentra "off de todo". 

Otro motivo que animó a la pareja a abandonar Madrid y mudarse a la costa portuguesa, con las esplendorosas olas del Océano Atlántico, era el surf. No en vano el municipio costero de Nazaré recoge las estampas más impresionantes del mar, con las olas más grandes del mundo. La ‘capital de las olas gigantes’ fue, de hecho, meca del surf.

La vida sentimental de la ‘nietísima ‘ de Franco

La llamada “niña” Carmen nació en el Palacio de El Pardo en 1951. Cursó el bachillerato en el Colegio de las Teresianas de Somosaguas (Madrid) y la reválida en el Colegio Lope de Vega. Pero ahí quedó todo su currículo académico. Se dedicó a la alta costura y a la cría caballar, como única salida profesional, al margen de ser la nieta preferida del General y de Carmen Polo. Carmen Martínez-Bordiú ha vivido su vida dejándose abrazar por el amor, una y otra vez. En sus 69 años ha superado varios matrimonios y unas cuantas parejas sentimentales, siendo el joven Tim la última conocida.

Con solo 21 años se casó con Alfonso de Borbón, nieto de Alfonso XIII y duque de Cádiz, primo hermano del Rey Juan Carlos, catorce años mayor que ella. Algunos rumores apuntaban a que la relación de la pareja podría haber sido convenida por la familia Franco y los Borbones para encauzar el rumbo de la "nietísima". 28 años más tarde, se separarían en un mundo en el que Franco ya había fallecido.

Boda entre Carmen Martíenez-Bordiú y Alfonso de Borbón-Dampierre.

Luego llegaría Jean-Marie Rossi, con quien se casaría civilmente en un matrimonio donde él superaba en 22 años a Carmen. Carmen encauzó su vida junto a él, con el que tuvo una hija, Marie Cynthia, que actualmente vive en París y estudia Derecho con la intención de especializarse en la rama de Criminología. Además, Cynthia trabaja esporádicamente como modelo publicitaria de conocidas marcas, entre ellas, Möet&Chandon. Sin embargo, el matrimonio entre Jean-Mari y Carmen tampoco funcionó. Tras una década junto a su pareja, el amor se esfumó de entre aquellas paredes y en 1995, se divorciaron.

Los años entrantes al nuevo siglo los pasaría con un amor de adolescente, Roberto Federici. Estarían juntos más de un lustro, aunque nunca llegaron a formalizar la relación. Entonces, en 2006, se casaría por tercer y última vez, esta vez con el exatleta  y empresario José Campos García, quien gozaría del éxito mediático que le proporcionó su matrimonio.

Campos se convertiría en el último marido de la duquesa, y también en el primero que fue más joven que ella, concretamente 13 años menor.  Sus años juntos se acabarían en 2013, época en la que empezaba a sonar con fuerza el nombre de Luis Miguel Rodríguez, también conocido como ‘El chatarrero’.

Carmen con su hija Cynthia Rossy y Benjamin Rouget.

Dueño de Desguaces La Torre y empresario del desguace, Luismi, como le llaman sus numerosos amigos que pertenecen a todo tipo de estratos sociales y económicos, es hijo de un humilde agricultor y carece de estudios más allá de los básicos, pero a Carmencita no pareció importarle mucho. Junto a él estuvo varios años “enamorada” de la inteligencia natural y de la capacidad de observación y escucha que dicen que tiene “el rey de la chatarra”, lo que le ha llevado a su éxito como empresario de este sector.

El verano del 2017 traería un calor especial a la vida de Carmen Martínez-Bordiú. Las olas del mar acercarían a un joven australiano con el que disfrutaría, primero en Madrid y luego en Portugal, de unos años de felicidad y tranquilidad, alejándose del alcance de la prensa. De hecho, haya o no ruptura la duquesa se mantendrá en su nuevo hogar costero, viviendo en el anonimato como ha elegido.

COMPARTIR: