01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de lo que argumenta su defensa, en el hecho de la residencia fiscal nunca puede existir un problema de interpretación

Los graves problemas de Shakira ante la inminente querella que interpondrá la Fiscalía por un presunto delito fiscal

Shakira se enfrentará a una querella por presunto delito fiscal de difícil defensa
Shakira se enfrentará a una querella por presunto delito fiscal de difícil defensa
En los próximos días la Fiscalía de Barcelona presentará una querella contra la cantante colombiana Shakira por un presunto delito fiscal cometido entre 2011 y 2014, años en los que la pareja de Gerard Piqué declaró que residía en las Islas Bahamas cuando lo hacía en España

El ministerio público ha comunicado ya a la defensa de la cantante que archiva el escrito de alegaciones presentado para demostrar que Shakira no había defraudado al fisco, por lo que en las próximas semanas se querellará contra ella por delitos contra la Hacienda Pública.

La Agencia Tributaria envió el pasado mes de enero a la Fiscalía una denuncia por un presunto delito fiscal durante cuatro ejercicios, del 2011 al 2014. Shakira empezó a tributar correctamente en España en el año 2015, el mismo ejercicio en el que fijó su residencia en la flamante vivienda de 700 metros cuadrados construidos y 1.000 metros de jardín que, junto a su pareja Gerard Piqué, adquirió en la urbanización Ciudad Diagonal.

Según Hacienda, la residencia fiscal efectiva se produjo mucho antes y para constatar este hecho comprobó incluso la contratación por parte de Shakira de diferentes servicios personales, como seguridad y escoltas, que ratificarían que ha pasado al año más de 183 días en España.

Da igual el origen de tus ingresos, lo que importa es donde resides

Ante esta noticia sus abogados han utilizado dos líneas de defensa completamente insostenibles. Por un lado, que no tiene ninguna deuda pendiente, ya que tan pronto como se conoció el importe que le reclamaba la Agencia Tributaria, 14,5 millones de euros, procedió a su pago. En ningún caso una regularización tributaria exime del delito fiscal, tan solo puede servir como atenuante.

En segundo lugar, argumenta que su caso es “único” ya que percibe hasta un 96% de sus ingresos fuera de su España. De hecho, Shakira era desde el año 2007 administradora de Malta Tournesol Limited, una sociedad domiciliada en la isla mediterránea de Malta, donde cedió todos sus derechos intelectuales así como sus activos musicales y marcas

También afirman que “su estructura familiar es muy diferente a los modelos convencionales". Según su defensa, al no existir ya deuda tributaria pendiente, "el único tema en discusión en este momento es sobre la correcta interpretación de la norma en torno a cuándo se inició la aplicación del criterio de residencia fiscal en España".

Un argumento imposible de defender si se acredita que en verdad residía en España en esos años. Da igual de dónde procedan los ingresos, si pasa más de la mitad del año en España, debe tributar aquí.

COMPARTIR: