15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exministro se personó en la Ciudad de la Justicia de la capital del Turia para firmar su libertad

Eduardo Zaplana abandona el Hospital La Fe de Valencia tras recibir el alta y ya se encuentra en su casa

Zaplana sale del Hospital La Fe de Valencia.
Zaplana sale del Hospital La Fe de Valencia.
El ex ministro del PP, Eduardo Zaplana, ya se encuentra en su casa de Valencia, donde será controlado por los médicos de instituciones Penitenciarias. La jueza, que investiga el 'caso Erial', decretó el pasado jueves su puesta en libertad después de considerar que se había minimizado el riesgo de fuga tras bloquearse los 6,3 millones de euros que la magistrada le atribuye en dos cuentas en Suiza, junto a dos presuntos testaferros que también quedaron en libertad.

El expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo Eduardo Zaplana abandonó este lunes el Hospital La Fe de Valencia tras recibir el alta hospitalaria, según han confirmado fuentes de su entorno. Posteriormente, Zaplana se ha dirigido a la Ciudad de la Justicia de Valencia para firmar en el juzgado su libertad, como tenía establecido, según las mismas fuentes.

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, María Isabel Rodríguez Vila, que investiga el 'caso Erial', decretó el pasado jueves la puesta en libertad de Zaplana, después de considerar que se había minimizado el riesgo de fuga al haberse bloqueado los 6,3 millones de euros que la jueza le atribuye en dos cuentas en Suiza, junto a dos presuntos testaferros que también quedaron en libertad.

Eduardo Zaplana en el momento de abandonar el hospital.

La jueza Rodríguez Vila adoptó la decisión, apoyada por el ministerio fiscal, basándose en este extremo y no por el estado de salud del expresidente, que sufre leucemia y que se encontraba ingresado desde el pasado 18 de diciembre en el Hospital La Fe de Valencia, de donde este lunes ha recibido el alta y, por tanto, ya se encuentra en libertad provisional en su domicilio controlado por los médicos de Instituciones Penitenciarias, además de por los facultativos adscritos al servicio oncológico de la Fe de Valencia. Antes de ingresar en este hospital, cumplía condena en la cárcel valenciana de Picassent desde el pasado mes de mayo. 

La jueza acordó la prisión provisional, comunicada y sin fianza para Eduardo Zaplana el pasado 24 de mayo, tras ser detenido por presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación y prevaricación en el marco de la operación Erial. Tras conocerse la decisión de su excarcelación, Zaplana negó en un comunicado tener cuentas en el extranjero, ni en Suiza "ni en ningún otro país fuera de España ni a mi nombre, ni al de terceros" y afirmó que tampoco ha cobrado "un euro en sobornos o comisiones ilegales" ni se "apropió" o "distrajo" fondos o activos relacionados con la administración pública.

La jueza levanta parcialmente el secreto de la investigación

La jueza que instruye el caso Erial, en el que figura como investigado el expresidente de la Generalitat y exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, ha decidido levantar parcialmente el secreto de las investigaciones -concretamente hasta el folio 3.043 del Tomo VII- pero no del resto porque falta por recibir y analizar la documentación obtenida en las comisiones internacionales practicadas, alguna de las cuales no han cumplimentado lo que se ha solicitado.

Así consta en un auto de la jueza, en el que se cita a las partes a comparecer el próximo miércoles en el juzgado para acceder a las actuaciones sobre las que se levanta el secreto y en el que acuerda prorrogar por otros treinta días para la parte en la que se mantiene, desde el folio señalado. La resolución no es firme y contra ella cabe recurso en el plazo de cinco días.

En el auto, la magistrada explica que levante el secreto hasta esa página del tomo pero no del resto de lo actuado, "pues se podría ver afectada la instrucción si se le diera publicidad habida cuenta de que falta por recibir y analizar toda la documentación obtenida en las comisiones internacionales que se han practicado, alguna de las cuales todavía no han cumplimentado lo solicitado (...)".

Según la jueza, de ese análisis se podría obtener información necesaria para la instrucción e incluso practicar nuevas diligencias, y añade que el desconocimiento de lo encontrado por los investigados y de lo pedido y hallado "preserva la eficacia de las diligencias acordadas y una posible destrucción de pruebas, actividad esta que la publicidad de la causa ayudaría a ser llevada a cabo".

COMPARTIR: