01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La exmodelo noruega ha participado en un podcast y ha criticado que los medios de comunicación usen las fotos de facebook de celebridades

Eva Sannun, exnovia del Rey Felipe VI, vuelve a la actualidad para defender el derecho a la intimidad de los famosos

Eva Sannum.
Eva Sannum.
La que fue uno de los grandes amores del Rey Felipe VI, la modelo noruega Eva Sannum, vuelve a los medios para criticar el acoso que los personajes p√ļblicos, seg√ļn ella, sufren por parte de los medios de comunicaci√≥n. Hoy Eva est√° casada con un publicista y tiene dos hijos y no tiene buenos recuerdos de su paso por Espa√Īa ni de c√≥mo fue trata por la prensa. Las pocas ocasiones en las que ha hablado del asunto ha sido para criticar que fue tratada por los fot√≥grafos y los periodistas.

Eva Sannum vuelve a la actualidad. La que fuera uno de los grandes amores del Felipe VI ha reaparecido para hablar de uno de los pocos asuntos que trata en p√ļblico: el derecho a la privacidad de los famosos. De hecho, una de las pocas veces que ha reaparecido en p√ļblico fue en la televisi√≥n p√ļblica de su pa√≠s para hablar del acoso por parte de los fot√≥grafos. En el debate comparti√≥ plat√≥ con la mism√≠sima M√≥nica Lewinsky, otra de las mujeres que m√°s espacio ocup√≥ en los medios de comunicaci√≥n tanto sociales como pol√≠ticos en los a√Īos 90.

Ahora, Eva, que trabaja como consultora de comunicaci√≥n, ha participado en el¬†podcast Tut & Mediekj√łr,¬†en el que se plantea si es √©tico o no utilizar el contenido que los famosos suben en sus cuentas de¬†Facebook. La exmodelo no guarda buen recuerdo de su paso por el mundo de la fama. Hace a√Īos en una entrevista consider√≥ que no hab√≠a sido bien tratada cuando se anunci√≥ el fin de su noviazgo y qued√≥ expuesta a la voracidad de los medios. Hoy est√° casada con el publicista¬†Torgeir Vierdal y tiene dos hijos.¬†

Una relación que no gustaba en Zarzuela

En septiembre de 2001 un traje azul pavo real con un pronunciado escote por delante y detr√°s acab√≥ con las posibilidades de Eva Sannum de ser reina de Espa√Īa. Las fotos que sorprendieron a todo el mundo fueron tomadas cuando la joven noruega acompa√Īaba al entonces Pr√≠ncipe de Asturias en la boda del heredero de Hakoon de Noruega con Mette-Meritt. La comparaci√≥n entre la pareja n√≥rdica y la espa√Īola era inevitable. Para muchos, el hijo de Harald hab√≠a conseguido lo que parec√≠a imposible para Felipe, casarse con una mujer que los c√≠rculos m√°s conservadores del pa√≠s consideraban inapropiada.

Eva Sannum con su marido Torgeir Vierdal.

La Reina Sof√≠a acompa√Īaba a su hijo y a la modelo noruega en el evento real. Para muchos esto era la se√Īal de que pronto se anunciar√≠a un compromiso en poco tiempo. Sin embargo, las fotos de Eva en la boda escandalizaron a muchos y pocos d√≠as despu√©s se produjeron los atentados del 11 de septiembre, lo que convenci√≥ al Pr√≠ncipe de que no era un buen momento para anunciar un enlace. Con el paso de las semanas las presiones hicieron su efecto y la relaci√≥n termin√≥.

A principios de diciembre, los periodistas habituales en el seguimiento fueron citados en Zarzuela. El propio Pr√≠ncipe Felipe tras alabar las virtudes de Eva Sannum anunci√≥ que todo hab√≠a tocado a su fin: ‚ÄúEva y yo hemos decidido de mutuo acuerdo que no habr√° compromiso que anunciar en el futuro y poner fin a la relaci√≥n. Simplemente no ha prosperado y punto. No hay m√°s lecturas‚ÄĚ.

El Príncipe y la maniquí

Se cerraba as√≠ una historia de tensiones entre Juan Carlos I y Felipe VI. El Rey no quer√≠a que su hijo se casara y √©ste intent√≥ provocar el anuncio del compromiso. La historia hab√≠a empezado en 1997 cuando la modelo noruega de 22 a√Īos lleg√≥ a Madrid para trabajar para la agencia Magic que era propiedad de Carlos Mundy y Javier Merino, el que luego fuera marido de Mar Flores y due√Īo de la discoteca Fortuny. Mundy, en esos a√Īos era √≠ntimo del Pr√≠ncipe, y fue √©l quien present√≥ al heredero espa√Īol y la maniqu√≠ n√≥rdica. Seg√ļn se public√≥ en la √©poca se conocieron en el restaurante mexicano Cuchi de la capital de Espa√Īa. Unas fotograf√≠as a trav√©s de un ventanal de una cafeter√≠a convirtieron a Eva Sannum en un personaje popular.

Sin embargo, fue a finales de 1999 cuando la relación se hizo más estrecha y Zarzuela puso en marcha toda su maquinaria para acabar con esta relación. Sin embargo, Felipe VI lanzó un órdago a su padre en forma de portada. En enero de 2000 aparecieron en ¡Hola! las imágenes de la pareja junto al grupo de amigos del Príncipe en India. El viaje se había realizado unos meses antes pero aquel momento la revista consideró no era conveniente que se publicaran. Sin embargo, las imágenes con el Taj Majal de fondo sorprendieron a todos los ciudadanos. Las intrigas palaciegas que llevaron a la revista del saludo, siempre cercana a la Casa Real, nunca se han conocido, pero se indicó en su momento que el Príncipe intentaba demostrar que lo suyo con la modelo iba en serio.

Eva Sannum y Felipe VI en la India. 

Durante el a√Īo y medio siguiente la relaci√≥n se convirti√≥ en una especie de debate p√ļblico. Escritores y periodistas cargaron contra la relaci√≥n. Gente como Jaime Pe√Īafiel o Alfonso Uss√≠a. Tambi√©n intentaron convencer al Pr√≠ncipe los presidentes del Gobierno, Felipe Gonz√°lez y Jos√© Mar√≠a Aznar. El m√°s directo, en las p√°ginas del mon√°rquico ABC¬ł fue Jos√© Luis de Vilallonga, el que fuera bi√≥grafo del Rey.

‚ÄúRecuerde el Pr√≠ncipe que los mon√°rquicos de toda la vida ser√°n los primeros en reprocharle su primer paso en falso y Dios no quiera que sea el de su matrimonio. O mismo, mon√°rquico gen√©tico por no decir end√©mico, considerar√≠a un error grave una boda que nos pusiera a la altura de los ingleses y quiz√°s empezar√≠a a calibrar las posibilidades de una Rep√ļblica que me ahorrar√≠a tener que reverenciar una Reina equivocada. Por lo menos, con la Rep√ļblica podr√≠a despacharme a gusto‚ÄĚ, escribi√≥ el arist√≥crata.

Finalmente, un vestido azul pavo real y una campa√Īa medi√°tica contundente dieron al traste con una relaci√≥n y, m√°s de un a√Īo despu√©s, Felipe conoci√≥ a Letizia. El resto ya es historia. De Espa√Īa, claro.

COMPARTIR: