16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La influencer madrileña arrasa en Instagram con 20 millones de seguidores y lamenta que su imagen se use para vender patrones que no son reales

Polémica con los bulos en la red: La actriz Ester Expósito vuelve a desmentir sus presuntas operaciones estéticas

Ester Expósito.
Ester Expósito.
Ester Expósito domina las redes sociales en nuestro país. Más de 26 millones de personas la siguen en Instagram. Sin embargo, ni siquiera la alta estima en que la tienen sus seguidores la libra de la pasmosa facilidad con la que se difunden bulos en la red. En este sentido, en los últimos meses ha tenido que desmentir en dos ocasiones los rumores que la acusaban de recurrir al bisturí para conseguir mejoras estéticas, un hecho que, según ha lamentado, esconde tendencias machistas.

Con apenas 20 años, la actriz madrileña Ester Expósito es la indiscutible emperatriz de las redes sociales en España. En Instagram, cuenta con más de 26 millones de seguidores. Una cifra escandalosa. Por si fuera poco, suyo es el vídeo con más reproducciones de la historia de esta red social, en el que Expósito aparecía bailando reggaetón, con nada menos que 57 millones de reproducciones.

Su carrera profesional, ya prolífica a pesar de su edad, lleva años en continua línea ascendente. Hasta el más mínimo gesto, declaración o intervención pública de cualquier tipo que haga es escrutado hasta el extremo. Para una figura de tal relevancia y exposición pública, evitar la polémica es prácticamente misión imposible.

En este sentido, en los últimos tiempos muchas voces han iniciado especulaciones relativas a su físico. Y es que la rumorología apunta de forma recurrente la posibilidad de que se haya sometido a múltiples operaciones estéticas en su rostro, hecho que desencadenado verdaderos ríos de tinta canalizados por medio de enconados debates de la red y publicaciones de diversos medios de comunicación.

Sin embargo, en una entrevista concedida al diario El País, la actriz ha salido al paso de los rumores, que ha desmentido rotundamente: “resulta que me he hecho toda la cara. Es acojonante. ¡Si no me ha dado tiempo! No me he hecho nada”, apuntaba Expósito.

Ester Expósito interpretó a Carla en la serie de Élite.

Además, la gélida “Carla” en la serie de Netflix, Élite, quiso remarcar que, detrás del runrún de sus presuntas operaciones se esconden tendencias machistas: “lo que más me molesta es que no conozco a ningún actor al que, por mucho que haya cambiado de los 15 a los 25, se le cuestione ni se analice si su belleza es natural”.

No es la primera vez que Expósito niega acusaciones de este tipo. En septiembre, una usuaria de Twitter detallaba en un hilo los supuestos retoques estéticos a los que, de acuerdo con su criterio, se había sometido la madrileña. El hilo se hizo viral y se sucedió una avalancha de comentarios relativos al asunto.

Como consecuencia del hilo y de las múltiples piezas “periodísticas” publicadas a raíz del mismo, Expósito publicó un mensaje en el que negaba tajantemente el haberse operado y en el que pedía “profesionalidad” a los medios de comunicación que se estaban haciendo eco de falsas informaciones al respecto.

Lo sucedido con Expósito pone de manifiesto la peor cara de las redes sociales, en las que cualquier usuario puede publicar datos no contrastados. En el caso de personajes tan conocidos como la madrileña el peligro es doble pues, como ella misma sostiene, su imagen puede instrumentalizarse para fines que nada tienen que ver lo que pretende transmitir: “Lo que me jode es que utilicen mi imagen para vender una serie de cirugías estéticas, para fomentarlas o decirles a las niñas: Si queréis estar como ella, tenéis que haceros todo esto”, defendió en la entrevista a El País.

Un fenómeno de masas

Nacida en Madrid el 26 de enero de 2000, desde pequeña quiso trabajar como actriz. Sin embargo, sus padres no confiaban en dejarla entrar en el mundo del espectáculo. Ante la reticencia paterna, finalmente, a los 11 años comenzó a estudiar moda y confección para dar salida a sus impulsos creativos.

Fue a los 16 años cuando consiguió su primer papel televisivo en el culebrón vespertino de TVE Centro Médico para luego destacar con un papel secundario en Vis a vis, otro éxito reciente de la ficción española. En 2017 interpretó a Ruth en ocho episodios de la serie de Televisión Española Estoy vivo. Esta producción de Globomedia pasó desapercibida para el gran público, pero no para la crítica. Aunque la interpretación de Alejo Sauras centró toda la atención, la encarnación de Ruth por parte de Ester hizo que la industria se fijara en ella.

Al cumplir los 18 años, Ester pegaría el gran pelotazo de su joven carrera. En 2018, saltó a la pantalla grande. Aunque en 2016 hizo un papel de figurante en Que dios nos perdone, fueron las películas Tu hijo y Cuando los ángeles duermen las que supusieron su debut en el cine. Sin embargo, ni crítica ni público se conmovieron. Meses después llegó el fenómeno de Élite.

Si por algo ha destacado la serie de Carlos Montero y Darío Madrona es por proponer de forma sucinta, en un entorno tan poco dado a las sutilezas como los culebrones de instituto, un enfrentamiento entre clases sociales. Un planteamiento poco habitual en las series de adolescentes españolas que vivieron su época de apogeo en los años previos a la crisis de 2008.

Los hijos de la clase obrera perdieron el sentimiento de clase. No así los cachorros del poder, los descendientes de los acostumbrados a dirigir vidas y haciendas. Ese choque inevitable y natural cubría las dos primeras temporadas de forma incómoda para un público poco acostumbrado que, afortunadamente, tenía la trama criminal y la sexual para entretenerse.

En mitad de todo esto, el papel de Ester Expósito, la perversa heredera Carla Rosón Caleruega, novia del bisexual Polo (Álvaro Rico) y capaz de destrozar a todo aquel que se interpone en su ascenso al poder. La belleza gélida de Expósito ayudó a la encarnación de un personaje con la que los críticos se han cebado por la forma fría e impersonal de interpretar de la madrileña.

Tras este éxito, la agenda de la actriz parece repleta y ya ha participado en dos series en España La caza. Monteperdido y Veneno, la serie de Javier Calvo y Javier Ambrosí ‘los Javis’ sobre la malograda Cristina Ortiz, donde Expósito interpreta un personaje real, la periodista Machús Osinaga.

En cualquier caso, lo que está claro es que, si su carrera continúa quemando etapas a este ritmo tan exitoso, Expósito tendrá que gestionar polémicas como la de sus falsos retoques estéticos con cierta asiduidad, pues en cierta medida constituyen un efecto colateral que la fama lleva inevitablemente aparejado.

 

COMPARTIR: