01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La fuerte censura existente en Marruecos hace que muy pocas cosas se filtren sobre la personalidad íntima de este monarca árabe

Los secretos de la vida de Mohamed VI: Su silencioso divorcio de Lalla Hasna y su 'amigo entrañable' en la corte alauita

Mohamed VI
Mohamed VI
La vida de Mohamed VI siempre ha generado mucho interés precisamente por la falta de datos sobre lo que ocurre en la corte alauita. Para conocer los hechos más sorprendentes hay que recurrir a las pequeñas informaciones que filtran gentes de su entorno, los opositores a su régimen y, puntualmente, la prensa francesa que fue quien provocó que el Palacio Real de Rabat confirmara, después de mucho hermetismo, el divorcio del monarca alauita.

La vida del monarca Mohamed VI siempre ha sido un misterio gracias a la férrea censura de la prensa marroquí. Sin embargo, las publicaciones internacionales y algunos disidentes internos han conseguido que algunos asuntos de la intimidad del comarca se hayan hecho públicos, empezando por el divorcio de su esposa Lalla Hasna.

El divorcio real

En julio de 2019 la revista francesa Gala, la publicación del corazón más importante del país vecino, aseguró que la Princesa Lalla Hasna se encontraba de viaje en Grecia solo con el príncipe heredero Mulay Hassan porque el Rey le habría prohibido salir del país con los dos hijos al mismo tiempo para evitarle la tentación de huir con ellos. 

En un comunicado, la Casa Real alauita confirmó la separación del monarca y la Princesa. Algo que ya había informado la revista española ¡Hola!  en marzo de 2018, cuando afirmó que el matrimonio se había divorciado. Había una evidencia: La princesa Salma no asistía a ningún acto oficial desde el 12 de diciembre de 2017, cuando presidió, en el museo Mohamed VI de Rabat, una exposición sobre el pintor Mohamed Amine Demnati.

Claro que poco se sabe de los términos del divorcio real. Las monarquías árabes son las más impenetrables del mundo y en ellas, reflejo de su cultura, las mujeres no cuentan mucho: no tienen derecho al trono, ni siquiera como regentes o en sustitución ante la ausencia de varón, y el término de reina o princesa consorte es relativamente nuevo.

Con su padre Mohamed VI en un acto oficial. 

Lalla Salma supuso toda una revolución. Al contrario que su padre Hassan II, Mohamed VI renunció a la poligamia y a que su esposa se cubriese con un velo. Salma coincidió cronológicamente con otras consortes árabes como Rania de Jordania,  y ambas se miraban cara a cara con las europeas, lucían trajes de alta costura e incluso representaban a sus Casas Reales en eventos internacionales. Todo hacía pensar que algo había cambiado y que no había diferencia entre ellas o sus homólogas de Suecia o Reino Unido.

El favorito del Rey 

Tras la desaparición de Salma de la vida diaria de la corte marroquí, Mohamed VI apenas se deja ver en eventos sociales y no se sabe quiénes forman parte de su círculo íntimo. Abu Azaitar junto a sus hermanos Othman y Omar, es uno de los privilegiados en acceder a su intimidad. Othman y Abu son campeones de boxeo. Omar es el entrenador y mánager de sus hermanos.

Abu Azaitar y Mohamed VI. / Instagram

De todos ellos, Abú es el más íntimo del monarca alauita. Conocido en el mundo del deporte como El Gladiador, nació en 1986 y como sus hermanos, en Alemania. En abril de 2018 fue recibido en el Palacio Real de Rabat por primera vez. Mohamed VI estaba muy interesado en felicitarle por sus éxitos en el ring. La conexión especial entre el deportista y el monarca surgió casi de inmediato.

Con él se ha dejado ver en la mezquita Hassan de la capital marroquí y, según la prensa francesa, lo invitó junto a sus hermanos a la cena con la tradicionalmente se celebra el fin del Ramadán, conocida como Iftar. También estuvo Abu en la fiesta religiosa Aid el Fitr. En un apartado mucho más lúdico, Abu también ha acompañado a Mohamed VI en sus vacaciones de verano, en la costa de Achakar, al norte del país. Juntos se alojaron en el palacio Moulady el Mehdi en Tánger, una de las residencias vacacionales favoritas del rey.

Abu se ha pronunciado en pocas ocasiones sobre su amigo el Rey. Tras derrotar al brasileño Vitor Miranda en un combate en Hamburgo, aseguró: “Doy las gracias a mi rey Mohamed VI que me ha apoyado. Gracias papá, gracias mamá, ¡viva el rey!”.

En una imagen junto al monarca que compartió en su Instagram escribió lo siguiente: “Le deseo un muy feliz cumpleaños al rey más grande del mundo, mi rey Mohamed VI. ¡Que Allah siempre lo proteja y lo bendiga en esta vida y en el más allá! Es un modelo muy importante para todos nosotros, no solo deportivo sino también como ser humano. Un personaje real que respetamos y apreciamos mucho. Nuestra majestad, te amamos”.

A pesar de su discreción, la imagen de Abu saltó a los medios tras protagonizar un escandaloso incidente en un hospital marroquí el pasado año en el peor momento de la pandemia del coronavirus. 

Hasta tal punto llegó el escándalo que, en la Cámara de Representantes, la diputada socialista Hanane Rehab pidió explicaciones al ministro de Sanidad, Khalid Ait Talib, por la actitud del amigo íntimo del monarca. También desde la Prensa marroquí han puesto el grito en el cielo, algo inaudito hasta ahora. Una escritora popular, Najwa al Malehi publicó una columna de opinión publicada en el diario Goud exigiendo que “se pusiera fin a la intromisión de Azaitar en asuntos de Estado porque no son de su incumbencia y carece de títulos para hacerlo”.

COMPARTIR: