23 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mujeres como Ana Martín, Purificación Aguilera o Beatriz Arrastia fueron fundamentales en la carrera al estrellato de sus hijas

El adiós a las madres de las 'reinas de corazones', desde Isabel Preysler, Ana Obregón, Isabel Pantoja o Norma Duval

Isabel Pantoja y su madre 'doña Ana' en los años 80.
Isabel Pantoja y su madre 'doña Ana' en los años 80.
En 2021 algunas de las mujeres más famosas del país pasaron por el duro trance de despedir a sus madres. Fueron los casos de Ana Obregón, Norma Duval, Isabel Preysler e Isabel Pantoja. Muchas de ellas fueron fundamentales, desde un segundo plano, para el ascenso al estrellato de sus descendientes. Es el caso de la conocida como 'doña Ana' con Isabel Pantoja o Beatriz Arrastia, progenitora de Isabel Preysler.

Este 2021 algunas de las mujeres más populares de España, despidieron  a sus madres. Mujeres que han llenado durante décadas las portadas de las revistas del corazón y horas y horas de la televisión: Ana Obregón, Norma Duval, Isabel Pantoja e Isabel Preysler. 

Otro duro palo para Ana Obregón 

Ana Obregón recibió otra noticia terrible una semana después de cumplirse el aniversario de la muerte de su hijo Alex Lequio, víctima de un cáncer. Ana María Obregón Navarro formó una pareja indestructible con Antonio García, el padre de Ana y fundador de la constructora Jotsa. Juntos tuvieron cinco hijos y 11 nietos. 

Ana Obregón y su madre. 

Ana Obregón madre se caracterizó por ser una mujer siempre atenta con los medios de comunicación y la gran valedora de su hija, a la que no dudó en defender en los peores momentos de su exhibición mediática.  

El pasado mes de abril la madre de la actriz ingresó en una clínica madrileña aunque la familia no quiso explicar el motivo. En esos momentos se rumoreó que podría haber contraído el Covid-19, algo que la familia desmintió tajantemente.  A finales de abril, la matriarca de la saga Obregón recibió el alta hospitalaria y regresó a la casa familiar de La Moraleja, donde Ana y sus hermanos han estado pendientes de su madre hasta su fallecimiento. 

La muerte de la madre de Norma Duval

La vedette perdió a su progenitora el sábado 22 de mayo. Purificación Aguilera vivía con Norma desde hace años y llevaba 11 padeciendo una enfermedad. La madre de la artista falleció por causas naturales a los 89 años de edad. 

Norma, muy volcada en su madre en estos últimos años, habló, si bien de forma discreta, sobre la situación de su madre en octubre de 2016, cuando acudió a un acto con motivo del Día del Cuidador. 

La madre de la Duval fue enterrada en el Cementerio madrileño de San Isidro donde descansa Carla, hija de la fallecida y hermana de Norma, que murió víctima de cáncer en 2010, siendo éste, sin duda, el episodio más duro de la vida de Purificación y de la vedette. 

Norma Duval y su madre. 

Purificación Martín Aguilera, verdadero nombre de la vedette, nació en Barcelona en 1956, hija de un militar y una ama de casa. A su padre lo destinaron a Madrid en 1962 y se trasladó con toda la familia a la capital. Puri, como la llamaban sus padres y sus dos hermanos, no era una buena estudiante y pronto dejó el instituto y, contra la voluntad paterna, comenzó su aprendizaje en una escuela de modelaje. Norma contó siempre con el apoyo de madre desde que decidiera lanzarse al mundo del espectáculo. 

Doña Ana, madre de la Pantoja

Doña Ana ha constituido durante años la encarnación de la madre de las artistas. Mucha literatura se ha construido en torno a las madres de nuestras folklóricas. Alimentadoras del ego de sus hijas, cancerberas de su virtud y las más avezadas negociantas de contratos. Algunas madres de artista han hecho tanta historia como sus descendientes. Fue el caso de 'doña Salvaora', la madre de Estrellita Castro, o de la progenitora de Marujita Díaz, que llegaba a abroncar a los directores de cine cuando pedían a la artista que repitiese alguna escena. 

En los últimos años ha sido doña Ana quien se ha convertido en una sombra casi perenne de su hija Isabel Pantoja. Ana Martín nació hace 90 años en Sevilla y era conocida en su juventud como Ana 'la melones', hija de 'el lechuga', conocido tendero de una frutería en el mercado de abastos de la capital hispalense. Ana, en su juventud, también quiso ser artista y tuvo un fugaz paso como bailarina por la compañía de Juanita Reina. 

En 1952 se casó con Juan Pantoja, alias 'Chiquetete', miembro del grupo musical Los Gaditanos, cuyo mayor éxito fue Qué bonita que es mi niña, canción dedicada a una recién nacida Isabel Pantoja. Desde su boda se dedicó 'la melones' a la crianza de sus cuatro hijos: Juan, Bernardo, Isabel y Agustín. Para la única niña fue siempre su ilusión y su obsesión que triunfara allí donde ella no pudo: las tablas de un escenario. 

A los siete años la lanzó a las tablas en un homenaje a Juanito Valderrama y Dolores Abril. Era 1963 y se comenzaba a escribir la historia artística de Isabel Pantoja. Tras unos curiosos inicios en Mallorca en 1970 que ya contamos en Elcierredigital.comtras la muerte de Juan Pantoja Isabel se traslada con su madre y su hermano a Madrid con un contrato para actuar en El Corral de la Morería. Desde ese momento, doña Ana se convirtió en la fiel guardiana de Isabel en su difícil camino al estrellato. Tanto aparecía en la prensa que se hizo tan popular como su hija. 

Junto a ella presenciaba los estrenos y, sobre todo, fue su carabina durante su noviazgo con Paquirri. Tanta popularidad adquirió que en un gira de su hija con Martes y Trece, en su etapa de trío, éstos convirtieron la parodia de doña Ana en el número fuerte del show. Cuando su hija se quedó viuda, allí seguía doña Ana. Asistiendo a su reaparición en el Teatro Cervantes y como compañera en sus largas giras por América. 

La única etapa en la que hubo cierto alejamiento entre madre e hija fue cuando la tonadillera estuvo unida a Encarna Sánchez. Sin embargo, tras ese periodo retomaron su estrecha relación. 

Con el paso de los años, conforme otros nombres del clan se iban haciendo populares, se iba desdibujando la imagen de doña Ana. Cada vez más lejana y aquejada de problemas de salud, encerrada en la finca la Cantora. La salud de doña Ana ha sido en los últimos tiempos la gran obsesión de Isabel Pantoja. Para muchos, la frágil salud de la que fuera conocida como 'la melones' era lo único que ataba aún a Isabel Pantoja a Cantora. Con el fallecimiento de 'doña Ana', la tonadillera perdió uno de sus grandes apoyos y el principal motivo de su mutismo y enclaustramiento en la finca que heredó de Paquirri. 

Beatriz Arrastia

También en 2021 'la reina de corazones', Isabel Preysler, despedía a su madre Beatriz Arrastia. Siempre en un segundo plano, muy discreta a pesar de su mediática familia, Beatriz Arrastia sorprendió a todos cuando apareció en un programa de televisión asegurando que ha tenido mucho cariño a todos los maridos de su hija Isabel. De Julio IglesiasCarlos FalcóMiguel Boyer y Mario Vargas Llosa decía que “me han gustado todos mis yernos”.

En este sentido, en su libro 'Isabel y Miguel. 50 años de historia de España', el director de Elcierredigital.comJuan Luis Galiacho, ya recogía el importante papel que la matriarca de esta familia tuvo en la relación entre su hija y el cantante Julio Iglesias. Una historia de amor que supuso el salto a la fama de Isabel y que con sus siguientes matrimonios, con Carlos Falcó y Miguel Boyer, siguió copando durante décadas el interés informativo.   

COMPARTIR: