20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hace un año el SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) puso en duda la profesionalidad de la novia de Diego Matamoros y Miss España 2015

Carla Barber, así es la polémica 'nuera' de Kiko Matamoros: Una médico con líos mediáticos

Carla Barber.
Carla Barber.
Carla Barber ha vuelto a la actualidad debido a su noviazgo con Diego Matamoros. Un mundo, el del corazón, que tanto le gustaba hace años pero ahora no le agrada. Su vuelta a los focos trae a la actualidad la polémica que protagonizó hace un año cuando el SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) puso en duda su profesionalidad. Esto ocurría meses después de su separación del médico estético colombiano Camilo Esquivel con el que estuvo casada ocho meses.

El pasado sábado el tertuliano Kiko Matamoros se convertía en trending topic en Twitter. El motivo era por el rostro hinchado y amoratado que presentaba el colaborador durante su intervención en Sábado Deluxe, 48 horas antes de someterse a una operación para extirparle la vesícula. El exmarido de Makoke se había puesto en las manos expertas de su nueva nuera, Carla García Barber, conocida como Carla Barber.

Las bromas y memes han convertido a Carla en la protagonista, involuntaria, de algunos programas de Mediaset. Su relación con Diego Matamoros la ha colocado ante los focos y las polémicas, que siempre la han acompañado, han reaparecido en su vida. Pero, ¿quién es realmente la pareja de Diego Matamoros?

Carla García Barber nació en Las Palmas de Gran Canaria el 18 de mayo de 1990. Se licenció a los 23 años en medicina en la Universidad de su ciudad natal. Sin embargo, su salto a la fama se debe a sus trabajos en el mundo de la moda. Participó en Miss España en 2010 pero fue cinco años después cuando se alzó con la corona de la belleza.

Con Álvaro Morata.

Para entonces Carla ya había aparecido en las revistas del corazón por su relación con el futbolista Álvaro Morata. Se conocieron en 2013 y rompieron dos años más tarde. En esos años Morata lucía la camiseta del Real Madrid y, hasta donde pudieron, intentaron pasar desapercibidos para la Prensa. Sobre su ruptura, no se pronunciaron nunca. Aseguran que el futbolista no guarda un buen recuerdo de la relación. Una historia pasada que tampoco debe hacer gracia a la canaria que no le gusta que le recuerden esta parte de su biografía. “Álvaro forma parte de mi pasado. Yo me vendo por quién soy, no por haber estado con nadie. Algún día le llamarán a él el ex de Miss Universo”, declaró en su momento para ABC.

Esta relación y sus títulos de belleza fueron el pasaporte perfecto para participar en la edición de 2016 de Supervivientes donde compartió concurso como Mila Ximénez o Dulce, la niñera de Chabelita.

Polémicas estéticas

En septiembre se unía en matrimonio al médico estético colombiano Camilo Esquivel. Fue justo en ese momento cuando su popularidad en las redes comenzaba a crecer. Finalmente, el matrimonio llegó a su fin ocho meses después.

Carla lo anunció así en las redes sociales: “Sin esperarlo, y de pronto, se terminó una relación que pensaba que era para toda la vida. Prometí en el altar estar en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separase. Lamentablemente en una relación, son dos personas las que deben luchar por ella. Ahora me encuentro centrada en nuevos proyectos profesionales, que me llenan de ilusión y que iré compartiendo con todos vosotros. Quienes me conocen saben que soy una mujer enérgica y positiva. Todo pasa por algo, así que espero que lo mejor esté por llegar”.

Con Camilo Esquivel.

Poco después de su separación, Carla protagonizó un gran escándalo con el SEME (Sociedad Española de Medicina Estética). Fue a mediados de 2019 cuando este organismo la cuestionaba profesionalmente acusándolo de practicar la medicina estética de “poco convencional”.

Barber recibió un burofax del SEME en el que aseguraban que estaba “vulnerando el código deontológico, ya que dicen que no se pueden hacer sorteos”. La televisiva no se quedó callada y en sus redes sociales se defendió de estas acusaciones recordando que no había cometido ninguna infracción. “Yo lo siento en el alma, lo hacía para que personas que no se lo pueden permitir puedan acceder a estos tratamientos”, confesó.

La exconcursante de Supervivientes no se arredró y fue contundente en su mensaje público al SEME: “Qué pasa, os molesta que la gente sepa lo que se les pone y no la basura que antes se ponía? ¿Qué os fastidia? ¿Que tenga 28 años y me vaya tan bien? ¿Sabéis lo que os digo? Que me piro, me voy. Nunca formaré parte de una asociación como la vuestra”.

Lo ocurrido con su ‘suegro’ Kiko Matamoros devolvió a la actualidad sus polémicas pasadas en el mundo de la medicina estética. Hoy Carla tiene tres clínicas, en Madrid, Valencia y Las Palmas de Gran Canaria y vive una relación con Diego Matamoros que se hizo pública hace unos meses. Una vuelta al mundo del corazón que, por ahora, parece no gustarle demasiado.

COMPARTIR: