16 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El primogénito del torero afirma de nuevo en una entrevista que Isabel Pantoja “prefería quemar” las cosas del diestro antes que dárselas a sus hijos

Fran Rivera rescata la polémica herencia de ‘Paquirri’, su padre: Claves del reparto de su fortuna

El Cierre Digital en Francisco Rivera 'Paquirri'.
Francisco Rivera 'Paquirri'.
El primogénito de ‘Paquirri’, Francisco Rivera, ha concedido una entrevista en la que ha hablado de la relación con sus hermanos y también sobre la herencia de su padre. Según asegura, Isabel Pantoja -a quien prefiere no nombrar por su nombre- “prefería quemar” las pertenencias de su padre antes que entregárselas a sus hijos. La herencia de Francisco Rivera ‘Paquirri’ ha sido motivo de disputa entre la tonadillera y los hijos de Carmina Ordóñez, pero también lo ha sido con el propio Kiko Rivera.

El nuevo programa de Telecinco, ¡De viernes!, está caracterizándose desde su estreno por ofrecer los testimonios inéditos de los hijos de grandes "celebrities" de España. Las declaraciones de Ángel Cristo Jr. sobre su familia sorprendieron a su madre, Bárbara Rey, y a su hermana, Sofía Cristo. Sin embargo, no ha sido el único en pasar por las cámaras del programa para ‘hacer caja’ hablando de sus padres. Unas semanas después lo hacía Isa Pantoja —o Isa Pi, como se llama artísticamente— y la semana pasada Fran Rivera, uno de los hijos de Francisco Rivera ‘Paquirri’ y Carmina Ordóñez. Fran Rivera volverá este viernes al plató de un programa que contará además con la presencia de Laura Bozzo tras su paso por GH VIP 8 y Ana Herminia, pareja de Ángel Cristo Jr.

La entrevista de Fran Rivera fue un éxito y sus declaraciones fueron comentadas por diversos programas. Entre los aspectos que resaltó en su intervención se encontraba su boda sin amor con Eugenia Martínez de Irujo, la relación con sus hermanos o con la segunda esposa de su padre: Isabel Pantoja. Sobre ella, llegó a afirmar que cree que “no es buena persona”. Este viernes, Fran Rivera se sentará en el plató del programa para, entre otras cosas, ahondar más en su relación con la Pantoja.

En la entrevista de la pasada semana, además de contar que la tonadillera mostraba, según su testimonio, una cara delante de él y de su hermano Cayetano cuando su padre estaba presente y otra muy diferente cuando no, destacó el tema de la herencia de su padre y de las cosas que no ha recuperado.

“Mi padre lo dejó todo perfectamente escrito, porque los toreros hacemos testamento. Lo que pedíamos eran cosas sin valor económico, con un valor personal, un valor sentimental, sin precio ninguno. De tener algo de mi padre. Yo lo eché mucho de menos cuando empecé a torear, el poder hacer un paseíllo con un capote de paseo de mi padre. Tener las espadas, que en el testamento ponía que eran para mí. Aunque luego me las regalaran el día que me casé con Eugenia… Bueno, vale, pero es que eran mías. Vale, se lo agradezco a mi hermano eternamente porque si no hubiera sido por eso, a día de hoy seguiría sin tener nada de mi padre”, declaró el torero.

Fran Rivera en el programa ¡De viernes! de Telecinco.

Aunque uno de los testimonios más impactantes de la entrevista con relación a Isabel Pantoja vino cuando afirmó haber hablado con “Juan, el mayoral de Cantora”, que le dijo que había intentado hablar con la tonadillera para que le diera “a los niños” las cosas de Paquirri que mantenía guardadas en un cuarto. “¿Y qué te crees que me dijo? Me dijo: antes de que lo tengan los niños, lo quemo”, afirmó Fran Rivera en la mencionada entrevista.

La herencia de Paquirri, el inicio de los problemas de la Pantoja con Kiko Rivera

Fran Rivera también ha confesado en el programa que no tiene muy buena relación con sus hermanos. Y es que parece que en el clan Rivera-Pantoja todo se ha ido resquebrajando con el paso de los años. Sin ir más lejos, Isabel Pantoja tampoco mantiene buena relación con sus hijos, a los que ya ni siquiera menciona en las entrevistas.

Las rencillas familiares entre madre e hijos se remontan al año 2020. Fue entonces cuando Francisco José Rivera Pantoja, más conocido como Kiko Rivera, daba una polémica entrevista a la revista Lecturas en la que hablaba de su madre.

El DJ retrataba a su madre como una diva fría que no es capaz de disociar su papel de estrella del personal: “Mi madre es siempre Isabel Pantoja. La artista se ha comido a la persona”. “Te has vendido como la mejor madre del mundo y, mamá, perdóname, ¡pero no lo eres! ¿Por qué me trajeras todos los juguetes antes de que los tuvieran otros niños?”, aseguraba Kiko sobre la intérprete de Marinero de luces. “¡Solo la necesito para que sea mi madre y creo que eso se le ha olvidado!”, remataba.

Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera.

Sin embargo, lo que de verdad abrió el melón fue el anuncio de Kiko de que quería conocer de verdad el testamento de su padre, para saber si su madre ha cumplido lo que su padre dispuso para con él. Para muchos, este fue un golpe bajo del polémico DJ, que sólo quería dinero para afrontar su ritmo de vida después de haberse quedado a cero tras pagar sus deudas después de su paso por el reality GH Dúo junto a su mujer Irene Rosales.

Sobre este asunto, el DJ habló en el programa de Telecinco "Cantora: la herencia envenenada". Tras más de 30 años de silencio, Rivera expresaba sus sospechas sobre la gestión de Isabel Pantoja de la herencia de su padre, afirmaba sentirse “engañado” y lanzaba que tomaría acciones legales de ser necesario para que la voluntad de su padre se cumpliera.

Una herencia polémica

La muerte de Francisco Rivera Paquirri el 26 de septiembre de 1984 en la plaza de toros de Pozoblanco (Córdoba) —cuyo cartel es recordado por los aficionados taurinos como el cartel “maldito”, debido a las numerosas muertes de los que en él aparecían—, tras ser empitonado por el toro Avispao dio lugar a uno de los asuntos más recurrentes en el mundo del corazón: su herencia. El reparto de los bienes del torero de Barbate originó tres bandos familiares irreconciliables: su padre y sus hermanos por un lado; su viuda (Isabel Pantoja) y su hijo pequeño (Kiko Rivera) por otro y, por último, los hijos nacidos de su primer matrimonio con Carmina Ordóñez, Francisco y Cayetano.

El 24 de septiembre de 1987 los tres bandos en liza firmaron el acuerdo para la repartición de los bienes del diestro en Sevilla. Ninguno de los tres grupos estaba del todo de acuerdo con el reparto. Sin embargo, el tiempo apremiaba. El diestro había firmado un testamento treinta horas antes de su boda con Isabel Pantoja y ponía como fecha límite para el reparto de bienes, tres años.

El patrimonio oficial del matador estaba tasado en 1.000 millones de pesetas (6 millones de euros) e incluía desde bienes patrimoniales hasta algunos con mayor valor sentimental: varias explotaciones agrícolas, varios vehículos y embarcaciones, joyas y trajes de luces, además de otros.

El acuerdo definitivo otorgaba el 45 por ciento de los bienes de Paquirri y la finca La Cantora a su viuda, la tonadillera Isabel Pantoja y a su hijo Francisco José. Otro 40 por ciento y la finca Los Rosales para los hijos de su exmujer Carmina Ordóñez: Francisco y Cayetano. El 15 por ciento restante y la finca El Robledo para su padre Antonio Rivera y sus tres hermanos Antonio, José y Teresa Rivera.

Todavía hoy Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez denuncian que la mayoría de pertenencias relacionadas con la faceta de torero de su padre son irrecuperables, culpando a Isabel Pantoja de quedárselas. Los hijos de Carmina Ordóñez tomaron el testigo de su madre reclamando a la artista estos objetos cuando siguieron los pasos paternos en el ruedo.

Cantora, en el epicentro de la polémica

Sin duda, parte de la polémica tiene como epicentro la finca La Cantora. Un lugar del que Isabel nunca ha querido deshacerse por considerarlo fundamental en su vida. Lo cierto es que la venta de la finca podría haberle evitado muchos problemas económicos tanto a la folklórica como a su hijo.

Finca La Cantora.

La finca La Cantora, de 370 hectáreas, es propiedad de Isabel Pantoja en un 52,40 por ciento, estando el resto (47,60 por ciento) en manos de su hijo Francisco Rivera Pantoja. En 2002, al cumplir la mayoría de edad, Kiko le cedió a su madre la gestión de su parte. Algo que ahora le echa en cara y asegura sentirse engañado. “Cuando cumplí 18 años fui con mi madre a firmar algo. Con esa edad y la vida que yo tenía, que era más bien un cabeza perdida, me dice mi madre: ‘firma esto’, y voy de cabeza a firmar”, contaba en su entrevista de Lecturas.

Años después de la muerte del diestro, su herencia sigue siendo un asunto de actualidad y de disputa entre sus hijos y su viuda, la que se considera “la viuda de España”. Un apelativo con el que Fran Rivera también se ha mostrado en desacuerdo en el citado programa.

COMPARTIR: