30 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Vendiendo alguno de los inmuebles que posee, como los pisos de Fuengirola o la casa de El Rocío, la folklórica podría saldar de sobra sus deudas

La situación económica real de Isabel Pantoja: Más de tres millones de euros en propiedades y más de uno de deudas

El Cierre Digital en Isabel Pantoja.
Isabel Pantoja.
La situación económica de Isabel Pantoja es uno de los asuntos que genera más debate en la prensa del corazón. Nuestro experto Antonio Gallardo arroja luz sobre las propiedades y deudas de la tonadillera. La cantante atesora, además de la finca Cantora, dos pisos y una plaza de garaje en Fuengirola, una casa en El Rocío (Huelva), un piso en el barrio sevillano de Los Remedios y el piso en el que vive su hermano Bernardo, también situado en la capital hispalense.

La economía de Isabel Pantoja siempre es un tema recurrente en el mundo del corazón en España. Las cuentas de la tonadillera son objeto de debate constante. Sus deudas y su escasa actividad laboral llaman la atención ya que hablamos de una de las artistas más exitosas de las últimas décadas. ¿Cuál es la realidad de la situación financiera de la folklórica?

Lo cierto es que Isabel Pantoja tiene un cuantioso patrimonio inmobiliario. La joya de la corona es la finca Cantora, donde vive la artista junto a su hermano Agustín Pantoja. La heredad está valorada en 4'5 millones de euros. Sin embargo, ella es propietaria sólo del 51%, el restante es de su hijo Kiko Rivera. Es decir a ella le corresponden 2'25 millones de euros de lo que vale.

Por otro lado, su empresa Pantomar se encarga de administrar sus propiedades en Fuengirola (Málaga): dos apartamentos y un garaje. Lo que le da una suma de 400.000 euros. 

Valor de las propiedades de Isabel Pantoja./ Mediaset. 

A esto hay que sumarle el piso del barrio sevillano de Los Remedios, en el que la artista vivía antes de su unión con Francisco Rivera Paquirri y que está tasado en 500.000 euros. Además, el piso en el que vive su hermano Bernardo en la capital hispalense es igualmente propiedad de la cantante y está valorado en 100.000 euros. Por último, su célebre casa en El Rocío (Huelva) está valorada en medio millón de euros. 

En total en bienes inmuebles la intérprete de Marinero de luces atesora 3.750.000 euros. 

Deudas

Pero vayamos ahora a las deudas de la viuda de Paquirri. Sobre la finca Cantora pesa una hipoteca con la Agencia Tributaria de 450.000 euros. A esto hay que sumar otros embargos que pesan sobre la finca gaditana, más intereses de demora, que hacen unos 525.000 euros. Con lo cual, hablamos de un millón de euros sólo sobre la famosa heredad. 

Su sociedad Pantomar también presenta deudas. En concreto, por los tres embargos que pesan sobre los dos apartamentos y la plaza de garaje en Fuengirola (Málaga): 102.969 euros, 36.334,75 euros y 66.635,03 euros, respectivamente.

Es decir, entre unas cosas y otras, un total de 1.205.938 euros

A esto, hay que sumar las deudas de Isabel Pantoja por costes procesales tras perder una demanda que interpuso a las cantantes Las Mellis. Dos gemelas sevillanas que se hicieron populares por pertenecer al entorno de la tonadillera a la que criticaron en algunas entrevistas televisivas tras romper su relación de amistad. Esto llevó a la folklórica a llevarlas a los tribunales y tras perder, les debe gastos procesales por el valor de 60.000 euros. 

Además, la tonadillera debe todavía 76.000 euros a Loli Pozo conocida en los programas de corazón como 'Loli la Kioskera'. Una mujer que prestó dinero a Isabel Pantoja por una cierta relación de amistad que mantenían debido a que Loli era seguidora de la música de Pantoja. Sin embargo, la artista todavía le adeuda la citada cantidad. 

En total las deudas de la cantante suman 1.341.938 euros. 

Cuadro de deudas de Isabel Pantoja/ Mediaset.

Con estos datos, la cantante podría vender propiedades para saldar sus deudas y aún así todavía se quedaría con 2.468.062 euros. Claro que a esto se le podrían sumar otras deudas de las que se habla pero que no son oficiales, como préstamos a personas particulares que la tonadillera habría solicitado en momentos muy concretos de su vida. 

La tan cacareada mala situación económica de la folklórica como vemos podría solucionarse vendiendo propiedades, y las saldaría más rápido incluso que con sus puntuales trabajos televisivos o musicales ya que evitaría la demora del pago que, inevitablemente, aumentaría las deudas y agravaría de verdad su situación económica.

COMPARTIR: