21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"No voy a declarar nada en contra de mi madre. Muchas gracias", ha dicho el cantante con la voz ronca y quebrada que le caracteriza desde hace meses

Miguel Bosé se acoge a su derecho a no declarar en el juicio contra su madre por el Picasso

El cantante Miguel Bosé.
El cantante Miguel Bosé.
El cantante Miguel Bosé se ha acogido esta tarde a su derecho a no declarar contra su madre, Lucía Bosé, en el juicio en el que se le acusa de apropiarse indebidamente y luego vender por casi 200.000 euros un dibujo que Picasso regaló en 1963 a su sirvienta, Remedios de la Torre, con la inscripción 'Para Reme'.

En una videoconferencia desde México, Bosé, que fue citado como testigo, se ha acogido al derecho a no declarar contra una madre después de que la magistrada se lo recordara. "No voy a declarar nada en contra de mi madre. Muchas gracias", ha dicho el cantante con la voz ronca y quebrada que le caracteriza desde hace unos meses.

El pasado 5 de noviembre, la vista oral se suspendió al aceptar la Sala la petición de una de las partes de que declarara Miguel Bosé, después de que uno de los hermanos de la familia de Remedios, los denunciantes, afirmara que el dibujo en cuestión se lo regaló la sirviente, más conocida como 'Tata', al cantante. Su madre siempre ha declarado que era suyo porque se lo había dado Remedios.

Tras la comunicación con el testigo, el juicio ha entrado en su última fase, la de conclusiones. La fiscal ha tomado la palabra para exponer que considera probado la apropiación indebida porque la única prueba que hay "concreta y objetiva" es que el dibujo fue regalado por el pintor malagueño a Remedios, como así firma por detrás como dedicatoria. "Es la prueba fundamental del procedimiento", ha dicho.

Además, ha sostenido que durante el juicio no se ha materializado ningún tipo de prueba sobre una supuesta donación de la sirvienta a la Lucía Bosé, por lo que "hay una apropiación indebida y perjuicio a los herederos y su obligación era devolverlo". La Fiscalía pide para la procesada dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización para los perjudicados.

Por su parte, una de las acusaciones particulares, que se ha adherido a las conclusiones del Ministerio Fiscal, ha dicho que Remedios era una "una analfabeta funcional" que no entendería lo que era una donación y que era "fácilmente manipulable y engañable" por su señora. Y ve probado que el dibujo en cuestión fue regalado por Picasso a la 'Tata' porque "en la dedicatoria ponía 'Para Reme', no 'A Reme'".

Lucía Bosé llegando a los Juzgados. 

De hecho, ha indicado que el hecho de que la conocida actriz italiana reconociera que se gastó el dinero del dibujo que subastó "en bolsos y zapatos" puede parecer "una respuesta imbécil" pero que, a su juicio, revela mucho. "Con un cuadro de ese valor no han demostrado ni hay testigos que hayan dicho de forma indubitada que se produjo esa donación. No ha quedado acredito", ha dicho.

El letrado también ha acusado a Bosé de actuar "de mala fe" porque la familia de la sirvienta reclamó en dos ocasiones "de forma detallada y no a posteriori" que devolviera el cuadro, pero ella no lo hizo. "La acusada tuvo conocimiento de esas reclamaciones y no ha colaborado en la reparación del daño", ha apuntado.

El abogado de la otra acusación particular, que también se ha adherido a las conclusiones de la fiscal, ha criticado que la casa de subastas en la que fue vendido el dibujo no acreditara su propiedad antes y ve contradicciones en el hecho de que hablaran de un regalo a Miguel Bosé y luego dijeran que era patrimonio familiar.

Por su parte, el letrado de la defensa ha aludido al principio de mínima intervención del Derecho Penal y al artículo del Código Penal que señala la propiedad de un bien mueble cuando se hace un uso continuado e interrumpido durante muchos años. También ha sostenido que no existe principio de ajeniedad porque los testigos del supuesto regalo de Picasso (Lucía Bosé, su marido Miguel Dominguín, Picasso y Remedios de la Torre) han fallecido todos salvo la procesada.

"La 'Tata' ni lo cogió, ni lo tocó. Quédese usted con él, me dijo"

La Defensa tampoco ve ánimo de lucro y ha esgrimido que, en aquella época, 1963, eran constantes los regalos y dedicatorias del pintor malagueño y la familia Bosé. También ha asegurado que en la herencia de Remedios no aparece el dibujo ni reclamaciones posteriores. Además, ha apuntado que en la casa de subastas son habituales las ventas con dedicatorias.

Dibujo 'La Chumbera' de Pablo Picasso. 

Por último, ha destacado que el dibujo en litigio ha sido entregado y expuesto temporalmente en diferentes exposiciones y salas de todo el mundo "y nadie ha reclamado nunca nada". "Como no han podido acreditar las demandantes su propiedad pedimos la absolución al no haber responsabilidad penal y sin ésta tampoco hay responsabilidad civil", ha concluido.

Ha tomado la última palabra Lucía Bosé, que ha declarado que durante el juicio "se han dicho muchas mentiras". "La 'Tata' ni lo cogió, ni lo tocó. Quédese usted con él, me dijo. Estaba el torero delante, Picasso, yo y los niños. ¿Cómo voy yo a robarme un cuadro? Me parece injusto cómo pueden llamarme ladrona. La familia de Remedios nunca se ocupó de nada de ella y ni fueron al entierro, que organizó Miguel", ha subrayado.

A la salida de los juzgados y a preguntas de los periodistas, Bosé ha dicho que "no le divierte nada contar" lo ocurrido pero que ella se encuentra "tranquila y feliz" porque "nunca ha dejado de ser feliz". "Me encantaría que me lleven presa", ha terminado diciendo con ironía. Las denunciantes no han querido hacer declaraciones a los medios.

COMPARTIR: