09 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su historia de amor comenzó en 1997

El colaborador de Telecinco Kiko Matamoros y su esposa Makoke se separan después de 20 años de relación

Makoke Giaever y Kiko Matamoros
Makoke Giaever y Kiko Matamoros
Corren tiempos difíciles para el empresario y colaborador Kiko Matamoros, quién ha protagonizado en los últimos días desagradables enfrentamientos públicos con su hijo Diego Matamoros, una constante guerra en la familia Matamoros que parece no tener fin y a la que ahora se suma la desagradable noticia de ruptura con Makoke Giaever.

Así lo han confirmado fuentes de su entorno en la revista Lecturas, que ha sacado esta mañana la noticia en portada. Veinte años de relación y casi dos de matrimonio unía a esta televisiva pareja que se conoció en 1997 en la inauguración de un restaurante. Desde aquel momento se fraguó un amor en el que Kiko comenzó siendo el representante de Makoke, una relación que ha soportado innumerables reveses económicos y familiares, convirtiendo a la pareja en una de las más consolidadas del panorama mediático.

A penas unas horas después de que la revista saliera a la calle, Matamoros confirmó la noticia en ‘Sálvame’, programa donde trabaja como colaborador, y aclaró que no hay terceras personas, que la causa de la separación ha sido la ‘falta de ilusión’ y el desgaste de 20 años de relación. Además, indicó que fue Makoke quien tomó la determinación.

Parece ser que el matrimonio ha pasado sus vacaciones por separado, ya que a mediados de este mes Kiko Matamoros se marchó de la casa familiar, justo cuando la pareja iba a cumplir 20 años juntos.

"He estado unos días en un hotel y luego en casas de amigos. Ahora estoy con mi hija en el que ha sido nuestro hogar ya que Makoke se halla en Cádiz", ha afirmado Kiko.

Los últimos meses han supuesto un deterioro significativo para la pareja, dados los problemas con Diego Matamoros, quién pudo contribuir al desastre con sus desprecios públicos a Ana Matamoros, la hija que tienen en común Kiko y Makoke; un hecho que no frenó a Kiko para acudir finalmente a la boda de Diego con Estela Grande. Esta decisión pudo haber molestado a Makoke, tras las duras críticas de Diego, vertidas poco antes sobre su hija.

Otra de las razones que han podido contribuir a ese clima de desgaste en la pareja es su situación económica. Kiko ha aparecido recientemente en la lista de morosos publicada por Hacienda, donde se puede observar que debe más de un millón de euros. De hecho, Matamoros ha puesto recientemente en venta su casa en la exclusiva urbanización de La Finca por valor de dos millones de euros. Sin embargo, el colaborador niega que el motivo sea por problemas económicos, sino por su antiguo deseo de irse a vivir a Málaga con Makoke.

La última vez que se vio a la pareja junta fue a principios de agosto, en una cena benéfica en Marbella, organizada por Arancha Benito.

COMPARTIR: