19 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Es la hija mayor de la hermana de don Juan Carlos I y del también fallecido Luis Gómez Acebo, Duque de Deleitosa, y la nueva matriarca de este clan

Simoneta Gómez Acebo, de heredera a ser ingresada tras morir su madre la Infanta Pilar

Simoneta Gómez Acebo.
Simoneta Gómez Acebo.
Una semana después de fallecer la infanta Pilar, su hija Simoneta Gómez-Acebo ha sido ingresada en el hospital por una neumonía. La hija de la difunta duquesa de Badajoz sufría algunos problemas respiratorios y había pospuesto su tratamiento debido a los problemas de su madre, a la que acompañó en todo momento en el hospital durante su larga enfermedad.

Simoneta Luisa Gómez-Acebo de Borbón, asumió el matriarcado tras las muerte de su madre, la infanta Pilar. Simo, como es conocida familiarmente, nació el día de San Simón, el 28 de octubre de 1968. Sus padres, convencidos de que sería un niño, no habían previsto un nombre para ella, y fue su abuela paterna, quién sugirió italianizar el nombre del santo del día.

Ahora debe guardar reposo y cama en el hospital. Así, al duque de Badajoz y vizconde de la Torre, muy amante del arte italiano, le pareció estupendo que llevara el nombre de la esposa de Lorenzo El Magnífico y también modelo de Botticelli, la bella Simoneta Vespucci.

Simoneta, según sus grandes amigos, “es una mujer decidida, muy cordial y con gran estilo personal”. Sus enemigos, que son también muchos, dicen de ella todo lo contrario. En lo que sí coinciden todos es en que le encanta viajar, principalmente a los países exóticos. Es una buena lectora de novelas “porque ponen alas a mi imaginación”, y de biografías de mujeres.

Siempre se ha llevado muy bien con sus tíos, los Reyes Eméritos. A don Juan Carlos siempre lo ha llamado con relativa frecuencia por el móvil. Adora a sus primas, las Infantas Elena y Cristina de Borbón. Y si alguien comete el craso error de decirle que pertenece a la Familia Real, rápidamente precisa: “No, no. Yo soy parte de la familia del Rey”.

Simoneta Gómez Acebo con su madre la Infanta Pilar. 

Simo, como es conocida entre todos su más próximos, lleva más de dos décadas trabajando en la prestigiosa firma francesa Cartier, donde comenzó de la mano de su padre Luis Gómez-Acebo que era miembro del Consejo de Administración. También su madre era consejera de una filial de la firma francesa: Richemont Iberia SL, que figura en el organigrama de Cartier International BV, domiciliada en los Países Bajos. Así todo quedaba en casa.

Pero antes de aterrizar en la firma Cartier, Simoneta estuvo en Estados Unidos, donde comenzó a estudiar Oceanografía, una carrera que abandonó para volver con los suyos y dedicarse a la equitación. Años después se trasladó a Londres a estudiar arte en el famoso centro de subastas Sotheby´s.

Sin embargo, Simo siempre fue una mala estudiante, lo que obligó a sus padres a buscarle “una salida airosa”. Fue entonces cuando empezó a trabajar en la mencionada firma francesa Cartier. Lo hizo primero como vendedora y, después, como relaciones públicas. Desde entonces no ha tenido más remedio que aprender idiomas (inglés, francés, portugués y árabe), una disciplina muy cuidada por todos los miembros de la Casa Real española. Durante diez años estuvo trabajando en la tienda de la joyería Cartier, situada en la calle de Serrano, en Madrid. Y en mayo de 2000 accedió al cargo de directora.

Aparte de su faceta laboral, se ha manifestado en muchas ocasiones en apoyo a la Asociación de Lucha Contra el Sida Apoyo Positivo, en la que colabora de manera tan discreta como activa. Hace unos años protagonizó un anuncio de una conocida marca de pañales cuyos beneficios fueron destinados a otra organización benéfica, Nuevo Futuro, donde su fallecida madre era pieza fundamental.

Pero al margen de sus labores benéficas y no lucrativas, la primogénita de los Duques de Badajoz es consejera de una sociedad familiar que se dedica a invertir en bolsa, Labiernag 2000 Sicav, S.A. Se trata de una de las conocidas sociedades de inversión mobiliaria de capital variable que hoy en día utilizan todas las grandes fortunas de España para incrementar sus beneficios

Pero sus negocios y apoyos no terminan aqui. Los Gómez-Acebo dominan la Sociedad Inmobiliaria de Capital Variable Labiernag 2000. Una sociedad que estaba presidida por su madre la infanta Pilar de Borbón. En ella también figura su hermano Bruno (tercero de la saga) y fue constituida el 15 de noviembre de 2000, con un patrimonio inicial cercano a los 5 millones de euros (unos 800 millones de las antiguas pesetas). De su gestión se ha encargado, como de otras muchas Sicav, la firma de banca privada Banif, utilizada para estos menesteres por el Santander Central Hispano (SCH), entidad que preside y controla Ana Patricia Botín, con gran llegada a los Gómez-Acebo.

Simoneta Gómez Acebo el día de su boda con José Miguel Fernánez Sastrón. 

La infanta Pilar y los sobrinos del Rey han invertido duranet estos años a través de esta Sicav, que gestiona el grupo Santander, en sociedades tan dispares como Microsoft, Coca Cola, Acerinox, Banco Popular, Iberdrola, BNP Paribas, Ebro Puleva, Telefónica, Zeltia, Repsol, Telepizza, Rolls Royce…En total, más de una treintena de empresas que cotizan en las bolsas europeas y estadounidenses. Los ingresos que perciben la familia Gómez-Acebo Borbón por su cartera de inversiones se calculan, como media, en unos 36.000 euros mensuales, cifra que puede ser muy superior en distintos periodos.

Su matrimonio con Fernández Sastrón

Al margen de sus negocios, la vida personal de Simoneta Gómez-Acebo ha sido seguida intensamente por los medios de comunicación. Atualmente es madre de tres hijos: Luis Juan (1991), Pablo (1995) y María de las Mercedes (2000), ésta última lleva el nombre de su bisabuela, la madre del Rey Juan Carlos. Toos ellos son fruto de su matrimonio con el compositor y productor musical José Miguel Fernández Sastrón, hijo de Jorge Fernández y nieto del conocido empresario de los años sesenta Pepín Fernández, que fuera dueño de los míticos almacenes Galerías Preciados, el primer gran establecimiento moderno de la historia de España.

Fernández Sastrón, nacido en Madrid en 1960, estudió por indicación familiar la carrera de Derecho, sin embargo, sus ambiciones eran otras ya desde muy joven. Quería dedicarse, como el resto de sus seis hermanos, a la publicidad y a la música, unos gustos que heredó de su abuelo Pepín Fernández. Fue en 1985, tras terminar sus estudios jurídicos, cuando montó su primer estudio musical con la ayuda de su padre. El proyecto funcionó inmediatamente, ya que por entonces la música para anuncios se pagaba a un millón de pesetas por spot. La publicidad vivía una etapa boyante que a José Miguel le proporcionó suculentos beneficios durante cinco años.

Luego se incorporaría como socio a la discográfica propiedad del empresario José Ramón Barroso Perales, más conocido como Pepe Barroso, amigo íntimo de los integrantes más jóvenes de la Casa Real y que fuera dueño de la firma Don Algodón, comprada a finales de 2005 por el grupo americano BCBG Max Azria. Pepe Barroso, que fue presidente ejecutivo de esta conocida firma, y que también fue socio de los hijos de Gil y Gil en múltiples negocios inmobiliarios en la Costa del Sol.

La discográfica que montaron Pepe Barroso y Fernández Castrón fue bastante conocida en el mundillo musical. Se llamaba Pep’s Record, S.L. y sus fundadores iniciales son otros “ilustres” personajes. Según el Registro de la Propiedad, además de Pepe Barroso (con un 27%) y del sobrino político del Rey Juan Carlos, José Miguel Fernández Sastrón (con un 26 %), aparecían el actual consejero delegado y propietario del equipo de fútbol del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín (con un 23%) y el que fuera consejero delegado de Antena 3 Televisión y hombre de confianza del fallecido editor Antonio Asensio, Francisco Javier Gimeno de Priede (con un 23%); además, la firma Don Algodón que contaba con un 1%. Esta discográfica lanzó al mercado a conocidos intérpretes españoles como Malú, Los Caños o Manu Tenorio.

Tras varios años en comunidad, Fernández Sastrón se desligó, en teoría, pero no en la práctica, del fundador de Don Algodón. El marido de Simoneta montó su propio estudio de grabación dedicado a las cuñas radiofónicas y a las melodías publicitarias.

El yerno de la infanta Pilar ha logrado ya algún que otro premio en festivales internacionales. Entre sus anuncios más reconocidos destaca el spot que hizo para la cadena de televisión Canal Plus, “Me gusta el fútbol”, que se convirtió en el himno de un club de la segunda división francesa, el Excelsior. Y entre sus composiciones musicales figura también la sintonía de los anuncios de la firma vinícola Don Simón.

El introductor de los artistas en Zarzuela

Simoneta y José Miguel Fernández Sastrón contrajeron matrimonio en lor de multitudes en la catedral de Palma de Mallorca en septiembre de 1990, sólo apenas unos meses antes de la muerte del Duque de Badajoz.

Por entonces, los Duques aceptaron de buen grado el primer envite que recibía de lleno la realeza: Aquel yerno tenía una profesión atípica entre ellos. Era compositor de anuncios. Ahora, transcurridos los años, el marido de Simoneta no sólo se dedica a componer anuncios, sino que está vinculado con el negocio del cine. Entre sus trabajos figuran la banda sonora de películas como Trileros o El buscavidas y la creación de su primera comedia musical, Cha-cha-cha. Después de superar un tumor linfático, que le obligó a trabajar desde la cama a causa de la quimioterapia recibida, la inspiración musical fue su verdadero canto a la vida.

Simoneta y Fernández Sastrón con sus tres hijos. 

La amistad que mantiene con distintos compositores, cantantes y artistas españoles, como Antonio Carmona o Joaquín Sabina, le han convertido en el gran introductor de todos éstos ante la Familia Real. 

Precisamente Sabina, autor de una composición dedicada a la entonces Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, le dijo en privado a su amigo que le gustaría dársela personalmente a la que un día fue presentadora de telediarios en televisión. El encuentro se produjo durante una cena organizada en la casa de Simoneta, en la urbanización madrileña de Puerta de Hierro. Fue la noche en la que Fernández Sastrón hizo sonar por primera vez el vals que compuso como regalo de boda para los entonces príncipes de España.

Desde enonces, casi todos los encuentros musicales que Fernández Sastrón realiza tienen sus frutos. Así Sabina, encantado de su primer encuentro con los entonces Príncipes, les invitó a cenar a su casa, situada en pleno centro de Madrid, en el barrio de Tirso de Molina. Una curiosa velada a la que asistieron también Jimena, la pareja de Sabina, y los cantantes Víctor Manuel, Ana Belén, Joan Manuel Serrat y su mujer Candela.

Simoneta y José Coronado fueron portada de las revistas en el verano de 2010. 

Pero el matrimonio acabó en divorcio en 2009. Fue una gran sorpresa. A él prontó se le relacionó con Ruth Gabriel, la mítica actriz que arrasó en los años noventa con la película Días Contados junto a Javier Bardem. Por su parte, Simoneta vivió un romance con el actor José Coronado en el verano de 2010. Luego tuvo una relación de idas y venidas con Beltrán Cavero, sobrino de Esperanza Aguirre.

Obsesionada desde hace años por intentar llevar una vida tranquila y fuera de los focos, es hoy la nueva matriarca de los 'Otros Borbones', los poderosos Gómez-Acebo Borbón, tras la muerte de su madre la infanta Pilar.

COMPARTIR: