15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

También ha pedido protección contra los abusos, al equiparar su caso al de la princesa Latifa, hija del Jeque, que huyó del maltrato paterno

Haya de Jordania solicita en su juicio contra el Emir de Dubai una orden de alejamiento para evitar "un matrimonio forzado"

La princesa Haya, con su abogada Fiona Shackleton al salir de la segunda jornada del juicio.
La princesa Haya, con su abogada Fiona Shackleton al salir de la segunda jornada del juicio.
La segunda sesión del 'juicio del año' que enfrenta a la princesa Haya de Jordania con el Emir de Dubai por la custodia de sus hijos ha sorprendido por la petición de la princesa jordana "contra el matrimonio forzado para uno de sus hijos y una orden de protección contra los abusos”. Según la princesa, su marido quería casar a la fuerza de uno de ellos. Con la segunda medida solicitada por la hermana del Rey de Jordania se confirma la teoría de que Haya ha sufrido supuestamente abusos.

El miércoles 30 de julio la princesa Haya de Jordania reaparecía ante el Tribunal Superior de Londres tras huir de Dubai con una maleta con 35 millones de euros, escapando así de su marido el Jeque y Emir de Dubai Mohamed bin Rashid al Maktum.    

La princesa ha acudido ante el Tribunal Superior para solicitar la custodia de los hijos que tiene en común con el líder árabe, sin embargo, ha transcendido a través de los medios internacionales las medidas solicitadas por Haya de Jordania, poniendo así de manifiesto la situación de peligro a la que se ha visto sometida tanto ella como sus hijos. Una situación que ya denunció la hija del jeque, la princesa Latifa.

La hija del anterior Jefe de Estado de Jordania, el fallecido Rey Huseín, no sólo ha solicitado la custodia de sus dos hijos, sino que además ha pedido una “orden contra el matrimonio forzado" para uno de sus hijos y una "orden de protección contra los abusos”, tal y como aseguran desde la edición británica de Vanity Fair. Se tratan de dos medidas relacionadas con los procesos por maltrato. 

Los hijos de Haya y el Emir son Jalila, de once años, y Zayed, de siete. Haya intentaría evitar el matrimonio forzado de uno de estos, lo que le obligaría a volver a Dubai, como ya ocurrió con las princesas Latifa y Shamsa, quienes denunciaron malos tratos por parte de su padre a través de un polémico vídeo que puso en el punto de mira a esta monarquía.

La princesa Haya con su marido Emir. 

Con la segunda medida solicitada por la hermana del Rey de Jordania se confirma la teoría de que Haya ha sufrido supuestamente los mismos peligros o abusos denunciados por Latifa, de ahí su fuga en el pasado mes de junio. Ahora hay que esperar a las alegaciones de Mohamed bin Rashid al Maktum y la decisión Tribunal Superior de Londres. 

Según la ley inglesa, una orden de protección contra el matrimonio forzado tiene por objeto proteger a una persona de contraer matrimonio contra su voluntad o ayudar a alguien que ya se ha visto obligado a casarse.

Juicio del año

El que ya es bautizado como ‘juicio del año’ podría tener consecuencias diplomáticas ya que el interés de la princesa jordana es solicitar asilo en el Reino Unido. El asunto pone en jaque a tres Casas Reales, la jordana, la de Dubai y la británica. La Reina Isabel II ha mantenido siempre una excelente relación con el actual soberano de Jordania, aunque también dio cobijo en Londres a la Reina Noor de Jordania que se instaló en la capital británica tras los desencuentros con la actuar soberana Rania y la intrigas en la corte de Amán.

Por su parte, la embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Londres ha declarado que su gobierno no tiene intención de comentar sobre la privacidad de los involucrados en el caso.

Muchos esperan que la resolución de este juicio ponga luz sobre el habitual oscurantismo que preside la vida y la política de los Emiratos. Sin embargo, a pesar de los enfrentamientos entre Haya y el Emir de Dubai, ambos saben que hay cosas que es mejor guardar bajo la alfombra, sobre todo para proteger una cuantiosa fortuna que algún heredarán sus hijos.

COMPARTIR: