21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sobrino del Rey estudia en un elitista colegio estadounidense en Madrid mientras procura ser más discreto en sus salidas nocturnas

Así es la nueva vida de Froilán: centrado en los estudios, huyendo de la prensa y rompiendo corazones

Froilán en los toros.
Froilán en los toros. / Europa Press
El nieto mayor del Rey Don Juan Carlos I parece sacudirse por fin la etiqueta de rebelde que durante años le ha acompañado. Froilán ha conseguido encauzar los estudios mientras evita todo lo que puede a la prensa, buscando la discreción en sus correrías nocturnas donde tiene bastante éxito entre el género femenino tras el fin de su primer noviazgo con Mar Torres. El joven evita sus relaciones con los periodistas salvo para defender las corridas de toros, de las que es gran aficionado.

Felipe Juan Froilán de Todos los Santos Marichalar Borbón  para el DNI, Pipe para su círculo íntimo, o simplemente Froilán para el común de los contribuyentes, ha pasado de ser el nieto díscolo de Juan Carlos I a encauzar su vida educativa e intentar eludir a la prensa en la medida de lo posible. El joven no tiene un papel definido en el protocolo Real, de hecho, ni siquiera es formalmente parte de la Familia Real, sino familia del Rey, que no es lo mismo.

Respecto a su vida académica, hace dos años una polémica recorrió España: Froilán se sacó en un año el equivalente a cinco cursos académicos. Hasta el diputado de ERC, Gabriel Rufián mostró su indignación en las redes sociales. Tanto la Casa Real como la Infanta Elena guardaron silencio sobre el asunto. Lo último que supimos de la vida estudiantil del nieto mayor de los Reyes Eméritos es que en 2014 tenía que repetir por tercera vez el curso de 2º de la E.S.O.  Un año más tarde salieron a la luz las fotografías de la graduación de Froilán de Marichalar, tras pasar dos años estudiando en Virginia (Estados Unidos), en el internado Blue Ridge School, cuyo coste anual es superior a 40.000 euros.

¿Cómo lo había conseguido? El secreto estaba en las "ventajas" del sistema educativo estadounidense que permite realizar varios cursos en uno. A ello recurren muchos jóvenes bien situados económicamente en el país norteamericano y también otros con poder adquisitivo importante en Europa. 

Un elitista colegio americano

Tras superar la educación secundaria, el hijo de la Infanta Elena volvió a Madrid para continuar sus estudios, ahora ya universitarios. El centro donde estudia, siguiendo su estela, también es bastante sui generis. Sobre todo, por lo económico. Se trata del CIS The College for International Studies, cuyo coste es superior a 20.000 euros anuales. El sobrino de Felipe VI cursa estudios de Administración y Dirección de Empresas (ADE).

CIS The College for International Studies, Madrid / Google Maps

Este elitista centro, situado en la calle Velázquez en Madrid, presume en su web de una serie de ventajas que hacen de su sistema educativo uno de los más eficaces:

 “Disminuimos el riesgo de fracaso por equivocación. Nuestros alumnos no tienen que elegir su carrera al finalizar su bachillerato, toman contacto con varias asignaturas troncales dentro del área de estudio que hayan elegido durante los dos primeros años, para decidirse por una carrera a partir del tercero.

Es muy fácil cambiar de carrera ya que muchas asignaturas son comunes.

También puedes cambiar de Universidad dentro de la red de Universidades Americanas porque el sistema de créditos es el mismo.

El alumno es quien organiza y elabora su propio plan de estudios.

Está basado en la práctica frente a la teoría. Lo importante es que el alumno entienda el concepto y lo retenga, no que lo memorice y luego lo olvide.

Se trabaja día a día, el alumno interioriza el trabajo diario frente al trabajo de última hora y eso le acompañará en su vida en todas sus facetas.

La evaluación es continua, favoreciendo la constancia como método de trabajo.

El alumno se motiva al tener muchas metas a corto plazo y ser responsable de su propio plan de estudios”.

En cuanto a lo económico, estudiar un curso equivalente a entre 12 y 13 créditos universitarios, cuesta 7.397 euros básicos por término medio, a los que hay sumar las tasas de 340 euros para libros y material, lo que entre todo lo externo podría sumar una cantidad muy superior. Cuentan además con talleres de apoyo y orientación para los alumnos, así como asesoramiento en servicios extraescolares como la búsqueda de alojamiento en la capital de España para los alumnos que tengan residencia en la ciudad.

El Rebelde de la familia

Desde pequeño, el calificativo de rebelde  ha acompañado  a Froilán pasando a sí de ser el miembro de la Familia que más alegría despertó, al ser el primer nieto de Juan Carlos y Sofía, a ser el más criticado. Sus actitudes de crío rebelde fueron jugadas por todos los medios de comunicación como si se regodearan en el punto más débil de la cadena, en una época en la que la información sobre la Casa Real no circulaba con tanta libertad como ahora. Algunos momentos especialmente relevantes a nivel mediático fueron importantes, como sus patadas a la hija de los Duques de Calabria en la boda de los hoy Reyes de España o en el tristemente célebre accidente de caza que vivió junto a su padre, Jaime de Marichalar, en Soria en el que se disparó en un píe.

Froilán durante su infancia con su madre la Infana Elena y su hermana Victoria Federica en Mallorca. 

A mí, Pipe siempre me ha parecido un buen muchacho, de lo mejorcito de la familia. Tuvo una adolescencia rebelde. ¿Y quién no? Se ha juzgado a un chaval de 15 años como si fuera un adulto. ¿Qué le gustaba salir de fiesta y tuvo una mala época en los estudios? Pues sí como tantos otros” asegura el fotógrafo Bernardo Paz, uno de los históricos en el seguimiento de la Casa Real, a Elcierredigital.com. “Siempre le he visto un buen tío. Es muy protector con su hermana Victoria Federica. Hay que pensar que la adolescencia le pilló todo el rollo del divorcio de sus padres que no fue sencillo. Le auguro un buen futuro. Seguro que  acabaremos viéndole  dirigiendo alguna cartera de inversión o en un gran banco” añade.

En la adolescencia, Froilán frecuentó con ganas la noche madrileña. Sus salidas nocturnas no diferían mucho de las de otros chicos de su edad y de una determinada clase social, pero en su caso interesaba a los medios. Sus amistades con personajes curiosos como el ‘Pequeño Nicolás’ y algunas imágenes saliendo de discotecas sobredimensionaron su afición a salir de fiesta. De hecho, llegó incluso a organizarlas. Una imagen suya repartiendo flyers con la máscara de V de vendetta llegó a ser portada de un diario nacional. Hoy, este aspecto de la vida de Froilán también parece estabilizarse. Sigue saliendo de noche con su círculo de amigos pijos, pero ya no hay la misma presión de la prensa.

La vida sentimental de 'El Infantazo'

A pesar de esa persecución de los medios por ahora solo se le ha conocido una pareja, Mar Torres, hija de los dueños de Embutidos El Pozo. De su romance se supo en 2017. Se habían conocido en Sigüenza donde habían estado internos estudiando. Parece ser que Mar no soportó el acoso de los fotógrafos y esto pasó factura a la pareja, que en 2018 volvió a tener un acercamiento.

Froilán con su antigua novia, Mar Torres / Europa Press 

Más allá de Mar, Froilán sí ha tenido éxito con las mujeres. “En la noche madrileña triunfa mucho. No es guapo, pero sí es alto y tiene mucha gracia, al estilo de su madre y su abuelo. Sabe que muchas chicas se acercan porque saben quién es, pero a la mayoría se las lleva de calle por la labia” comenta a Elcierrdigital.como un paparzzi que en su momento siguió de cerca las aventura de Froilán en la noche madrileña. “En una ocasión oía hablar a una ex concursante de realitys con otra chica y se reían llamándolo ‘El Infantazo’. Yo pensé que era despectivo, pero cuando les pregunté, me dijeron que el mote se lo encasquetaron por lo grande de un determinado apéndice de su anatomía, que las dos conocían bien” puntualiza.

Ahora, a pesar de que sigue triunfando entre ciertas féminas, Froilán prefiere centrarse en sus estudios, aunque algunos rumores hablan de que Mar Torres ha vuelto de nuevo a su vida. Otros aseguran que el sobrino de Felipe VI bebe los vientos por la hija de una conocida aristócrata. Por el momento, la prensa no ha conseguido confirmación gráfica.

Froilán, tras jugar al regato con los medios de comunicación e incluso, en ocasiones, hablar con periodistas como garganta profunda de algunas filtraciones calculadas, en la actualidad prefiere tratarse lo justo con el sector. Sólo ha concedido una entrevista, fue al periodista Javier Negre para el programa Espejo Público de Antena 3 y la utilizó para defender la tauromaquia junto a su amigo el torero Gonzalo Caballero, al que la prensa vincula sentimentalmente con su hermana. Esta entrevista no sentó bien en Zarzuela, en especial a la Reina Letizia, cuya postura contra los toros es por todos conocida.

El torero Gonzalo Caballero, íntimo amigo de Froilán / Europa Press

Sin embargo, Froilán siempre que puede acude a las corridas de Gonzalo y, al igual que su madre y su abuelo, es un firme defensor de los espectáculos taurinos. Es una de las cosas en la que más seguridad muestra ahora que, frente a las críticas de los más agoreros, encauza su vida intentando dejar atrás la etiqueta de rebelde y las polémicas que parecen rodear permanentemente a su familia.

COMPARTIR: