10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hace 20 años el doctor Julio Iglesias Puga, progenitor del famoso cantante, se daba el sí quiero con una estadounidense 48 años más joven que él

Ronna Keith de "Papuchi": La vida alejada de los medios de la viuda del padre de Julio Iglesias

Ronna Keith y Julio Iglesias Puga.
Ronna Keith y Julio Iglesias Puga.
Ronna Ketih, tenía 28 años cuando conoció a un hombre de 75 con el que pasó a ser un miembro más de la 'troupe' familiar de la saga Iglesias. La peculiar pareja se casó en marzo de 2001 y estuvieron juntos hasta la muerte de carismático doctor Julio Iglesias Puga, más conocido como 'Papuchi', a los 90 años de edad en noviembre de 2005, después de tener un hijo en común, Jaime, y estando ella embaraza de Ruth, que nacería meses después de la muerte de su padre.

Dentro de los personajes que componen la cosmogonía del clan de Julio Iglesias, posiblemente fue su padre, el ginecólogo Julio Iglesias Puga, el que más popular se hizo entre los medios de comunicación. Su carácter espontáneo le llevó a convertirse en ocasiones en el protagonista de la familia, más que su hijo y sus nietos. 

Con la prensa del corazón tuvo un trato peculiar. Vendía todo tipo de reportajes pero, a veces, su sinceridad le jugaba malas pasadas y se contraprogramaba a sí mismo sin darse cuenta. Incluso le reventó la exclusiva del anuncio de boda a su nieta Chábeli cuando se fue de la lengua de forma natural con unos periodistas. 

El Doctor Iglesias Puga o 'Papuchi', como se le conocía cariñosamente, era de carácter diametralmente opuesto a su mujer, Rosario de la Cueva, la madre del célebre cantante. Ambos eran muy de derechas pero 'Papuchi' recordaba que él lo era "sólo de cintura para arriba". 

Le gustaban mucho las mujeres y no compartía ese punto de integrismo religioso con su mujer que, según Jesús Mariñas, llegó a rociar con agua bendita la habitación de su hijo en Indian Creek (Miami) después de cada visita femenina a la habitación del ídolo donde, siempre según Mariñas, había un busto de Franco que Charo de la Cueva tenía la precaución de retirar de la habitación del artista cuando suponía que iba a producirse algún encuentro de su famoso vástago con alguna fémina, conocida o no. 

'Papuchi' vivió relativamente a la sombra de su hijo hasta su secuestro a manos de ETA a finales de 1981. A partir de entonces le entró una especie de 'furor de vivir' que acabó con la separación de su esposa en 1984. Sin embargo, no se casó con la que llevaba siendo su pareja desde hacía varios años: Una compañera de la clínica a la que prometió que se casaría con ella sólo cuando muriese su exmujer, para no hacerle daño, debido a lo religiosa que era. 

La pareja de 'Papuchi' se tragó la excusa y vio como poco tiempo después la sustituía por Ronna Keith, una altísima estadounidense 47 años menor que él. Fue en 1990 y ya nunca se separaron. Juntos se convirtieron en un reclamo para la prensa del corazón. En marzo de 2001 se casaron en secreto. Una ceremonia civil que no trascendió a los medios hasta junio de 2002, respetando que Charo de la Cueva seguía viva. 

En ese tiempo, el Doctor Iglesias no paró de acudir a todos los programas donde se le reclamaba, editó sus memorias, Voluntad de hierro, y volvió a ser padre por partida doble. Jaime nació en 2004 y a Ruth no llegó a conocerla pues nació en 2006, unos meses después de su muerte, el 19 de noviembre de 2005. 

La vida de Ronna

Después de la muerte del que fuera su marido, Ronna se alejó completamente de los medios de comunicación y se instaló en Jacksonville (Florida) junto a sus padres y los dos hijos fruto del matrimonio con el el Doctor Iglesias. 

Ronna y 'Papuchi'.

Ronna montó en su país varias empresas, pero tras la crisis económica a raíz de la pandemia mundial, sólo mantiene una. Económicamente, obtuvo varias propiedades tras enviudar del padre de Julio Iglesias: dos casas en Madrid, una en Peñíscola (Málaga) y otra en Florida.  

Durante los años que estuvo junto a 'Papuchi', Ronna se convirtió en una más en los eventos familiares. A pesar de vivir en Miami, no ha transcendido que tenga relación con Miranda y los cinco hijos que ésta ha tenido con el artista. En un reportaje para la revista Hola en 2010, la última vez que ha hablado con la prensa, recordó que sí tiene trato con los nietos de su marido, Enrique y Julio José Iglesias. A Chábeli ni la citaba. 

COMPARTIR: