19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La hermana pequeña de Don Juan Carlos, invidente de nacimiento, melómana y políglota, está casada desde hace 47 años con el doctor Zurita

Ochenta años de la Infanta Margarita: Los gustos musicales de la tía de Felipe VI van de AC/DC a Julio Iglesias

La Infanta Margarita de Borbón.
La Infanta Margarita de Borbón. / Europa Press
Margarita de Borbón y Borbón, Infanta de España por nacimiento, Duquesa de Soria por su hermano Juan Carlos I, conocida como Margarit en la intimidad, cumplió este miércoles ochenta años. Se trata del personaje del entorno de la Familia Real más querido por los medios de comunicación. Melómana y políglota, la tía de Felipe VI lleva ya 47 años de feliz matrimonio con el médico Carlos Zurita.

La hermana pequeña del Rey Emérito Juan Carlos I cumplió este miércoles ochenta años. Margarita de Borbón y Borbón vino al mundo en Roma en un momento complicado para la Familia Real. Alfonso XIII y todos sus descendientes estaban en el exilio en la capital italiana disfrutando de la generosidad de Benito Musolinni. España por su parte estaba inmersa en los últimos momentos de la trágica Guerra Civil.

Margarita era la tercera hija del matrimonio de los Condes de Barcelona, María y Juan de Borbón. Le precedían Pilar (1936) y Juanito (1938). A los pocos días de su nacimiento su madre descubrió que la niña había nacido invidente, aunque no del todo. Es capaz de percibir los colores muy vivos. Fue prioritario para sus padres que esta característica no marcara su vida. Algo poco común en la época.

Tan familiarizada estaba con su circunstancia que durante los primeros años de su vida pensaba que todo el mundo era invidente como ella. Poco aficionada a los estudios, demostró sin embargo poseer una gran capacidad para los idiomas y una inteligencia natural que llamaba la atención de su padre. La Infanta Margarita habla español, italiano, francés, inglés y portugués. Este último idioma es para la Infanta casi su principal lengua ya que vivió en el exilio en Estoril hasta los 33 años. La prensa y pueblo portugués siempre han mostrado gran cariño por la tía de Felipe VI. La cieguinha es el sobrenombre con el que es conocida en el país luso.

Carlos Zurita y la Infanta Margarita en la boda de los Reyes Felipe VI y Letizia Ortiz. 

Margarita fue de todos los hermanos la que más apegada estaba a su padre Don Juan. Cuando Pilar y Juan Carlos pusieron rumbo a Madrid, ella se quedó con sus progenitores y fue su gran apoyo para superar la tragedia que asoló la familia: la muerte accidental del hijo pequeño Alfonsito cuando a don Juan Carlos se le disparó por accidente un arma alcanza en la cabeza al pequeño de 14 años que murió en el acto. Alfonsito estaba muy unido a Margarita. Todos le llamaban ‘Senequita’ por su capacidad para los estudios y tenía un sentido del humor particular que compartía con su hermana. Ambos gustaban de imitar a Franco en las reuniones familiares. En una ocasión Margarita se ganó un guantazo de su padre tras contar un chiste particularmente soez sobre la figura del dictador que lo mantenía en el exilio. Tenía miedo de que el comentario llegara a El Pardo.

Margarit, como la llamaba la familia, se casó en 1972 con el médico español Carlos Zurita. La unión entre la Infanta y el médico al principio generó dudas en la Familia Real, pero se ha confirmado como uno de los matrimonios más estables del entorno Real. Su boda se convirtió en un acto político de afirmación de su padre como Rey en el exilio, tres años después de que su hermano hubiera Juan Carlos sido elegido sucesor del dictador Francisco Franco. Este posicionamiento a favor de Juan III provocó el enfado de la entonces Princesa Sofía y durante años el enfriamiento se mantuvo.

Instaurada la monarquía en 1975, Margarita, su marido y sus dos hijos (Alfonso y María) han tenido una vida lejos de los focos al contrario de lo que ha ocurrido con la familia de su hermana Pilar. Su hermano le concedió el título de Duquesa de Soria y junto con el doctor Zurita crearían la Fundación Duques de Soria, una institución sin ánimo de lucro para promocionar la cultura en la provincia castellana de que las ostentan el Ducado.

La Infanta se caracteriza por ser uno de los personajes del universo royal que mejor trato tiene con los medios de comunicación que siempre la sorprenden en actos, especialmente si tienen que ver con la música. Los gustos musicales de la tía de Felipe VI son amplios y van de ACDC a Julio Iglesias. Un rasgo más del peculiar carácter de una mujer que representa la cara más amable de un período de la monarquía que algunos dan por finalizado.

COMPARTIR: