07 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El imposible desbloqueo del iPad, la autopsia, el escenario del crimen, la denuncia que no llegó a hacer y el juicio del único encausado absuelto

Estas son las cinco incógnitas de la muerte de Natacha Jaitt, de Gran Hermano 6, tras un año

La presentadora Natacha Jaitt.
La presentadora Natacha Jaitt.
Un año después de la muerte de Natacha Jaitt, el 23 de febrero de 2019, todavía persisten cinco incógnitas que no logran aclarar si su muerte fue accidental debido al consumo de drogas o la actriz argentina, famosa en España por su paso por GH 6, murió asesinada. Su hermano, Ulises Jaitt y su hija Antonella Olivera pelean desde hace doce meses para conocer la verdad y si detrás de la muerte de Natacha hubo algo más que una desgraciada fatalidad.

Sobre la muerte de Natacha Jaitt planean muchas dudas porque la actriz argentina había declarado en un Juzgado y luego en la televisión argentina un mes antes sobre unos presuntos abusos sexuales perpetrados sobre futbolistas menores de edad que pertenecían a las categorías inferiores de Independiente, una causa que se ha convirtió en un escándalo mayúsculo en el país sudamericano.

La actriz y presentadora, de 42 años y exconcursante de Gran Hermano 6 español, fue hallada muerta sobre una cama del complejo Xanadú, un salón donde se organizan eventos festivos y fiestas privadas en el departamento argentino de Tigre la noche el 23 al 24 de febrero de 2019.

El cuerpo estaba desnudo con restos de cocaína en la nariz y sin señales aparentes de violencia. Esa noche estuvieron con ella varias personas, el último el abogado y empresario Guillermo Rigoni, dueño de la sala de fiestas, que aseguró haber dejado a Natacha dormida, una declaración que confirmaron el resto de testigos interrogados.

La autopsia

La primera incógnita se refiera a la autopsia. Según las pruebas forenses la actriz murió por la combinación del consumo de cocaína y de una afección cardíaca previa. Sin embargo, Alejandro Cipolla, abogado de la familia ha señalado frecuentemente que las causas reales de la muerte no se conocen todavía y que incluso se plantea pedir una exhumación del cuerpo para realizar un nuevo examen toxicológico.

La actriz y presentadora Natacha Jaitt.

Además, el abogado sostiene que diez días antes de morir Jaitt se realizó pruebas en un hospital y no le detectaron ningún problema cardíaco. Cipolla asegura que no se tomaron muestras del cabello de Natalia para comprobar si había tomado algún veneno.

La escena del crimen

Para la familia hubo una cantidad excesiva de personal policial en la habitación del complejo Xanadú donde encontraron el cuerpo de Natacha. Cipolla lo compara con el escenario que se encontró en el apartamento del exfiscal Alberto Nisman, en Puerto Madero (Buenos Aires), donde murió en extrañas circunstancias este fiscal.

Sobre esta cama se encontró el cuerpo de Natacha.

La familia considera además que el cuerpo ya sin vida de Natacha fue movido. "Se contaminó el lugar", dijo Cipolla en varios programas de televisión.

La denuncia que iba a hacer

Alejandro Cipolla mantiene desde el primer momento que su clienta, Natacha Jaitt, le telefoneó dos horas antes de morir desde una gasolinera. Según declaró, Jaitt lo llamó para advirtirle que había grabado una conversación y que debía hacer una denuncia al respecto, pero no le dijo a quien había grabado ni el contenido de la conversación.

El último mensaje enviado por Cipolla que Natacha vio en su teléfono móvil fue a las 21.34 de la noche del 23 de febrero de 2019, día de su fallecimiento. En él hablaban sobre el dinero que la actriz llevaba en la billetera y que fue intervenido judicialmente, 400 dólares americanos. Se trataba supuestamente de una "devolución", aunque se desconoce de quién y el por qué de ese préstamo.

El iPad bloqueado

La tablet de Apple que llevaba Natacha Jaitt siempre consigo, era la última carta que tenía la familia de Jaitt para demostrar que la muerte podría tratarse de un asesinato motivado por algún contenido guardado en ese iPad. Su hija proporcionó una clave a la Policía para que lo desbloquease pero era incorrecta. Sin embargo, los peritos no han podido desbloquearlo y creen que sea imposible hacerlo.

Natacha junto a su iPad. / Télcam

Ésta es una de las principales incógnitas que pesan sobre el caso, a pesar de que en el teléfono móvil de Natacha se encontraron 20.000 fotos y 400 vídeos que no aportaron información relevante a la causa. Nadie sabe explicar cómo no es posible que los peritos informáticos no logren desbloquear ese aparato.

Juicio abreviado y condenado luego absuelto

Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte, la persona que llevó en su coche a Natacha Jaitt al club Xanadú donde murió escondió el móvil de la actriz en su auto, justo antes de que llegara la Policía, tal y como se comprobó por las cámaras de seguridad del local. Velaztiqui fue condenado en un juicio abreviado por falso testimonio, tras admitir su culpablidad. Sin embargo, recurrió y el 27 de diciembre de 2019 fue absuelto por un juez correccional de San Isidro. El empresario argumentó estar en estado de shock y no recordar que se había llevado el móvil.

Una vida difícil

El viernes 22 de febrero, unas horas antes de morir, Natacha subió un tuit con una frase de Montesquieu que podría resumir en parte su vida: “Queremos ser más felices que los demás, y eso es muy difícil, porque les imaginamos mucho más felices de lo que son”.

Uno de los últimos tuits de Natacha.

Natacha contaba siempre que dejó Argentina con lo justo, llegó a Madrid con 27 años y apenas 10 dólares en el bolso, dispuesta a triunfar, pero sin dinero. Sin embargo, ganó fama en España tras su paso por el reality GH, en Telecinco, una edición que ganó Juanjo Mateo y en el que la concursante confesó ser adicta al sexo y haber ejercido la prostitución de lujo para ganarse la vida. Natacha siempre decía que no era Sexóloga, sino una investigadora del sexo y prefería ser reconocida como estudiosa de “la práctica callejera del sexo”, como reconocía en una entrevista para la revista Interviú.

Su segunda oportunidad le llegaría de mano de Javier Sardá, en el programa Crónicas Marcianas, donde fue contratada como comentarista de GH 7. Pero justo entonces Playboy TV la fichó para ser la estrella de un espacio titulado “Consultorio sexual” a la vez que presentaba “Esclava de tu agujero” en la radio Loca FM, de Madrid.

Natacha en Interviú en el año 2007.

Natacha siempre prefirió Argentina a España y en 2008 regresaría a su país para trabajar en “Bailando por un sueño”, donde quedaría eliminada, y una vez más Natacha haría de su desgracia una virtud y   logró quedarse como parte del jurado. Luego protagonizó una serie de ficción titulada “Sexo seguro” y  “Natacha enciende tus sentidos”, mientras posaba para Maxim, Interviú, Playboy y Hombre.

Pero la televisión dejó de quererla, a pesar de que saliese en varios programa de “chimentos” (cotilleos) argentinos confesando su adicción a la cocaína. Comenzó entonces a trabajar en la radio Palermo, Belgrano, Mega y radio Ga-Ga. Incluso fue nominada en los premios Martín Fierro de radio por su programa El Ascensor, en Mega.

En 2018 su imagen volvió a estar ligada al escándalo tras aparecer en marzo en un programa de televisión para acusar a reconocidos periodistas, políticos y futbolistas de formar parte de una red de pederastia. Se refería a unos posibles abusos en las inferiores del Club Independiente, pero solo aportó nombre de pila y siglas. A partir de esto se abrió una investigación por el supuesto abuso y corrupción de siete menores. Tras la denuncia pública, Jaitt se presentó en sede judicial y dejó el mismo testimonio que en la televisión. Fue en medio de ese escándalo cuando escribió en Twitter: “No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca (droga) y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro, así que si eso pasa no, no fui, Guarden tuit”. Tenía medio millón de seguidores en esta red social, pero cuantos más amigos virtuales tenía, parecían quedarle menos amigos reales.

En el programa “Podemos hablar” definió en una pocas frases su personalidad asumiendo su pasado: “Asumo lo que hago: soy locutora de radio, conductora y he ejercido la prostitución Vip pero he elegido con quién y es una bendición. Para mí es divertido cobrar”, aseguraba.

 

COMPARTIR: