17 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La tenista, a pesar de que los Tribunales estadounidenses y españoles le han quitado la razón, quiere seguir adelante en su lucha contra su exmarido

Nueva batalla entre Arantxa y Josep Santacana: ella ha intentado que no se pueda traer a sus hijos de vacaciones a España desde Miami

Arantxa Sánchez Vicario.
Arantxa Sánchez Vicario.
La tenista Arantxa Sánchez-Vicario y Josep Santacana, parece que viven en una nueva armonía pero la tenista ha vuelto a levantar el hacha de guerra. En este caso, la deportista catalana ha intentado impedir que el que ya es su exmarido, se llevase a sus hijos de vacaciones a España. Sin embargo, la Jueza del Tribunal de Miami ha hecho caso omiso a esta petición ya que los ex cónyuges tienen ya un convenio de regulación y la custodia compartida.

La guerra entre la tenista Arantxa Sánchez-Vicario y su ya exmarido Josep Santacana ha saldado una nueva batalla. Aunque parecía que todo estaba solucionado entre ellos tras ratificarse el divorcio en Estados Unidos el pasado mes de mayo, ahora Santacana ha querido traerse a España a sus hijos para disfrutar de las vacaciones que le corresponden.

A pesar de que el empresario cuenta con el permiso de la Jueza de la Corte de Miami, Arantxa ha protestado ante la misma, aunque ha resultado estéril ya que la pareja cuenta desde hace meses con la custodia compartida de los pequeños y con un convenio regular dictado por el tribunal estadounidense.

A pesar de que, aparentemente, existe cordialidad entre los que en su día fueron marido y mujer, la tenista sigue con las espadas en alto. En los dos países, Estados Unidos y España, Arancha y Josep ya están divorciados en primera instancia. La sentencia americana, dictada el pasado dos de mayo por la Jueza Esperanza Espinosa Dennis, es demoledora para Arantxa. La Jueza americana no encuentra creíble el testimonio de la gran tenista española, ya que considera que entra en conflicto directo con las pruebas. “The Court does not give great weight to the testimony of the Wife as the Court does not find her to be a credible witness and her testimony at times conflicts with other evidence in the case. ("El Tribunal no le da gran importancia al testimonio de la Esposa, ya que el Tribunal no encuentra que ella sea una testigo creíble y su testimonio a veces entra en conflicto con otras pruebas en el caso)", se puede leer en la sentencia.

Por su parte, la Jueza sí encontró creíble el testimonio de Josep Santacana y que fue consistente con las pruebas que se aportaba. “The Court gives great weight to the testimony of the Husband as the Court finds him highly credible and his testimony is consistent with other evidence in the case. ("La Corte le da gran importancia al testimonio del marido ya que la Corte lo encuentra altamente creíble y su testimonio es consistente con otras pruebas en el caso)", se señala en la sentencia.

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana, enfrentados ahora en los tribunales.

La parte más dura de la sentencia es la que se refiere al testimonio que aportaba la defensa de la tenista. Se trataba de un ex juez español que acudió a la Corte Americana para hablar sobre derecho castellano y catalán y la no validez de los contratos prematrimoniales de la pareja. "El Tribunal considera que la Esposa acude al Tribunal con las manos sucias y presentó una simple petición de divorcio, sin ni siquiera MENCIONAR el Prenupt o Postnupt español, todo fraudulento para intentar reclamar al marido sus bienes, cuando tienen propiedades separadas según los pactos, y que pagara sus propias infracciones tributarias penales españolas pendientes desde el año 2000 y que son exclusivamente deudas de ella adquiridas incluso antes del matrimonio”, afirma la sentencia traducida.

A pesar de que tanto la justicia española como la estadounidense ya se han pronunciado quintándole la razón, la tenista pretende seguir adelante y sus abogados han presentado un recurso de apelación a la Audiencia Provincial de Barcelona. Sin embargo, fuentes jurídicas aseguran a elcierredigital.com que es muy difícil que la catalana obtenga algo diferente ya que incluso la Fiscalía ve claro el asunto de la separación de la tenista y empresario.

COMPARTIR: