23 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

CSIF exige contrataciones suficientes para poder llevar a cabo los protocolos de seguridad que exigen los nuevos procesos sanitarios en los hoteles

Los funcionarios reclaman más personal en Paradores frente a las medidas anti-COVID

Una imagen de Paradores.
Una imagen de Paradores.
El sindicato CSIF ha denunciado la acuciante fala de persona que sufre en Paradores del Estado desde la reapertura de los hoteles el pasado 25 de junio. La actual plantilla de 4.000 empleados se antoja insuficiente para hacer frente a los requisitos de Sanidad sobre el COVID-19. CSIF pide al menos la contratación de otras 500 personas para poder trabajar con seguridad.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, denuncia una falta acuciante de personal en Paradores para cumplir con los protocolos de seguridad que ha originado el COVID. La actual plantilla de 4.000 empleados es insuficiente para cumplir correctamente con los protocolos de seguridad sanitaria y por eso piden al menos otras 500 contrataciones para los 93 hoteles, aunque los protocolos exigirían todavía más personal.

Desde la reapertura al público el pasado 25 de junio de los hoteles, algunos de los cuales están llenos de turistas, las plantillas están bajo mínimos en la empresa pública. "Los trabajadores (cocineros, recepcionistas, camareros de sala, camareras de piso…) no dan a basto tal y como constata diariamente el sindicato. Sin embargo, las contrataciones temporales no pasan de 15 días lo que impide una estabilidad en el funcionamiento de los establecimientos", dicen desde CSIF.

Parador de El Saler.

Sin embargo, el riesgo no cede en una época llena de sustos como ésta. De ahí que CSIF exija a la Dirección de Paradores equilibrar el problema y "fortalecer con urgencia las plantillas porque esa es la primera medida de seguridad que debe adoptarse en un momento como éste". El sindicato entiende que, "precisamente, ahora es cuando hace falta más personal para que todas las medidas de seguridad, que impone el BOE a las empresas, puedan cumplirse a rajatabla. Máxime porque Paradores es una empresa que es un foco permanente de riesgo con la entrada y salida constante de clientes", añaden.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha situado como la segunda fuerza sindical en paradores con 98 delegados tras las elecciones en el Parador de El Saler (Valencia), donde el sindicato ha logrado 4 de los 5 delegados en juego.

COMPARTIR: