23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El empresario Fernando López de la Hoz "propone una cocina honesta y de calidad con recetas que cambian de forma estacional"

'Corre Ve y Dile', un pequeño pedazo gastronómico del Mediterráneo en el barrio madrileño de Pinar de Chamartín

El Cierre Digital en Interior del restaurante 'Corre ve y dile'.
Interior del restaurante 'Corre ve y dile'.
Corre Ve y Dile, un restaurante encantador en Madrid, cerca de Arturo Soria, destaca por su ambiente mediterráneo y su cocina honesta. Con capacidad para más de doscientas personas, el local ofrece versatilidad para cualquier ocasión: desde animadas comidas hasta íntimas celebraciones. Dirigido por el empresario Fernando López de La Hoz, el lugar promete una experiencia culinaria variada, desde gambas rojas al ajillo hasta pulpo a la parrilla o exquisitos postres como la tarta árabe.

Bautizado bajo el divertido nombre de Corre Ve y Dile se esconde un bonito restaurante con amplios ventanales y una frondosa vegetación que le aporta un llamativo toque exótico. Un impresionante local ubicado muy cerca del barrio madrileño de Arturo Soria, más concretamente en el numero ciento dos de la calle Caleruega.

Interior del restaurante 'Corre ve y dile'. 

En este local gastronómico de aire mediterráneo se demuestra el placer por las cosas sencillas. Una cocina honesta y de calidad, donde no faltan deliciosas recetas que van cambiando de forma estacional, que hacen honor a la mejor cocina mediterránea.

Un local coqueto y versátil

Corre Ve y Dile nos recibe con un amplio local sumamente acogedor que puede dar cabida a más de doscientas personas. Una ubicación perfecta para desconectar y disfrutar de una agradable velada en cualquiera de sus espacios. Divertidos aperitivos en su agradable barra, animadas comidas en su salón principal, deliciosos momentos en su encantadora terraza a pie de calle o celebraciones íntimas en sus acogedores reservados, hacen que este ambicioso proyecto del empresario Fernando López de La Hoz se convierta en un enclave idílico para ir en familia, con amigos o en pareja.

Interior del restaurante 'Corre ve y dile'.

Este terreno gastronómico ubicado en la capital española se postula como un coqueto local sumamente versátil que se adapta a cada ocasión y donde la desconexión y el disfrute están siempre garantizados.

Una amplia propuesta gastronómica

En nuestra visita a Corre Ve y Dile comenzamos saboreando unas deliciosas gambas rojas al ajillo y unos riquísimos torreznos de Soria. Un formidable arranque que nos condujo a una original y exquisita burrata con tartar de tomate, granada y aceite de albahaca, que nos enamoró nada más probarla. Una equilibrada combinación de sabores y texturas que nos hará volver muy pronto a Corre Ve Y Dile.

Fernando López de la Hoz.

Continuamos con un sabrosísimo pulpo a la parrilla, que dio paso a unos sensacionales daditos de solomillo al ajillo con tomillo y patatas fritas caseras que disfrutamos de principio a fin antes de pasar al dulce momento del postre. Terminamos con una delicada tarta árabe que nos hizo rebañar el plato a conciencia. Sin duda, la mejor señal.

Uno de los platos del restaurante 'Corre ve y dile'.

Corre Ve y Dile, una parada obligada en la tranquila zona del Pinar de Chamartín donde disfrutar de una apetecible colección de deliciosos bocados en un precioso local donde siempre nos hacen sentir como en casa. Un plan de lo más tentador... ¿verdad?. 

COMPARTIR: