25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil ha desmantelado una red que robaba en tan solo 40 segundos vehículos de alta demanda para luego venderlos en el este de Europa

Aumenta el robo de coches híbridos: Estas son las técnicas más usadas por los ladrones

/Vehículos recuperados por la Guardia Civil. Guardia Civil
/Vehículos recuperados por la Guardia Civil. Guardia Civil
En los últimos años, España ha sido testigo de un preocupante aumento en los robos de coches híbridos. Recientemente la Guardia Civil ha desmantelado a una banda especializada en robar coches híbridos, nuevos y de marca, en apenas 40 segundos y sin tener que forzarlos. La detención ha acabado con cinco detenidos y 13 vehículos recuperados. Hoy en 'elcierredigital.com' hablamos sobre los métodos más usados por los ladrones para hacerse con este tipo de vehículos.

La Guardia Civil ha detenido a cinco integrantes de una banda a la que acusan de robar vehículos híbridos en apenas 40 segundos que luego vendían al este de Europa. Los arrestos se han producido en el marco de la operación Biturbo y hay involucrados cinco hombres de diferentes nacionalidades: tres rusos, un rumano y otro español. Por el momento han conseguido recuperar 13 vehículos robados.

Este grupo, aparte de robar coches, se encargaba de la falsificación de sus elementos identificativos y el traslado a terceros países para su venta. Una operación que comenzó hace un año al haber un significativo aumento de robos de determinados modelos. Gracias a la operación policial con otros países se pudo localizar en el noroeste de la Comunidad de Madrid un coche robado en agosto de 2022 en Alemania y se supo de otro sustraído en Madrid y vendido y recuperado en Hungría.

Modus Operandi

Los integrantes de esta organización delictiva se trasladaban a diversas ubicaciones de España utilizando el transporte público para observar detenidamente y elegir a sus víctimas. Una vez seleccionado el vehículo que querían robar, vigilaban cuidadosamente los desplazamientos y horarios del dueño, así como el sitio donde quedaba aparcado el coche, incluido los garajes.

motor-recurso-robo-coche

Los ladrones de coches ahora son también hackers. Freepik.

Una vez que tenían localizado el objetivo, usaban diferentes recursos tecnológicos para abrir el coche sin sufrir ningún desperfecto, logrando interceptar incluso las señales de los controles remotos utilizados para abrir los garajes y, por supuesto, los vehículos.

Cuando consideraban que era el momento más seguro, se dirigían al lugar objetivo y mediante una herramienta informática creada de forma casera, equipada con un programa software, lograban eludir las medidas de seguridad electrónicas implementadas por el fabricante, para poder abrir y poner en marcha el automóvil en un lapso de 40 segundos sin necesidad de forzar absolutamente nada.

Pero esto iba más allá. Con la ayuda de un taller mecánico —que tenía uno de los miembros de la banda en Alcalá de Henares—, los ladrones fabricaban sus propias placas de matrícula correspondientes a vehículos legales, incluso  de la misma marca, modelo y color.

Una vez colocada la falsa matrícula y eliminados los distintivos ambientales, los vehículos eran estacionados en áreas de "enfriamiento". Es decir, en aparcamientos de centros comerciales u otros lugares donde había una gran cantidad de automóviles, para que pasaran desapercibidos. Permanecían allí durante varios días para verificar si estaban equipados con algún dispositivo de geolocalización que permitiera al propietario o a las autoridades localizarlos.

Otros métodos de robo de coches híbridos

Los coches híbridos se han vuelto cada vez más populares debido a su eficiencia energética y su menor impacto ambiental. Desafortunadamente, esta popularidad también ha captado la atención de los ladrones, quienes han identificado en ellos una oportunidad lucrativa. El valor de mercado de los componentes híbridos y la demanda de estos vehículos tanto en el mercado interno como en el extranjero han impulsado el interés de los criminales.

Aunque la mayoría de los ciberataques del mundo de la automoción tienen a tener como objetivo  a los concesionarios y fabricantes, los propietarios y conductores particulares también sufren robos en el interior de sus vehículos. Para llevar a cabo estos  robos usan métodos como las llaves sin contacto o Smart keys o los sistemas de infoentretenimiento, con los cuales consiguen acceder al vehículo en cuestión de segundos.

De la llave al bluetooth

Se trata del método más usado de los ladrones. Gracias a la tecnología keyless o llaves sin contacto, es posible desbloquear la puerta de un automóvil e incluso encender el motor sin necesidad de contar con una llave física. Esta innovación tecnológica facilita incluso la capacidad de bloquear el vehículo y manipular o controlar su conducción.

Este proceso de hackear una de estas llaves es más accesible de lo que se podría pensar: simplemente se requiere un dispositivo amplificador que recoja las señales electromagnéticas emitidas por la llave y las reproduzca. No obstante, es fundamental contar con el conocimiento necesario para llevar a cabo todo el procedimiento con éxito.

Otro de los métodos de hackeo más usado es el usado a través del el sistema de infoentretenimiento o las conexiones wireless. Una técnica conocida como rogue acces point  que aprovecha la tecnología y el emparejamiento que el conductor usa dentro del coche con su dispositivo móvil para conseguir abrir el vehículo. Esta puerta de entrada puede ser un puerto USB, el sistema bluetooth, una tarjeta SD o con el wifi en los vehículos que disponen de esta conexión.

Los ladrones también utilizan para producir los robos el uso de software desarrollado por piratas informáticos que burlan los sistemas de seguridad de los coches y consiguen  acceder a los vehículos en cuestión de segundos y sin necesidad de forzarlos. Una vez dentro, estos ladrones se conectan a la unidad de control electrónico del vehículo obteniendo una codificación de la llave con las mismas características que la original.

Las autoridades recomiendan verificar que la red a que nos conectemos sea la original del coche y aconseja desconectar el Bluetooth siempre que cerremos el coche, dificultando así a los ladrones el hackeo de nuestros sistemas.

COMPARTIR: