13 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La preocupante situación epidemiológica de Tenerife ha provocado que los casos en las Islas repunten con fuerza y obligan al cierre perimetral

Canarias, de nuevo contra las cuerdas: Reino Unido y Alemania ensombrecen su recuperación turística

Santa Cruz de Tenerife, segundo municipio más afectado por COVID-19 en la isla.
Santa Cruz de Tenerife, segundo municipio más afectado por COVID-19 en la isla. / Kayak
La inclusión del archipiélago en la lista de zonas de riesgo del Reino Unido de nuevo y el confinamiento decretado en Alemania ensombrecen las expectativas de recuperación económica de la comunidad autónoma. La situación epidemiológica no da tregua a las Islas y continúa dejando contra las cuerdas al sector turístico. La alta incidencia de Tenerife ha empeorado considerablemente los datos de la autonomía. Incluso se prevé que la caída del turismo en la región alcance el 65,8%.

Las esperanzas de Canarias de recuperar el turismo en la temporada de invierno se desvanecen. Si las Islas veían una oportunidad de traer de vuelta parte de su volumen de visitantes extranjeros habitual con el anuncio del fin del confinamiento en Reino Unido, uno de los grandes mercados turísticos del archipiélago, la evolución de la situación epidemiológica les ha hecho dar de bruces contra la realidad.

Lo cierto es que el fin de semana solo ha traído malas noticias para la comunidad autónoma. El domingo se conocía que Alemania había decretado un nuevo confinamiento duro para intentar dar la vuelta a la situación epidemiológica del país. En una comparecencia, la canciller Angela Merkel anunció una nueva cuarentena nacional que entrará en vigor este miércoles y que durará, en principio, hasta el 10 de enero. La medida implica el cierre de negocios no esenciales y de colegios.

Si bien este confinamiento no conlleva la prohibición a los nacionales de viajar al extranjero, Alemania les aconseja no hacerlo. Pero esta recomendación no es lo único que desalienta la llegada de turistas alemanes a las Islas sino que también, si finalmente deciden viajar, a la vuelta a su país están obligados a guardar una cuarentena de 10 días, solo reducible en el caso de que muestren una PCR negativa realizada unos días antes de su llegada.

Adiós a los corredores seguros del Reino Unido

No obstante, no fue el único mazazo del fin de semana a las expectativas de Canarias. A la pérdida de uno de sus principales países emisores de turistas como es Alemania se le une el hecho de que, nuevamente, Reino Unido ha incluido al archipiélago en su lista de zonas de riesgo. En otras palabras, ha retirado a las Islas la condición privilegiada de estar entre sus corredores seguros.

La decisión del gobierno británico fue hecha pública en Twitter por el secretario de Transportes, Grant Shapps. “Los datos indican que los casos semanales y las pruebas positivas están aumentando en las Islas Canarias y por eso las estamos eliminando de la lista de corredores seguros para reducir el riesgo de importar COVID-19. A partir de las cuatro de la mañana del sábado 12 de diciembre si llega desde estas islas necesitará aislarse”, expresó en la red social.

Tuit del secretario de Transportes.

Esta medida significa que, desde el pasado sábado, todo británico que haya visitado Canarias deberá aislarse a la vuelta a su país. La cuarentena durará dos semanas, aunque, al igual que en el caso alemán, hay una alternativa para acortar el confinamiento. Desde este martes ha entrado en vigor en el Estado la estrategia Test to Release. El gobierno británico la explica así: “Los pasajeros que lleguen a Inglaterra desde países que no figuren en la lista de corredores de viaje del gobierno tendrán la opción de realizarse una prueba después de 5 días de autoaislamiento y un resultado negativo les liberará de la necesidad de confinarse”.

Tenerife, foco de contagios

Pese a que en los dos casos existe una vía para disminuir el tiempo de duración del aislamiento, ambas noticias son penosas para el turismo canario y sus expectativas. De hecho, ha sido fundamental para que Reino Unido tomase esta decisión la preocupante situación epidemiológica en la isla de Tenerife. El domingo, Canarias alcanzó su mayor número de casos positivos de coronavirus desde comienzos de septiembre. De los 325 positivos en la comunidad autónoma, 261 corresponden solo a Tenerife.

El alza de nuevos casos ha llegado a tal punto que la semana pasada San Cristóbal de La Laguna, municipio tinerfeño, se colocó entre las 15 ciudades españolas con mayor incidencia de coronavirus, alcanzado el puesto 12. Los datos indicaban que la incidencia acumulada en 14 días se había disparado allí con hasta 383 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Esto se traduce en un aumento del 75% de casos en solo dos semanas.

La realidad epidemiológica en esta isla ha provocado que el ejecutivo canario haya tomado severas medidas que afectarán exclusivamente a esta isla. Entre ellas se incluye un toque de queda a las 11 de la noche, el único de Canarias, y la reducción a cuatro personas en las reuniones. Aún hay que esperar unos días para comprobar si las nuevas restricciones reconducen la situación en Tenerife.

Los hoteles canarios piden ayudas

El panorama en las Islas pinta realmente sombrío. Ya a finales de octubre, sin conocer aún estas noticias, la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) previó una caída del turismo en Canarias del 65,8%. Ante esta situación, los hoteles del archipiélago han solicitado al ejecutivo nacional un plan de rescate. Es una petición de La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel).

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, solicitó al Estado “que apruebe de forma urgente un paquete de medidas que permitan rescatar a la hotelería de esta comunidad autónoma y detener esta sangría”. Esto implica un sistema de ayudas directas a las empresas, la exoneración a los trabajadores que siguen en ERTE del 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social, la exoneración de impuestos locales y los aplazamientos de deudas tributarias durante un año.

COMPARTIR: