07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cada ocho minutos se produce un hurto de estos vehículos, unas estadísticas que asustan a conductores a pesar de haber descendido su índice en 2022

Las motos, objetivo principal de los ladrones: En España se roban más de cien cada día

Moto en una gasolinera.
Moto en una gasolinera.
El hurto de motos o scooters es un tema candente en España porque cada día se roban más de 100, cantidad nada despreciable que preocupa a los propietarios de estos vehículos. A pesar de todo, en los últimos cinco años parece que la tendencia es a la baja, mejorándose en algo las estadísticas han mejorado y el número de delitos. En cualquier caso, es claro que sigue siendo objeto de robo y para prevenirlo, en el cierredigital.com hemos recogido una serie de consejos.

En España se roba una moto cada ocho minutos, una cifra que asusta y, sobre todo, a los propietarios de estos vehículos. Al contrario de lo que se suele pensar, solo una parte anecdótica se utiliza para pasar un par de noches de fiesta o para realizar un robo. La principal razón del robo de motos está en su despiece y posterior venta como recambio.

Para no entrar de forma inconsciente en la rueda de este mercado ilegal, se recomienda que a la hora de comprar piezas de segunda mano nos aseguremos de su procedencia, ya que si se descubriera que son objetos robados quedarían confiscados automáticamente y tendríamos que sustituirlos. Es por ello que se aconseja una revisión previa.

El Ministerio de Interior se ha pronunciado matizando que los ladrones suelen ser jóvenes españoles, de entre 20 y 27 años, que actúan en grupos. El 85% de los robos son fortuitos: aprovechando un descuido del propietario o una moto fácil de llevarse. Solo un 15% son robos profesionales (generalmente, esos por encargo) y del total, solo el 10% de las motos se recuperan.

Ciudades y marcas más afectadas 

Según las estadísticas, Barcelona, Madrid y Alicante son las ciudades que más robos de motos sufren. Los modelos más robados son los Honda Scoopy 125, Yamaha TMax, Kawa Z, Yamaha X-Max , KTM Duke 125, BMW GS, Yamaha R-1. Cygnus, Neos y SYM Symphony.

Honda Scoopy 125. 

Los expertos han elaborado estudios en los que, además de analizar la situación, se dan consejos para evitar estos delitos

Los ladrones normalmente buscan la moto que quieren, vigilan al propietario, su rutina, dónde la deja aparcada. En el momento del robo la cargarán en una furgoneta a pulso o, en algunos casos, con ayuda de grúa o poleas. En este caso, da igual un candado de rueda o algo parecido.

Lo primero que se debe hacer cuando se sufre un robo es dar aviso a la Policía Nacional. Aunque tarden algo en llegar al lugar del hecho, sirve de seguridad en caso de aparecer la moto. Lo siguiente que se recomienda es divulgar lo que ha sucedido por redes sociales: hay portales específicos dedicados a eso y funcionan relativamente bien.

Maneras de evitar un robo 

No hacer paradas rápidas, por ejemplo en una gasolinera, y dejar las llaves puestas. Son lugares ‘calientes’, donde los ladrones actúan con normalidad. Para ello se aconseja quitar la llave, bloquear la dirección y, a ser posible, dejarla de forma que haya que maniobrar para salir, ayudará a evitar este tipo de robos.

GPS en una moto. 

Hay que tratar de aparcar las motos en lugares donde haya muchas alrededor, o que haya mucha gente. Dejarlas en lugares oscuros donde no hay nadie facilita al ladrón el poder subirla a su furgoneta y marcharse tranquilamente.

Los antirrobos siempre van en el chasis o, como mínimo, en la horquilla. Una rueda es fácil de desmontar. Un manillar o un asiento, más. Un asa de asiento o del propio chasis se puede cortar rápidamente y al ladrón le da lo mismo. Lo mejor, cadenas a sitios sólidos y fijos.

Por último, también introducen la validez de un sistema que cada día está más conseguido y es más económico y que son los localizadores GPS. Si la moto se mueve, te avisa al móvil. Incluso te llama. Si se la llevan, indica dónde está, de forma que en cuanto te des cuenta puedes buscarla con muchas posibilidades de éxito.

COMPARTIR: