24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El control impuesto por la Xunta en 2018 ha impedido que este verano las navieras y los visitantes campen a sus anchas en esta zona protegida

Masificación turística en las Islas Cíes: cartel de agotado para visitar el exclusivo paraje natural de Galicia

La Xunta evitó que se descontrolara el turismo en las Islas Cíes.
La Xunta evitó que se descontrolara el turismo en las Islas Cíes.
Las Islas Cíes vuelven a masificarse este verano. Las plazas para visitar esta belleza natural de Galicia están agotadas hasta el día 24 de agosto. El cupo de 2.000 visitas por día se ha completado para las tres primeras semanas de este mes. A finales de esta semana, el calendario de reservas de la zona de acampada del archipiélago apenas mostraba aisladas vacantes los días 22, 25 y 29.

Solo tres ofertas permitían pernoctar en el camping de lslas Cies, una de las estrellas medioambientales de Galicia, donde su pernocta por noche está limitada a ochocientas personas. Algunos turistas que llegaron esta semana para pasar varios días en las islas aseguraban haber conseguido la autorización de la Xunta y los billetes de embarque con uno o dos meses de antelación.

La preservación de las Islas Cíes es clave para la Xunta. 

Negocio redondo sin control para las navieras hasta 2018

El acceso a este paraje marítimo está actualmente muy controlado. Los que deseen visitar las Cíes deben conseguir una autorización de la Xunta que les permitirá comprar pases de embarque además de permisos de acampada. Este  registro de visitas se habilitó el año pasado para proteger la biodiversidad isleña, después de que en agosto del 2017 las autoridades detuviesen varias embarcaciones de las navieras, que en varias ocasiones habían transportado al Parque Nacional Illas Atlánticas hasta 4.000 personas por encima del cupo. Ese año, la masificación de las islas Cíes fue denunciada por el  Parque Nacional de las Islas Atlánticas, que demandó a cuatro navieras ante la Dirección Xeral de Conservación de la Naturaleza por sobrepasar el límite diario de pasajeros, establecido en los 2.200 además de los 800 que puede acoger el camping por jornada.  Las navieras, ávidas de hacer negocio, se lucraban  trasladando turistas a las islas sin control ni escrúpulos respecto al deterioro ambiental que la masificación turística provoca en las Cíes. Pero las denuncias de hace un par de años desembocaron en sanciones de hasta 12.000 euros para algunas de estas empresas navieras.

Los turistas siguen llegando a miles a las Islas Cíes. 

Ya a mediados de abril pasado, las empresas de  transporte marítimo  Mar de Ons y Nabia habían agotado sus cupos de pasajeros para viajar desde Vigo a las islas Cíes este fin de semana y el siguiente hasta al archipiélago de las Islas Atlánticas y que aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Cada vez hay más viajeros y el negocio es más que interesante no sólo en verano para las propias empresas navieras que  se ofrecen a cubrir el formulario de autorización de la Xunta para visitar las islas a los clientes que van a comprar el billete en la estación marítima. La otra manera de obtenerlo es a través de Internet. Solo la pasada Semana Santa se superaron las 4.500 autorizaciones expedidas por la Xunta para visitar las Cíes en esa periodo vacacional.  A A mayores, hay que sumar a los tripulantes de los barcos de recreo que fondeen en esas aguas.

COMPARTIR: