23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

José Palacio, presidente de la Unión de Profesionales de las Artes Circenses,cree que la situación puede perjudicarles en una etapa difícil para ellos

El sector circense critica el daño del 'Circo Italiano': Jornadas de doce horas a cambio de comida y techo

Mujer actuando en un lugar abandonado.
Mujer actuando en un lugar abandonado.
Una inspección llevada a cabo por las autoridades de Burgos se ha saldado con la detención y posterior puesta en libertad del gerente del Circo Italiano por los presuntos abusos laborales que sufrían sus trabajadores. Esta noticia afecta de manera negativa a los demás circos de nuestro país ya que su imagen pública podría verse gravemente deteriorada, ahondando en la delicada situación que están viviendo como consecuencia de la pandemia.

En muy pocos circos del mundo se da la situación de que lo que sucede detrás del escenario llama más la atención que los propios espectáculos. El ambiente de fantasía, magia y emoción que nos envuelve en un circo, nos impide pensar más allá de ese mundo de ilusión que nos fascina y mucho menos en las condiciones laborales de las personas que trabajan en él. Sin embargo, una inspección a uno de estos negocios llevada a cabo por las autoridades nuestro país, ha demostrado que la ilusión se queda en la pista.

Explotación laboral, sueldos irrisorios o abusos a inmigrantes sin permiso laboral ni de residencia eran situaciones que, presuntamente, se daban a diario en el Circo Italiano y que han provocado la detención y la posterior puesta en libertad de su máximo responsable. Los hechos tuvieron lugar en Burgos, ciudad en la que se encontraba ubicado este circo desde hace más de un mes y en la que, unos agentes de la brigada provincial de Extranjería y Fronteras, junto a inspectores de la Seguridad Social, detectaron los graves problemas que sufrían sus trabajadores.

Como consecuencia de estas inspecciones, su gerente será juzgado por un supuesto delito contra los derechos de los trabajadores y contra los derechos de la ciudadanía extranjera. En concreto, los trabajadores del circo, además de realizar sus labores durante el espectáculo, tenían que seguir cumpliendo con tareas fuera del escenario sin poder disfrutar de días de descanso y recibiendo un salario irrisorio.

Actuación de circo en España.

Por otra parte, tal y como informó la Policía Nacional, la mayoría de los integrantes de este negocio no contaba con un contrato en regla y los pocos que tenían la suerte de estar dados de alta, habían firmado jornadas muy reducidas por las que cobraban muy poco pues la mayor parte de la jornada que realizaban no se encontraba reflejada en sus contratos. De hecho, la única recompensa que recibían algunos empleados por su trabajo era la comida y el alojamiento en las caravanas y los que sí cobraban recibían pagos de entre 50 y 150 euros semanales.

El gerente del circo, Devis Rossi, explicó en una entrevista en LaSexta que, al contrario de lo que afirman las autoridades de nuestro país, todos sus trabajadores se encuentran con contrato en vigor y defendía que 150 euros semanales, más la comida y el alojamiento se convertían en un sueldo de 800 euros al mes, un salario justo para Rossi.

Esta noticia ha alertado a los demás circos de España pues algunos de sus responsables temen que la opinión de que los trabajadores de los circos sufren presuntos abusos laborales se extienda entre la población. Un elemento que, unido a la situación delicada en la que se encuentran los circos como consecuencia de la pandemia, puede suponer el fin de alguno de estos negocios.

Espectáculo circense durante la pandemia.

Tal y como ha explicado José Palacio, presidente de la Unión de Profesionales de las Artes Circenses a Elcierredigital.com, “los circos de carpa están pasándolo muy mal” ya que las restricciones que afectan al número de personas que pueden acudir a cada espectáculo y “la falta de autorizaciones por parte de los ayuntamientos” para realizar este tipo de eventos complica mucho su correcto funcionamiento.

Pese a todos los problemas, el Circo Italiano continuará realizando sus funciones por toda España como ha hecho durante los últimos meses, aunque deberá aclarar ante la justicia su situación laboral si quiere continuar llevando a cabo sus espectáculos. 

COMPARTIR: