06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Turismo en Santorini, Grecia

Dentro de todas las decenas de bellos destinos que tiene Grecia, sin duda un viaje a Santorini es uno de los mejores que puedes elegir, por la perfecta combinación de bellos pueblos, playas y todo tipo de actividades lúdicas.

No por nada a Santorini, una de las cunas de las civilizaciones mediterráneas se la conoce como la joya de las Cícladas y por ello sin duda uno de los destinos principales en los viajes a Grecia, también este próximo verano, con su situación privilegiada a medio camino entre Creta y la Grecia continental

Localidades de ensueño

La tarjeta de visita esencial de Santorini es Oia, el espectacular pueblo que en el que el blanco y azul de sus edificios se combinan con el mar y el cielo infinito, todo ello manteniendo ese encanto de callejones y paseos a pesar de la proliferación de restaurantes, tiendas y turistas.

Oia es un lugar para disfrutar despacio, en el que dejarte perder por sus empinadas calles, pararse en un restaurante y tomarse algo mirando al mar, sin prisa, o ver el ocaso desde el castillo veneciano de Agios Nikolaos. Y es que, aunque muy volcada al turismo esto también le genera lugares con encanto como negocios singulares, entre las que destaca la librería Atlantis, y por supuesto sus hermosas pequeñas iglesias ortodoxas.

Oia es la localidad más emblemática, pero su capital es, Fira, una pequeña ciudad de nuevo marcada por sus caminos empinados y callejones donde dejarte perder. Muy cerca está la bella aldea de Firostefani, mucho menos bulliciosa. Y es que Fira es sin duda el referente del ocio nocturnod e la isla.

Megalochori es otro de los pueblos imprescindibles. Localizado a tan solo 10 kilómetros de Fira, es uno de los lugares más pintorescos de la isla. Las tabernas y restaurantes del centro te sumergirán en todo el espíritu de las islas griegas, donde el tiempo parece no pasar y se disfruta de los pequeños momentos.

Un glorioso pasado

Santorini, la antigua Thera fue origen de las primeras civilizaciones de la antigüedad griega, anterior a la micénica e incluso la minoica. Destruida posiblemente por una terrible erupción volcánica, seguida de un terremoto, no solo nos dejó la orografía que tenemos, también restos de esta civilización… y de su volcán. Alrededor de su caldera tenemos toda una serie de establecimientos hoteleros, algunos de ellos de lujo, donde disfrutar de la estancia de la isla.

Con respecto a los lugares arqueológico destaca Akrotiri, a poco más de 10 kilómetros de la ciudad. Como ocurrió con Pompeya la ciudad fue cubierta de restos volcánicos lo que ha permitido una excelente conservación que hoy podemos disfrutar. A pesar de tener una antigüedad de casi cuatro milenios podemos ver una ciudad muy bien organizada, con casas, almacenes, edificios públicos y hasta alcantarillado.

Pero lo que llama más la atención son los fragmentos de frescos, especialmente los que se han encontrado de figuras de un edificio un edificio público, que se han reconstruido en el Museo Fira Santozeum.

Playas y mar

El mar es el elemento clave Santorini, el cual podemos disfrutar en embarcaciones de fácil alquiler por toda la isla o playas como la de Amoudi, cerca de Oia, o la de Éxo Gialós, donde disfrutar también del buceo entre acantilados.

Este es una de las grandes riquezas de la costa de Santorini, poder disfrutar de todo tipo de actividades náuticas, desde playas perfectamente equipadas para las familias a otras más “salvajes” en las que realizar otro tipo de actividades.  

Información práctica

Puedes llegar a Santorini en avión, con los vuelos regulares que salen todas las semanas desde Atenas, pero también, especialmente en verano, desde las principales ciudades europeas.

También puedes hacerlo en ferry desde la conocidísima isla de Mykonos.

La moneda es el euro, y aceptan todas las formas de pago de España con las tarjetas de crédito VISA, Mastercard y American Express.

El griego es el idioma oficial, pero siendo uno de los destinos turísticos más importantes de Grecia en casi todos los establecimientos conocen otros idiomas, incluido en muchos de ellos el español.

COMPARTIR: