15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Madrid, una ciudad con mil caras por descubrir

La capital española esconde múltiples facetas, desde la aristocrática y castiza, hasta la vanguardista y moderna. De esta forma, permite brindar al visitante una oferta cultural diversa, mucha historia y un despliegue de opciones de entretenimiento.

Frente a tantas opciones para ver y disfrutar, lo más conveniente es visitar Madrid con un free tour, como los que ofrece GuruWalk. Quienes desean conocer verdaderamente la esencia de la ciudad, deben regalarse la oportunidad de ir más allá de los sitios turísticos y descubrir los secretos que guardan sus cuatro perfiles.

El Madrid de la Guerra Civil

Aunque en la actualidad es una ciudad moderna, Madrid sirvió de escenario a muchos episodios sangrientos y trágicos de la guerra civil. Las cicatrices de tres años de lucha se evidencian en los búnkeres y los sitios emblemáticos que aún mantienen los agujeros de bala. Entre los sitios imperdibles de visitar tenemos:

  • La Puerta de Alcalá: al igual que la plaza de Oriente, el monumento representa uno de los emblemas de la ciudad. Durante los enfrentamientos contra las tropas de Napoleón y la guerra civil, quedó en medio del fuego cruzado, convirtiéndose en un ícono de la historia nacional.
  • La Ciudad Universitaria: fue el sitio de origen de una de las batallas más importantes entre los republicanos y el bando sublevado en 1936. Aunque se corrigieron los desperfectos provocados por el combate, en algunas facultades permanecen restos de metralla.
  • Búnker del Parque del Capricho: sin duda, uno de los vestigios de mayor relevancia, ya que funcionó como Cuartel General del Ejército Republicano del Centro, desde 1937 al fin de la guerra.
  • Fortines del Parque del Oeste: si bien solo quedan tres torres de hormigón en pie, fueron 15 las construidas por las tropas franquistas para frenar el asedio a la capital.
  • El Cinema Europa: a lo largo del conflicto bélico, el cine cumplió varias funciones, desde un centro del anarquismo, hasta un ateneo libertario.

El Madrid de la Inquisición

Indiscutiblemente, el período inquisitorial marcó un antes y un después en la historia de Madrid. Decapitaciones y métodos de tortura sirvieron para enclaustrar a quienes violaban la férrea moral instaurada. Hoy en día, la ciudad conserva muchos rincones vinculados a esta institución religiosa, entre ellos:

  • El convento de Nuestra Señora de Atocha: sirvió de sede al Consejo de la Inquisición hasta 1780.
  • El Consejo del Santo Oficio: desde 1780 hasta el momento de la abolición de la Inquisición funcionó como el máximo órgano de la institución fundada por los Reyes Católicos.
  • Las mazmorras de la Inquisición: actualmente convertida en una coctelería ubicada bajo la Plaza de Santo Domingo, era el lugar de castigo de los condenados por el Santo Oficio.
  • La Cárcel Eclesiástica de la Corona: el edificio localizado en calle de la Cabeza con Lavapiés se mantienen las mazmorras en las que permanecían cautivos y eran torturados los condenados a muerte antes de la ejecución.

El Madrid negro

La crónica negra de sucesos ha estado presente en la vida de los madrileños, esto se debe a que la ciudad ha sido escenario de truculentos crímenes que se convirtieron en leyendas urbanas e historias llevadas a la pantalla grande.  

  • El barrio obrero Vallecas: los habitantes de la calle Luis Marín no dudan en compartir a los visitantes la historia del Poltergeist vallecano.
  • La calle Antonio Grilo: cerca del Mercado de los Mostenses los relatos de Halloween no están relacionados con fantasmas, sino con una leyenda que gira en torno a crímenes espantosos.
  • El Museo de Antropología: en la calle Alfonso XII existe un mito que aterriza a todos, el paseo del cuerpo sin vida de la niña disecada por su padre.
  • La calle Ayala, 124: no solo la particular estética del edificio recuerda a la casa de El Exorcista, sino que los vecinos aseguran sentir presencias de espectros y fenómenos poltergeist.

El Madrid del arte callejero

Esta es quizás la cara de Madrid que más disfrutan los visitantes. Como muchas otras capitales europeas, el arte urbano se puede disfrutar solo con recorrer las calles de la ciudad. Sin embargo, para los que buscamos ambientes más formales, estas son algunas de las principales opciones:

  • Swinton Gallery: ubicada en el barrio de Lavapiés, la galería no solo ofrece continuas exposiciones de arte urbano, sino eventos vinculados a la pintura.
  • Mad is Mad: se encuentra en el barrio de Malasaña y expone interesantes obras del arte pop y contemporáneo.
  • Plastic Murs: es el lugar indicado para los amantes de los grafitis y el arte callejero. En sus instalaciones ubicadas en el barrio de Sol también se ofrecen talleres.
  • Colegio de Arquitectos de Madrid: en esta institución se lleva a cabo la conocida feria de arte contemporáneo Urvanity Art.
  • Muros Tabacalera: durante el festival homónimo, la fachada de Tabacalera se viste de gala con las obras realizadas por artistas nacionales y extranjeros.
COMPARTIR: