20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta zona vitivinícola de España es una de las más activas y desarrolladas en el sector del enoturismo y atrae a miles de visitantes cada año

La Fiesta de la Vendimia y el Riberjoven, los grandes protagonistas del enoturismo de otoño en la Ribera del Duero

La Fiesta de la Vendima se celebra a lo grande en toda la zona de Ribera del Duero.
La Fiesta de la Vendima se celebra a lo grande en toda la zona de Ribera del Duero.
El municipio de Peñafiel se convierte en el centro neurálgico de la vendimia en la Ribera del Duero. La Fiesta de la Vendimia es ya una tradición y llega este año a su XXVIII edición. Por su parte, el certamen de Riberjoven, la llamada Feria del Vino Joven y la Gastronomía, se ha convertido en el encuentro enoturístico por excelencia de esta conocida zona. Un evento que se celebra del 4 al 6 de octubre próximo.

Esta feria del vino joven y la gastronomía está enfocada al amante del vino, ya que durante sus días de celebración, los visitantes pueden degustar una buena selección de vinos jóvenes de la Ribera del Duero en un lugar tan emblemático para la Denominación de Origen como es Peñafiel. 

Riberjoven ha estado siempre muy ligado a la gastronomía y las tapas de cada edición intentan sorprender al visitante año tras año, y es que son los propios clientes los que elijen la tapa más popular en el Concurso de Pinchos Riberjoven, un certamen que surgió con la intención de ofrecer innovación y calidad en miniatura a los muchos turistas que se acercan a la cuna de la Ribera del Duero atraídos por la gastronomía durante la época de la vendimia. 

Enoturismo en la Milla de Oro  

Desde Aranda de Duero hasta Valladolid, cruzando precisamente por Peñafiel se extiende la que es conocida como la Milla de Oro de las bodegas y el vino de la Ribera del Duero. Quizás en esta carretera se sitúen las empresas del sector con mayor renombre por sus vinos. 

A lo pies del Castillo de Peñafiel, fortaleza de uno de los Museos del Vino más destacados, se establecen Bodegas Protos que ofrece la posibilidad de visitar sus dos bodegas, la antigua que recorre el interior de la montaña y la nueva diseñada por Rogers Stirk Harbour + Partners y Alonso Balaguer y Arquitectos Asociados.

Bodega Dehesa de los Canónigos.  

Una de las grandes fincas históricas de la Ribera del Duero es Dehesa de los Canónigos. Ubicada en Pesquera de Duero, su nombre hace referencia al primer propietario, el Cabildo de la Catedral de Valladolid, compuesto por 22 monjes canónigos. La familia Sanz Cid señala como especial el ser capaces de en una visita sentir la Dehesa, vivir su historia, conocer el viñedo, el proceso de elaboración de los vinos, los prueben y disfrutar de la experiencia.

El último informe de Rutas del Vino de España destaca el impacto económico del enoturismo en España. El volumen de negocio producido solamente por las visitas a bodegas y museos del vino continúa ascendiendo, situándose ya en 80.967.646 euros, lo que supone un crecimiento del 20,5% respecto al año 2017. 

En este sentido, Bodegas Familiares Matarromera apuesta por el enoturismo como factor dinamizador de la economía de la zona en la que está presente. Todas sus bodegas son visitables y todas están adaptadas para la celebración de eventos, catas o presentaciones. Además, completa su oferta con un hotel rural formado por dos casas, ubicadas en Valbuena de Duero (Valladolid). 

Al margen de las muchas experiencias clásicas o sensoriales que propone Bodegas Emilio Moro, la familia ha puesto en marcha un viñedo solidario que surge de la sensibilidad por colaborar en la mejora de las condiciones de vida de las personas más desasistidas, especialmente, por el difícil acceso al agua potable. Establecida en marzo de 2008, la Fundación Emilio Moro sigue dando sus frutos gracias al esfuerzo y compromiso de todos sus patronos y colaboradores que con iniciativas como Apadrina tu Cepa mantienen la ayuda viva. La época de vendimia es el mejor momento para visitar este proyecto y, quizás unirse a él.

Uno de los viñedos de la casa Emilio Moro.

La visita a bodegas de esta Milla de Oro, como Vega Sicilia, Bodegas Arzuaga Navarro, Pago de Carraovejas, Hacienda Monasterio, Bodegas Mauro, Abadía Retuerta y muchas más puede ser especial en esta época del año.

Con estas mil y una opciones, la Ribera del Duero se presenta como un lugar para disfrutar del momento de la vendimia. Eso sí, la recomendación es ir con los planes hechos y cerrados, sino igual nos quedamos abrumados de la cantidad de opciones y del poco tiempo que tenemos para hacerlo.

COMPARTIR: