17 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las tórridas temperaturas y el regreso de Turquía, Túnez y Egipto al mercado turístico, principales causas del descenso de visitantes

El turismo alemán de sol y playa abandona España y provoca una caída de precios en el sector hotelero y de viajes

El turismo alemán se aleja de España
El turismo alemán se aleja de España
Los turistas alemanes se alejan de España este verano. Es lo que indican las primeras cifras y las previsiones que arrojan los datos de las reservas turísticas confirmadas para la época estival en Baleares. El sector turístico, sobre todo el balear y el canario, pueden empezar a sufrir los efectos de una primera época de vacas flacas tras varios años de excelentes resultados.

Los turistas alemanes serán menos numerosos este año en nuestras costas. Asiduos de las playas baleares, sobre todo, y también de las canarias y peninsulares, este 2019, los datos parecen indicar que tienen otras preferencias vacacionales. La anunciada y temida crisis generalizada que vaticinan los expertos en toda la zona europea, junto con la tranquilidad que ha regresado a las regiones turísticas de Grecia, Turquía, Túnez, Egipto y otros países del Mediterráneo, suponen un duro golpe para el mercado español de sol y playa que está tomando rápida medidas para combatir esa competencia turística. Turquía, por ejemplo, tenía en el mercado alemán su principal fuente de ingresos ya que suponen aproximadamente el  45% del total de visitantes que recibe.

Playa de Sóller, Baleares, con turismo de sol y playa. 

En Baleares y Canarias, según cifras oficiales, los visitantes alemanes suponen casi el 15% del total de turistas. Y en Junio, la caída de las reservas en ambas comunidades autónomas era ya de casi un 4% con respecto al año anterior. Por ello, hoteleros, compañías aéreas y demás exponentes del mercado vacacional están modificando precios, ajustando tarifas, creando ofertas nuevas y más atractivas para atraer a esos turistas  que desean calma, sol, playa, simpatía y buena comida... 

La estabilidad del Mediterráneo, clave en la reducción de turistas

La inestabilidad de los demás países de la cuenca mediterránea  en los últimos años había favorecido a España, un país que a pesar de la crisis se mantenía estable y en calma. Una afluencia extra de turistas que supuso la alegría de la mayor parte de locales y establecimientos turísticos que aumentaron los precios para aprovechar el tirón. Ahora dan marcha atrás y se ven obligados a ajustar tarifas si quieren mantenerse a flote. Otro factor que aleja a los turistas del norte de europa es el aumento de temperatura que está sufriendo España. No es el único país que  atraviesa un verano más tórrido, pero si hay que elegir destino, los alemanes buscan otras opciones.  

Túnez y Turquía han vuelto a ser atractivos para el turismo alemán. 

El mercado alemán y también el británico, trabajan con grandes turoperadores, que a su vez, funcionan, en primer lugar, con los precios. De este modo, los países y empresas que ofrecen paquetes a mejores precios son los que serán colocados y vendidos antes. Y este año, esto parece haber jugado una mala pasada al mercado español, que se mantenía con las tarifas anteriores y se ha visto sorprendido por el regreso de la competencia turca, egipcia, griega...  La reducción de tarifas también afecta a las compañías aéreas que han debido reducir precios para llenar sus aviones, como Easyjet.

El Brexit todavía no se nota 

En 2018, las islas baleares recibieron un total de 16,6 millones de turistas. De ellos, 4,7 millones eran alemanes y 3,7 de ingleses. En el caso de los británicos, por ejemplo, se temía que el Brexit ahuyentara a sus conciudadanos, pero las cifras indican que no será para tanto y que todo seguirá por ahora igual. Son, por tanto, los alemanes, los que preocupan.

La turística e internacional Magalluf  puede ser un perfecto indicador de la tendencia a la baja. Se trata de una de las más frecuentadas por extranjeros y que ya este año ha registrado un descenso del turismo alemán en busca de sol y playa. En junio, según datos de los hoteleros,  la ocupación de clientes británicos cayó un 6% y la de alemanes entre un 12% y un 13%. Esto obligó a muchos establecimientos de a reducir hasta un 40% sus precios, incluidos algunos hoteles de cinco estrellas.

Turismo de segunda residencia, el más fiel

Claro que siempre hay enclaves que se salvan, que son una excepción. Son aquéllos cuya ocupación es principalmente la de ciudadanos extranjeros que tienen su segunda residencia en esas localidades alicantinas como Benidorm u otras de la costa malagueña.

En Benidorm tienen su segunda casa muchos extranjeros. 

Esa caída del mercado está convenciendo a los profesionales del sector para buscar nuevas opciones, nuevos alicientes que completen la oferta sol y playa y aporten algo más a una parte del turismo más exigentes. Además de la calidad y la exclusividad, la oferta cultural gana puntos en las propuestas turísticas. De hecho, en los datos oficiales del sector correspondientes a mayo de este año 2019,  Madrid, que centra su turismo en la oferta cultura y gastronómica, registraba un aumento de algo más de un 14% mientras los gráficos de sol y playa bajan sin cesar.

COMPARTIR: