04 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Reclaman entre sus peticiones, exenciones fiscales y de tasas municipales, una guía “de medidas higiénico sanitarias” y disponer de EPIS e hidrogeles

La hostelería española se rebela: Ve poco claras e insuficientes las medidas tomadas por el Gobierno

La situación de la hostelería se encuentra en el centro de las medidas de desconfinamiento, toda vez que los bares y restaurantes representan una buena parte de las prácticas sociales de la ciudadanía. Según los planes, cada comunidad se encontrará, según criterios indeterminados, en una fase u otra, dependiendo de cómo se esté atajando la enfermedad en ese momento y en esa zona.

Las decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez respecto al mundo de la hostelería no han gustado en el sector, que ha mostrado ya su malestar. Desde Hostelería de España, organización empresarial que representa a los restaurantes, bares, cafeterías y pubs, han reclamado este martes al Gobierno de España medidas laborales, fiscales y sanitarias que acompañen al proceso de desconfinamiento o, según sus cálculos, el cierre de establecimientos hosteleros podría ascender hasta el 30 por ciento, lo que representa alrededor de 85.000 locales.

En un comunicado, la organización empresarial ha señalado que el plan dividido en cuatro fases anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido “precipitado” por la "falta de consenso del sector" y por las “muchas incógnitas todavía por despejar”. “Necesitamos garantías para volver a la actividad de manera que se salvaguarde la subsistencia de los negocios hosteleros”, reclaman.

“Si el Ejecutivo no aclara algunas de las medidas adelantadas esta tarde y que son confusas, como el porcentaje de la reducción del aforo de las terrazas, con las condiciones de reapertura anunciadas, el cierre de establecimientos podría ascender hasta el 30 por ciento, alrededor de 85.000 locales”, han explicado en una nota.

También lo ha hecho su presidente José Luis Yzuel en un vídeo: “Hablar de reducir a un 30 por ciento el aforo de las terrazas lo vemos absolutamente inviable. Sólo abrir las terrazas, encender las luces y las máquinas y limpiar los baños, no da ni para pagar la luz”, se queja.

“Lo más indignante, casi una tomadura de pelo, es que nos hablen de días de apertura, sin habernos comunicado ninguna medida en concreto que ayudará a que el sector siga vivo”, añade. “No nos han comunicado la flexibilidad en los ERTE’s (Expedientes de Regulación de Empleo), ni el anuncio definitivo de la derogación de esa cláusula que hace que los contratos se alarguen hasta seis meses. No se han dado microcréditos a los más pequeños”, puntualiza.

Una reivindicación que también hicieron en el comunicado enviado a los medios. “Necesitamos saber cómo van a funcionar los ERTEs y su flexibilización manteniendo la circunstancia de fuerza mayor en la reincorporación progresiva de los trabajadores. Habría que concretar varios asuntos que ya hemos solicitado en varias ocasiones al Ministerio de Trabajo, como en qué términos se realizará el mantenimiento de dichos ERTE’s”, apuntaban.

Además, Hostelería de España ha pedido “otra serie de garantías económicas, como las exenciones fiscales y de tasas municipales” y ha reclamado “líneas de financiación, que continúan siendo insuficientes”. También ha reclamado una guía “que permita aplicar las medidas higiénico sanitarias” y disponer de EPIS e hidrogeles necesarios “para que los más de 300.000 establecimientos de hostelería puedan retomar la actividad a partir del 4 de mayo”.

COMPARTIR: