22 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La petición del ministro de Universidades, Manuel Castells, ha sido ignorada por su compañero de Ejecutivo el ministro Salvador Illa

Sanidad impide a los estudiantes volver a sus pisos para recoger sus apuntes y pertenencias antes de los exámenes

Muchos estudiantes tienen dificultades para preparar sus exámenes debido a que no pueden acceder a sus apuntes
Muchos estudiantes tienen dificultades para preparar sus exámenes debido a que no pueden acceder a sus apuntes
La restricción de movilidad del Estado de Alerta está impidiendo a los estudiantes universitarios volver a sus pisos y residencias para recoger los apuntes que les permitirán prepararse para los exámenes de junio. A pesar de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se encuentra discutiendo la situación actual con el Ministerio de Universidades, Manuel Castells, los expertos sugieren que se mantengan las restricciones de movilidad y que los estudiantes compartan sus apuntes con sus compañeros.

Surgen nuevos problemas para los estudiantes universitarios en esta situación de Estado de Alerta que ha decretado el Gobierno por la pandemia del coronavirus. Los efectos de la cuarentena aún están presentes y planteando dificultades de cara a los futuros exámenes de mayo y junio que deben realizarse de manera telemática y con algunas dificultades añadidas.

En este caso el Ministerio de Sanidad mantiene una rotunda negativa a permitir a los estudiantes volver a sus pisos para recoger los apuntes de sus asignaturas, esto supone una dificultad para que los alumnos puedan prepararse para unas pruebas con un formato totalmente distinto al que están acostumbrados.

Cabe señalar que en algunos casos los estudiantes que necesitan recoger sus apuntes se encuentran en otras comunidades autónomas por motivos familiares y no cuentan con alternativas para recuperar los cuadernos y libros que hayan podido dejar en sus pisos, durante, por ejemplo, su estancia en la Comunidad de Madrid, con sus múltiples universidades.

Muchos grupos de estudiantes ya se están organizando para conseguir llevar las reclamaciones al Ministerio de Universidades y al Ministerio de Sanidad. Como es el caso del #QuieroMisApuntes que actualmente recorre las redes como un recordatorio de los estudiantes al Gobierno de Pedro Sánchez ante la difícil situación que están atravesando algunos para prepararse adecuadamente para la llegada de los exámenes finales de mayo y junio.

Los estudiantes han puesto en marcha el #QuieroMisApuntes para quejarse de la situación

 Durante una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Sanidad, Salvador Illa ha manifestado que la situación se está analizando junto a Manuel Castells, ministro de Universidades, sin embargo, los expertos sanitarios sostienen que la acción más prudente por el momento es mantener las restricciones de movilidad, lo que ha provocado una disputa entre ambos ministerios. 

Desde la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), de Madrid, ya se han organizado junto al Rectorado para intentar dar con una solución. Los delegados de los distintos grados de la URJC tienen una opinión consensuada y generalizada respecto a la situación. Al principio las quejas se limitaban a las medidas adoptadas para seguir la actividad docente por vías telemáticas, ya que estas al principio no eran capaces de solventar  las posibles dificultades que pudiesen tener estudiantes con recursos insuficientes para seguir una clase de manera electrónica, ante una situación tan drámatica, incontrolada e inesperada.

Desde el grupo de delegados de grado de la URJC se ha manifestado que, a pesar de la situación, el cuerpo estudiantil quiere expresar que los estudiantes no se encuentran en contra de las medidas tomadas por el Ministerio de Sanidad: “No creo que haya nadie que esté en contra (de las medidas tomadas por el Ministerio de Sanidad) las consideramos bastante lógicas para evitar la propagación del Covid-19. Algunos estudiantes solicitan volver a los hogares estudiantiles para recoger los apuntes, pero entienden que son medidas lógicas aunque habrá que buscar una solución adecuada a este problema”, explica Fabio Martínez, delegado del grado de Comunicación Audiovisual de la URJC.

Fabio también explica que la situación ha unido a los estudiantes más que nunca, ya que "se han formado grupos de Whatsapp para compartir apuntes para aquellos que no tengan la posibilidad de volver a sus pisos. A esta causa se han sumado incluso algunos profesores que han decidido elaborar sus propios apuntes y ponerlos a disposición de los alumnos a través de la herramienta “aula virtual” de la que dispone la URJC", señala.

Un problema estudiantil nacional

Desde hace ya dias diferentes organizaciones de estudiantes universitarios reclaman al Gobierno de Pedro Sánchez que permita estos desplazamientos para aquellos estudiantes que regresaron a sus domicilios familiares tras la suspensión de las clases presenciales el pasado mes de marzo por el Estado de Alarma y por un periodo inicial de dos semanas.

En España, según datos de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), hay más de 100.000 universitarios que cursan sus carreras fuera de sus comunidades autónomas. La pasada semana , el ministro Manuel Castells explicó en el Congreso que lleva semanas planteando este problema tanto al Ministerio del Interior, Francisco Grande-Marlaska, como al de Sanidad, Salvador Illa, sin haber encontrado una solución por el momento pese a la cercanía de los examenes finales.

El tono "burlesco" que utilizó el ministro Castells durante su exposición del problema en el Congreso indignó a muchas de las organizaciones de estudiantes de España. El ministro de Podemos dijo que "cuando empezó el Estado de Alarma muchos universitarios se fueron alegremente con sus familias o a lugares más divertidos que el lugar donde estaban estudiando".

Lo que es evidente es que este Estdoa de Alarma, prorrogado ya en tres ocasiones, ha hecho mella en los estudiantes que residen fuera de sus universidades, ya que en sus residencias o pisos alquilados dejaron, en su rápida salida por la alarma creada, los portátiles, los apuntes o libros que ahora necesitan para realizar los exámenes. Y que el Gobierno no les permite rescatar.

COMPARTIR: