21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las islas se desmarcan del criterio del Gobierno central, aunque se abren a negociar esta norma con el Ministerio de Sanidad

Canarias decreta su cierre perimetral para permitir entrar a viajeros internacionales con test de antígenos

El Consejo de Gobierno, reunido para preparar el decreto.
El Consejo de Gobierno, reunido para preparar el decreto. / Presidencia de Gobierno
El Gobierno de Canarias ha decretado el cierre perimetral de la comunidad autónoma. No obstante, el objetivo de la medida no consiste en impedir el acceso de los viajeros a las Islas, sino que también valga como prueba para demostrar la no infección por COVID-19 los test de antígenos. De este modo, el presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, consigue finalmente que esta clase de test sea admitida en los aeropuertos canarios tras la constante negativa del Gobierno central.

Canarias se une a la lista de comunidades autónomas que han declarado su cierre perimetral. Pero el Gobierno autonómico ha anunciado esta medida, en virtud de las competencias que le confiere el Estado de Alarma a nivel nacional, con fines distintos al de otras regiones. En este sentido, el objetivo de la norma no es impedir el acceso de personas al archipiélago, sino que los viajeros internacionales puedan acreditar que no están infectados por COVID-19 también con test de antígenos. La medida permanecerá en vigor hasta el 10 de enero de 2021, si bien está abierta a posibles prórrogas o modificaciones.

La nueva normativa ha entrado en vigor este jueves mediante un decreto del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, que fue publicado en el Boletín Oficial de Canarias el miércoles. En el texto oficial se dispone que la entrada en el territorio queda restringida salvo situaciones excepcionales, como citas médicas, cumplimiento de obligaciones laborales, asistencia a clase, retorno al lugar de residencia habitual o cuidado de mayores, entre otros supuestos.

Sin embargo, la clave radica en la siguiente disposición, que establece que la restricción de la entrada en la comunidad autónoma “no será aplicable a aquellos pasajeros que se sometan al control sanitario señalado en el apartado tercero (de la resolución).” En dicho control sanitario, según el anexo del documento, hay dos “Pruebas de Diagnóstico de Infección Activa por SARS-CoV-2 admitidas”: la PCR y los “test rápidos de detección de antígenos de SARS-CoV-2 con una especificidad de más del 97% y una sensibilidad de más del 80%”.

Tuit de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Además, el decreto también prevé una alternativa a las pruebas diagnósticas: La realización de una cuarentena en Canarias. Este aislamiento puede ser de dos tipos: uno completo de 14 días en el domicilio, alojamiento turístico o residencia temporal del viajero o uno en el que, a la llegada a territorio canario, el pasajero se haga una prueba para detectar la infección, permaneciendo encerrado hasta tener los resultados. Aparte de esto, el control sanitario también implica “la suscripción de una declaración responsable” y la toma de temperaturas y comprobación visual de sintomatología, medidas ya clásicas en esta crisis sanitaria y que no suponen novedad.

Canarias ya buscó permitir los test de antígenos

En un comunicado emitido por Presidencia del Gobierno se afirma que “el decreto, que establece el cierre perimetral de la comunidad autónoma, no imposibilita el acceso de los viajeros a la misma, sino que regula una entrada segura con sistemas que son accesibles y asequibles”. Estos sistemas “accesibles y asequibles” incluyen ahora los test de antígenos.

En esta línea, Presidencia alega que ha sido fundamental para dar este paso “la experiencia acumulada con el decreto ley turístico que establece la obligatoriedad de presentar un certificado de test de antígenos o PCR con resultado negativo en los establecimientos alojativos reglados de Canarias”. El Gobierno autonómico califica este sistema como “pionero”, argumentando que ha demostrado ser “fiable”. Lo ejemplifica explicando que “durante las cinco últimas semanas, en las que han llegado a las Islas en torno a 250.000 viajeros, muy pocos casos de turistas dieron positivo”. Esta norma se decretó antes de que el Gobierno central dispusiera que los viajeros procedentes de zonas de riesgo solo pueden entrar al país presentando una PCR.

Lo cierto es que era un secreto a voces la preferencia de Canarias de dar también la posibilidad a los viajeros internacionales de aportar un test de antígenos a su llegada en lugar de admitir solo la PCR. Esto contrasta con el criterio del Gobierno central, que opta por que valgan solamente las PCR, una restricción que ahora Canarias sortea con esta interpretación del cierre perimetral. De hecho, el comunicado expresa que el “Gobierno de Canarias mantiene las negociaciones en el marco de entendimiento abierto con el Ministerio de Sanidad para armonizar la norma autonómica con la nacional”.

COMPARTIR: