25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La situación sanitaria ha obligado a aplazar oficialmente los festejos más internacionales por segundo año consecutivo

¡Viva San Fermín!: Un 7 de julio sin encierros, con contención en Pamplona en las 'no fiestas'

/ Pamplona, ayer.
Pamplona vivió ayer un día tranquilo a pesar de que las autoridades temían aglomeraciones por ser el día habitual de arranque de los sanfermines, las fiestas más internacionales de Navarra. Por segundo año consecutivo, la situación sanitaria ha obligado a suspender unos festejos que atraen a más de medio millón de turistas y suponen un impacto económico de alrededor de 80 millones de euros.

La ciudadanía navarra celebró ayer a su manera el 6 de julio, epicentro de las fiestas más internacionales del mundo. Y es que ayer debería haberse lanzado el 'txupinazo' anunciador de las fiestas de San Fermín de Pamplona.

Pero la situación sanitaria ha obligado a suspender los festejos por segundo año consecutivo y ni siquiera este año se van a poder celebrar unas fiestas de baja intensidad porque el Gobierno de Navarra ha limitado el ocio nocturno a causa del rebrote que sufre la Comunidad Foral por la ola de infectados relacionados con los jóvenes que han dado positivo tras arrancar el verano en Salou.

Contención

Más de medio millón de turistas visitan cada año Pamplona entre el 6 y el 14 de julio. Y esta algarabía provoca un impacto económico para Navarra de alrededor de 80 millones de euros que este año, otra vez, se evaporarán. Sin embargo, el Ayuntamiento de la capital de la Comunidad Foral quiere revitalizar la hostelería, dentro de lo que cabe. Y para ello ha programado este verano un calendario con 400 actividades que supondrán una inversión pública de 2,3 millones de euros.

San Fermín. 

 

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, recordó ayer que este año la ciudadanía debe volver a apostar por la contención: "No hay fiestas de San Fermín. Lo tuvimos que decir hace un año y para nada pensaba que un año después íbamos a estar en la misma circunstancia, pero así han venido los acontecimientos".

El edil reconoce que la situación sanitaria de los últimos días "nos ha dejado a todos bastante tocados. Había una evolución que parecía muy positiva en los datos de los contagios y ahora, ha habido un incremento tremendo de ese número de contagios. Algunas expectativas que pudiéramos tener en relación a estos días o en relación al verano deben quedar aparcadas".

Maya aseguró que "hay que cumplir las recomendaciones de sanidad, hay que evitar aglomeraciones, hay que guardar las distancias de seguridad, hay que utilizar las mascarillas, hay que lavarse las manos, hay que respetar aforos".

Normalidad

El Ayuntamiento de Pamplona va a lanzar estos días una campaña publicitaria en las redes sociales para que el espíritu de los sanfermines siga vivo. Enrique Maya denunció ayer que "hubo unos años terribles, que salían en todos los sitios las peores imágenes de Pamplona. Todo eso que salía en esas imágenes es lo que hay que quitar y lo que tenemos que poner es la fiesta de divertirse, de la familia, de las tradiciones".

Sanfermines 2019.

Desde el consistorio también explicaron que la jornada de ayer se desarrolló "con normalidad y sin incidencias en las calles", por lo cual agradecen "a la ciudadanía su comportamiento y su sentido de la responsabilidad para evitar aglomeraciones y cumplir la actual normativa derivada de la crisis de la Covid-19".

El Ayuntamiento ha colocado puntos de control en los accesos a varios lugares céntricos (la Plaza Consistorial y Plaza del Castillo) con el ánimo de evitar la concentración de personas. Las zonas centrales de ambas plazas se acotaron con vallas para facilitar que esos espacios fueran zonas de paso.

Los accesos a la Plaza Consistorial, donde se lanza el 'txupinazo', se cerraron a las 11.55 horas, cuando había en el interior unas 250-300 personas, "cifra que permitía cumplir con todas las normas sanitarias de seguridad", explicó el Ayuntamiento.

La jornada se siguió por las autoridades desde el Puesto de Mando Avanzado ubicado en la Casa Consistorial, a través del que se coordinan esfuerzos de Policía Municipal, Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil. Este espacio fue visitado por el vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez; el delegado del Gobierno, José Luis Arasti Pérez; el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, y los jefes de Policía Municipal, Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil.

COMPARTIR: