01 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se endurecen las medidas sanitarias en Tenerife

Este jueves, Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, ha explicado cuáles son los cambios a las medidas contra el coronavirus que se van a implementar durante los próximos 14 días, al menos. Este endurecimiento incluye la reducción de aforos en todos los sectores y la limitación de los horarios en la restauración.

Explicó el motivo detrás de estas decisiones durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Seguridad y del Consejo de Gobierno canario. Ha argumentado que Tenerife tiene una incidencia acumulada superior a la media del resto de Canarias, y que el semáforo sigue estando en rojo a pesar de las restricciones actuales.

El objetivo es reducir los indicadores que parecen un poco alarmantes. Resaltó el porcentaje de ocupación de las salas en UCI de los hospitales de Tenerife, que es del 18 por ciento, mientras que en el Canarias la media es de apenas la mitad.

A pesar de todo esto, las medidas apuntan sobre todo a un refuerzo en la vigilancia y en los cuerpos de seguridad para hacer cumplir exhaustivamente las medidas. En resumen, se trata de reducir los aforos y de restringir la movilidad pero sin impedirla

Por ahora, las reuniones sociales pasarán de estar permitidas de hasta 10 personas a un máximo de 6, tanto en lugares públicos como privados. Además, las personas que no puedan usar mascarillas por razones de salud, tienen prohibido el acceso a sitios cerrados y actos multitudinarios.

También, se recomienda movilizarse solo en casos imprescindibles y evitar los espacios cerrados. El Ejecutivo ha resaltado que las clases continuarán como hasta ahora, pero bajo más supervisión que antes

Medidas restrictivas

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha expresado que Tenerife no puede ser el foco de contagios de Canarias. También defendió las medidas a pesar de que sean bastante restrictivas por ahora, y que incluso apoyaría un mayor endurecimiento si fuera necesario.

Por otro lado, el alcalde de la capital tinerfeña, José Manuel Bermúdez, ha solicitado la colaboración de los ciudadanos y que todos estemos a la altura del problema. Hizo énfasis en la responsabilidad que tienen que asumir los ciudadanos, pero se ha mostrado convencido de que en 14 días se podrán rebajar un poco las medidas sanitarias.

Las medidas anunciadas son las siguientes:

  • En el sector de la restauración: se reduce el aforo de las barras a solo un tercio del máximo, y el de las terrazas a la mitad. Además, el horario de cierre es ahora a las 23 horas.
  • En cuanto al turismo y comercio: se prohíbe fumar en las terrazas, y el aforo en los establecimientos comunes ahora es de un tercio, mientras que en los locales comerciales es de la mitad. Los grupos de turismo activo se reducen a solo 20 personas. Los centros recreativos de jóvenes y vecinos deberán cerrar durante 14 días. Los cines, teatros, archivos y museos deberán reducir el aforo a un tercio en interiores y a la mitad en espacios abiertos.
  • En cuanto al trabajo y educación: estarán prohibidas las visitas en las residencias estudiantiles. El aforo de áreas comunes en empresas será solo de un tercio, y se incentiva la implementación de reuniones a distancia.
  • En materia deportiva: solo se permiten 25 participantes a la vez, los deportes de contacto están prohibidos y no puede haber público presente.

Son bastante similares a las medidas tomadas durante marzo y abril en toda España para aplanar la curva de contagio en el país.

La reducción de aforo

Es probablemente el punto más importante de las medidas anunciadas, ya que se ha declarado que es la forma más eficiente de combatir la pandemia sin detener la actividad comercial de forma radical.

El aforo de lugares de culto ahora es de solo un tercio, pero no están permitidos los actos en las calles. En velatorios solo podrá asistir también un tercio del aforo total, mientras que en las incineraciones no podrá haber más de 5 personas nada más.

Las playas seguirán abiertas, pero con un aforo de la mitad del máximo y solo en grupos de hasta 6 personas. Los mercadillos podrán operar, pero con espacios delimitados y una asistencia máxima de la capacidad.

¿Son efectivas estas medidas?

El presidente de la Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Canarias (Adspc), Guillermo de la Barreda, denunció la inacción por parte del Gobierno de Canarias en cuanto a la toma de medidas en Tenerife. Declara que han pasado dos meses y medio con la curva de contagios en alza, numerosos pacientes en UCI y hospitalizados, y varios fallecidos.

Hizo énfasis en que la curva en Tenerife comenzó a mediados de septiembre, y recalcó la importancia de intervenir con inmediatez. También indicó que no es suficiente colocar un semáforo rojo, ya que por sí solo no soluciona nada.

Recordó la importancia de hacer una evaluación a los 14 días de implementar medidas para determinar si fueron efectivas o no, y hacer los ajustes pertinentes. Declaró que los rastreadores han sido insuficientes, por lo que no es posible hacer un seguimiento real de la situación en Tenerife.

COMPARTIR: