16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Descubre todo lo que puedes ver en Calpe

Calpe es una de las localidades más visitadas de la provincia de Alicante. Este municipio ubicado en la comarca Marina Alta, es un pueblo cautivador de la costa mediterránea y un destino al que acuden los amantes del buen clima, playas paradisíacas y paisajes de ensueño.

A nivel internacional, Calpe es sinónimo de palmeras, arena dorada y fina, paseos marítimos y un mar azul turquesa que inspira tranquilidad y pureza y que puede ser disfrutado a plenitud casi todos los días del año. Asimismo, esta población de la Comunidad Valenciana ofrece mucho a sus visitantes. Por esta razón, un alto porcentaje de turistas prefiere alquilar un coche con empresas como Victoria Cars, quienes garantizan un servicio óptimo, eficiente y personalizado con una extensa gama de vehículos que se adaptan a las necesidades de cada cliente.

¿Qué hacer en Calpe?

Para sorpresa de muchos, aunque Calpe es un sitio ideal para disfrutar de la costa mediterránea, tienen mucho más que brindar a sus visitantes. Independientemente, si se trata de unas vacaciones, escapada de fin de semana, o un viaje de negocios, es necesario tomarse más de un par de días para conocer este pueblo encantador y tan rico en historia. 

Por ello, a continuación se presenta una lista de cosas por ver en Calpe, si se decide descansar de la arena y el sol por unas horas.

Llegar a la cima del Peñón de Ifach

Si se debe elegir el lugar más representativo de Calpe, el Peñón de Ifach, sin duda, sería el más votado. Este ícono orográfico recibe al año, un promedio, de 100.000 visitantes, que buscan en la cima del Peñón de Ifach una de las vistas más impresionantes e inolvidables de todo el mar Mediterráneo y la comarca de Marina Alta.

Para llegar a la cima del Peñón de Ifach, los visitantes deben realizar una ruta de senderismo, en la que al final del camino habrán alcanzado una altitud superior a los 300 metros, en la que en los días despejados, se puede ver, incluso, las islas baleares como Ibiza y Formentera. Visitar el Peñón de Ifach, que se encuentra en el parque natural que lleva el mismo nombre, es una experiencia que vale la pena disfrutar, solo se debe llevar un calzado cómodo y suficiente hidratación para el camino.

Visitar la Muralla Roja

Para los aficionados a la arquitectura, uno de los aspectos más atractivos de Calpe es percibir cómo en la ciudad se combinan armónicamente edificios modernos con aquellos que aún conservan la gracia de un pueblo de la Costa Blanca. Tal es el caso de un ícono de la localidad: la Muralla Roja del reconocido arquitecto Ricardo Bofill, ubicada en el barrio La Manzanera. Esta urbanización fundada en 1973 está inspirada en el casbah árabe y sus tonalidades rojas y rosadas junto a la combinación de líneas rectas y cubos la convierten en una joya arquitectónica de repercusión internacional digna de ver.

Pasearse por los Baños de la Reina

Quién no conozca los detalles más resaltantes de la historia de Calpe, difícilmente creerá que este pueblo marítimo representó un destacado asentamiento de diversas civilizaciones antiguas como sucedió durante la época romana. Por ello, los visitantes encontrarán a su paso importantes conjuntos arqueológicos que aún se conservan en buen estado como los baños romanos conocidos como “Baños de la Reina”.

Este yacimiento arqueológico que fue declarado Bien de Interés Común se trata de una piscina natural de aguas cristalinas y ambiente exótico y único. Lo que anteriormente fue una isla y luego una alberca del palacio costero de una Reina Mora, ahora está disponible para que los visitantes puedan relajarse y sumergirse en las aguas de este icónico lugar calpino.

Recorrer el centro histórico de Calpe

Como se mencionó anteriormente, los amantes de la arquitectura e historia tienen mucho de lo que deleitarse en este poblado marítimo valenciano. Por esta razón, quienes desean descansar un par de horas de las paradisíacas playas de Calpe, pueden recorrer sus calles, las cuales disponen de una ruta turística que no deja a nadie indiferente.

Desde ruinas romanas y murallas hasta las plazas, iglesias y esquinas, cada uno de estos espacios desborda cultura e historia. De esta manera, los visitantes pueden pasearse por la Plaza de la Villa, el Museo del Coleccionismo, la Iglesia Antigua, el Forat de la Mar y Arrabal o conocer el Torreó de la Peça, donde se encuentran los restos de la muralla que protegía a la ciudad durante el siglo XIV.

El poblado marítimo de Calpe tiene aún muchos recovecos, esquinas y lugares que explorar, por lo que si se desea aprovechar al máximo las vacaciones, se recomienda alquilar un coche para mayor comodidad y ahorro de tiempo y dinero.

COMPARTIR: