25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

10 +1 Fórmulas para ahorrar viajando

Ahora que ya se han abierto la mayoría de las fronteras al turismo y se pueden volver a organizar viajes por todo el mundo, es el momento de reunir el dinero necesario. Un objetivo que se hace más complicado de llevar a cabo en estos días en los que la crisis sanitaria ha mermado de forma tan abusiva los bolsillos de la mayoría de ciudadanos.

No hay límites ni barreras suficientes para apagar el deseo de viajar, por lo que con toda seguridad se acabará reuniendo el capital necesario. Pero, para todo viajero, en tiempos de crisis o simplemente para llegar más lejos, viajar más veces o estar más tiempo en otros lugares, existen algunas fórmulas, ideas y trucos para ahorrar dinero en cada viaje.

1.      La búsqueda económica

El primer paso para viajar es también el primero de los consejos para ahorrar, la compra del billete de avión. En estos tiempos digitales las búsquedas de ofertas, tanto en vuelos como en hoteles y otros lugares para quedarse a dormir, están a la orden del día. Existen plataformas especializadas en localizar y ofrecer precios reducidos para disfrutar de escapadas en lugares dentro del país o para exóticas vacaciones en el confín del planeta.

Valga como ejemplo la capacidad de organizar vacaciones última hora con Buscounchollo.com, la web que ofrece estupendas oportunidades vacacionales para esos viajeros que siempre tienen las maletas preparadas. Con esta web se recibirán ofertas de verdadero escándalo, con precios muy reducidos,  pero hay que estar preparados para escapar en cualquier momento.

2.      La preparación con precisión

Para evitar gastos imprevistos o más caros es recomendable preparar hasta el último detalle. Conocer qué tipo de transporte se va a utilizar, cuántos y a qué precio… Organizar con antelación un itinerario de viaje evitará perderse o realizar recorridos in situ sin el orden correcto, que hará que se ahorre tiempo y dinero.

3.      Viajar en temporada baja

Puede ser de Perogrullo, pero si la fecha la decide uno mismo y no un jefe o un calendario impuesto, no se debe esperar a Navidades o a agosto para vacacionar. Salir a conocer mundo fuera de temporada podría suponer unos ahorros por encima del 60 o del 70 %.  Una buena fecha para viajar por Europa, por ejemplo, es en la segunda quincena de septiembre.

4.      Los vuelos, mejor con escalas

Si se dispone de tiempo, y los aeropuertos no suponen ninguna molestia, volar con escalas en lugar de vuelos directos suele ser mucho más económico.

5.      Viaja con lo mínimo

Olvidarse de pagar los cada vez más abusivos cargos por exceso de equipaje no debería ser un problema para un viajero experimentado. Vestir con más prendas de las necesarias y las que más pesan es eficaz, aunque, por norma, se deberá ser muy exigente con lo que se lleva, reduciéndolo al máximo. Pesa el equipaje antes de salir y comprueba las exigencias de la compañía en la que se ha comprado el billete para asegurarse de no se llevar sobrepeso.

6.      Los intercambios de casas son la mejor opción

Intercambiar casas no es solo la fórmula perfecta para no gastar dinero en alojamiento, además, se tendrá la oportunidad de conocer realmente la idiosincrasia cultural del lugar de destino mientras se disfruta de todas las ventajas y comodidades de un hogar.

7.      El alquiler de habitaciones

Recientemente se ha puesto muy de moda el alquiler de habitaciones, e incluso de sofás, para el viajero que quiera compartir espacios con familias y hacer amistades allá donde va. El ahorro con este sistema también es considerable.

8.      Comer donde va la gente del pueblo

 Observar dónde comen los autóctonos del lugar es señal de dos cosas fundamentales. Como norma general, marca un restaurante donde se come bien y barato. Además, será la mejor forma de conocer y saborear la gastronomía local.

Por otro lado, para esos momentos en los que la comida se la prepara el propio viajero, es aconsejable comprar las viandas en los supermercados de barrio.

9.      El cambio de divisa antes de salir

En no pocos países el cambio de dinero conlleva el cobro de altas comisiones, por lo que se deberá elegir una casa de cambio o un banco con tranquilidad en nuestra ciudad, que ofrezca el precio real del dinero.

Además, es mejor llevar cantidades de dinero en cash y en la divisa del país repartidas por distintos compartimentos en la mochila o maleta de viaje y por la ropa. De este modo, se evitarán cargos por sacar el dinero del banco, que se pierda o se robe todo el monto.

10. El uso de aplicaciones móviles

Con toda seguridad el smartphone formará parte de los objetos imprescindibles. Es posible sacar un rendimiento mayor a estos aparatos que el de las simples llamadas o mensajes. Algunas aplicaciones móviles disponibles lograrán que se ahorre algo de dinero. Apps como las guías de viaje, traductores, mapas, comparadores… serán de gran utilidad.

Se deberá tener la antelación de realizar una búsqueda previa, descargarlas, instalarlas y conocerlas un poco antes de comenzar el viaje.

10+1 El seguro de viaje

Cualquier agencia de viaje recomendará un seguro de viajes, es un coste añadido pero que, en caso de requerir asistencia médica, será una estupenda tabla de salvación. Se trata de la única forma de no caer en bancarrota con una urgencia en un país que no tenga sanidad universal gratuita, como Estados Unidos o Canadá.

COMPARTIR: