05 de marzo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La comarca aranesa ha reclamado la reapertura de fronteras al Govern catalán, que no está teniendo en cuenta la especificidad de la comarca

El Vall d'Aran se revuelve contra la Generalitat por condenar a la estación de esquí 'a la muerte'

/ Vall dÀran
El Gobierno aranés ha reclamado la reapertura de fronteras al Govern catalán, que no está teniendo en cuenta la especificidad de un valle en el que más de la mitad de la población depende de un turismo que no llega por las restricciones de movilidad.

El Gobierno del Vall d'Aran ha arremetido contra la Generalitat de Catalunya por no tener en cuenta su singularidad a la hora de acometer medidas encaminadas a mejorar la crisis sanitaria. La hostelería aranesa está "que trina" con el Govern y ayer salió en manifestación.

El Gobierno del Vall d'Aran reclama a la Generalitat de Catalunya que apueste por la coordinación y el consenso en la reapertura de unas actividades económicas de las que depende la mayor parte de la población de la comarca.

Especificidad aranesa

El Conselh Generau d'Aran pidió al Govern catalán que les tuviera en cuenta a la hora de realizar el borrador de la reapertura de las actividades, pero las medidas anunciadas por la Generalitat "no consideran la especificidad del territorio aranés" y no prevén "el levantamiento de la restricción de movilidad para entrar y salir de Catalunya".

Vall d'Aran.

El Vall d'Aran está pidiendo la reapertura perimetral de la comunidad y el presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, ha asegurado que mientras se mantengan las restricciones de movilidad en las comarcas del Pirineo seguirán "condenados" y afirma que trabajarán "para pagar facturas y no para ganar dinero", situación que le parece "una vergüenza".

Manifestación

Unas 400 personas se manifestaron en la capital del valle, Vielha, para reclamar medidas urgentes encaminadas a salvaguardar el sector turístico. Los hosteleros piden que se suspenda el pago del IBI, la tasa de basuras o el agua.

Xacobé Bartolomé, presidente del gremio de los hosteleros araneses, aseguró que las restricciones de movilidad "matan" al sector y calificó la situación de "insostenible". Monitores de esquí, taxistas, guías de montaña o comerciantes también se sumaron a la protesta.

Paradoja inmobiliaria

Explica el portal de Internet Lugares de nieve que "la Covid-19 y los confinamientos están cambiando los hábitos y costumbres de la gente y ello se refleja también en el mercado inmobiliario, que ha visto cómo en los últimos meses, zonas tradicionalmente con demanda de segunda residencia se han convertido en mercados de primera residencia".

Este hecho ha dado lugar a una paradoja: hay casas en el Vall d'Aran que están siendo más demandadas que de costumbre a pesar de la trágica temporada de esquí que se avecina. Un estudio de la inmobiliaria de lujo 'Engel & Völkers' explica que la demanda en el mercado inmobiliario de Andorra y la Val d'Aran ha aumentado un 20% de mayo a septiembre respecto al mismo periodo de 2019.

'Engel & Völkers' afirma que "los compradores buscan apartamentos y casas de tres y cuatro dormitorios con un precio medio de aproximadamente 500.000 euros, para aquellas situadas en zonas más alejadas de las pistas de esquí y por encima del millón de euros en ubicaciones más próximas a las pistas y en Baqueira".

Lugares de nieve explica que los precios se mantienen estables en todas las zonas e incluso experimentan ligeros aumentos en las estaciones de esquí como Baqueira Beret, donde los precios oscilan en una media de 3.600 euros/m2. Sin embargo, a solo 10 km de distancia, en Vielha, los precios medios oscilan en una media de 2.300 euros/m2.

 

COMPARTIR: