02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cava del restaurante cacereño está considerada una de las más valiosas del mundo y tienen botellas que rondan la cifra de los 310.000 euros

Los restaurantes de lujo blindan sus bodegas tras el robo de los vinos en 'Atrio' y 'Diverxo'

Restaurante Atrio.
Restaurante Atrio.
Los acusados del robo de 47 botellas de vino del restaurante Atrio, en Cáceres, se han declarado inocentes y han guardado silencio en el juicio celebrado este lunes. “No tengo nada que declarar, a la defensa sí” ha manifestado escuetamente Dumitru, uno de los detenidos. Por su parte, Priscila Guevara ha optado por acogerse a su derecho a no declarar.

Constantin Dumitru y Priscila Guevara, los dos acusados del robo de 47 botellas de vino en el restaurante-hotel Atrio, en Cáceres, se han declarado inocentes y han optado por guardar silencio en el juicio que acoge la Audiencia Provincial celebrado el pasado 1 de marzo.

“No tengo nada que declarar, a la defensa sí”, manifestó escuetamente Dumitru antes que de su abogada rechazara realizarle alguna pregunta. Por su parte, Guevara se ha negado a responder a los letrados acogiéndose a su derecho a no declarar.

Después de esta vista, la Audiencia de Cáceres ha condenado a ambos a cuatro años y medio de cárcel y les ha impuesto una indemnización de 753.454 euros a pagar al restaurante afectado. El Tribunal considera que Dumitru y Guevara perpetraron el robo en el Atrio "tras planificarlo cuidadosamente".

El robo

El pasado mes de octubre las bodegas del hotel-restaurante ‘Atrio’ fueron asaltadas por una pareja de turistas. Ambos accedieron al establecimiento y, antes de saborear el menú degustación, el maitre les ofreció visitar la bodega del restaurante. Durante la visita, que duró unos cinco minutos, el jefe del comedor les mostró los vinos más relevantes de la bodega y les explicó el origen y la edad. 

Pero el objetivo de estos turistas no era aumentar su conocimiento en vinos sino desvalijar la bodega de uno de los mejores restaurantes de España. El botín del que se apropiaron fueron 47 botellas de vino valoradas en 1.648.500 euros. La Fiscalía solicita para ellos cuatro años y medio de cárcel.

Todo apunta a Rusia

La pareja de turistas abandonaron el hotel cargados con tres bolsas en las que ocultaban las 47 botellas de vino e iniciaron una huida por Europa en diversos vehículos que han sido hallados en distintos puntos del continente. Según la brigada de la Policía Judicial de Cáceres, el primer automóvil que utilizaron “permanece estacionado en el mismo punto que ellos lo dejaron”.

Constantin Dimitru y Lara Priscila Guevara.

La pareja fue grabada por las cámaras de seguridad del establecimiento y han viajado por Francia, Alemania y Croacia hasta llegar a Rumanía, su destino final. La investigación continúa abierta y, de hecho, todo apunta a que la pareja formada por Constantin Gabriel Dimitru y su compañera, la ex miss mexicana Lara Priscila Guevara, habría vendido las botellas sustraídas del 'tres Estrellas Michelín' (la tercera conseguida en noviembre de 2022) a varios ciudadanos de origen ruso con los que se habrían citado en una nación europea.

Un vino tinto de 12.000 euros

La pareja era aficionada al robo de vinos de alto valor. Entre las botellas sustraídas se encontraban algunas de las más caras del mercado vitícola. Según varios confidentes cercanos a Dimitru y Guevara, habría 38 botellas de Romana Conti, un caldo de la Borgoña cuyo precio de venta ronda los 12.000 euros.

Toño Pérez nos guía por la bodega de su restaurante, Atrio

Toño Pérez en la bodega de 'Atrio'.

Entre las botellas sustraídas también figuran algunas de Chateau d’Yquem, un vino dulce de Burdeos de 1806, valorado en 310.000 euros. Dumitru cuenta con antecedentes en cuanto al robo de bebidas alcohólicas de algunas de las marcas más caras a nivel mundial.

Así, fue condenado en 2019 por el robo de una botella de whisky Balvenie en una tienda de lujo de la capital. También está acusado de llevarse dos botellas de uno de los vinos franceses más exclusivos de un local ubicado en el barrio de Salamanca (Madrid). Por otro lado, el acusado también se encuentra pendiente de un proceso judicial por sustraer tres botellas en la tienda Duty free del aeropuerto de Ginebra (Suiza). 

La bodega de 'Atrio' entre las más valiosas

Se la conoce como la 'capilla sixtina' del terreno vitícola. La bodega del restaurante cacereño 'Atrio', fundado por el chef Toño Pérez, es catalogada como una de las más valiosas del mundo. Para los amantes del vino, la planta baja del local es una parada obligatoria, aunque desde el robo se han restringido y se ha establecido la prohibición de hacer fotografías o vídeos.

La bodega del hotel Atrio, considerada una de las mejores del mundo.

Bodega de 'Atrio'.

La bodega contiene vinos que datan de 1920 o 1947, ganó el primer puesto en la selecta revista norteamericana Wine Spectator en 2003 y ha ocupado rankings anuales de las mejores bodegas del mundo. El robo sufrido no solo ha supuesto un disgusto a nivel sentimental sino que ha provocado considerables pérdidas económicas al establecimiento

Este robo ha puesto en la picota los valores millonarios de las bodegas de algunos restaurantes con estrellas Michelín. En elcierredigital.com ya informamos en 2021 de la guerra familiar de las hermanas García-Cereceda por el valor de la bodega del conocido restaurante Zalacaín. Con tres estrellas Michelín, fue el primer restaurante de España que obtuvo esta reconocida estrella gastronómica en 1987. Además, era considerado el “templo gastronómico de Madrid” y superaba “las 800 referencias de las principales denominaciones de origen”, con las mejores marcas del mundo.

Una de las hermanas, Yolanda García-Cereceda, denunció que antes de la desaparición del restaurante —que presentó concurso de acreedores en noviembre de 2018—, la bodega estaba valorada en cerca de un millón de euros. Sin embargo, Julián García Díez, administrador único de la sociedad, presentó un informe en enero de 2021 en el que explicaba que la bodega solo tenía en el momento del cierre del restaurante un stock de vinos y licores por un valor de 122.697 euros. Esa cantidad, sin embargo, no le cuadraba a la propietaria del 33,81% de las acciones del Grupo Serrano 134, S.L, Yolanda García-Cereceda López, que puso una denuncia contra el grupo familiar que dirige su hermana Susana. Concretamente, dirigió la denuncia contra Julián García Díez por “presunto delito de administración desleal”.

Elcierredigital.com entonces contactó con extrabajadores de Zalacaín, que sostuvieron que "un millón de euros es mucho dinero en vinos” y afirmaron que “125.000 euros es un precio ajustado, ya que en los mejores años quizás hubo un stock que podría llegar a los 300.000 euros. Siempre hemos pretendido tener una bodega ágil, con añadas muy clásicas pero no conflictivas, para darles salida, ya que llegó la crisis y hubo que ajustar precios. Nuestro stock habitual en la bodega era de unas 5.000 botellas en rotación. Además, Yolanda nunca se ocupó del restaurante y Julián García Díez siempre fue una persona íntegra que veló por el buen nombre de Zalacaín".

Otras fuentes expertas consultadas por elcierredigital.com sostuvieron que "en la bodega de Zalacaín había vinos de gran categoría y elevado precio como Petrus, Castillo de Margot, Napa Valley o Grange Penfolds. También estaban los mejores caldos australianos y de California, por señalar algunos, lo que dispararía el precio de esta bodega hasta el medio millón de euros fácilmente, pero difícilmente se llegaría al millón de euros como señala Yolanda García Cereceda".

COMPARTIR: