24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los 'Comunes' se niegan a secundar esta especie de Eurovegas de los socialistas catalanes que choca con la lucha del Gobierno Sánchez a la ludopatía

El PSC se tambalea en Cataluña: Busca apoyos para construir un Hard Rock junto a PortAventura

/ Proyección de Hard Rock
El PSC sigue llamando la atención de propios y extraños al aparcar su habitual 'talante' y exigir a ERC que si quiere aprobar los presupuestos autonómicos deberá tragar con la puesta en marcha del Hard Rock similar a 'Eurovegas' que tiene previsto proyectarse junto a PortAventura. Los 'Comunes' se niegan, la gobernabilidad de Cataluña se tambalea y algunas voces sospechan que detrás de esta exigencia se esconde algún interés por parte de los socialistas, que cogobiernan Salou con un ex de CiU.

"No me entusiasma". Con estas lacónicas palabras, el president de Catalunya Pere Aragonès mostró hace unos días su apatía ante Hard Rock, heredera del BCN World que Artur Mas presentó en 2012 como respuesta catalana a la decisión de Eurovegas de instalarse en la Comunidad de Madrid, que finalmente tumbó el proyecto que iba a convertir a Alcorcón en uno de los mayores casinos del mundo. 

El presidente catalán se hace cruces al comprobar que sus dos socios más fiables, PSC y los Comunes, protagonizan un insólito pulso público iniciado por los socialistas, que para aprobar los presupuestos exigen que la Generalitat dé luz verde a un proyecto que implicará inversiones de 2.000 millones de euros para construir un complejo con 1.000 habitaciones de hotel, un casino, un centro comercial y, de propina, una macropiscina y un espacio para conciertos mastodónticos. 

La líder de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, asegura que Hard Rock es un proyecto "tóxico", ya que promueve la ludopatía contra la que el Gobierno de España, liderado por el PSOE, dice batallar. Por su parte, voces de la formación de Ada Colau señalan a Elcierredigital.com que detrás de la exigencia del partido que lidera el exministro Salvador Illa se encuentra el interés del municipio en el que está proyectado el complejo, Salou. 

El municipio turístico está gobernando por una coalición formada por la formación localista Sumem per Salou y el propio PSC. Al frente de la lista se encuentra el alcalde Pere Granados, que se hizo con el poder en 2009 gracias a una polémica moción de censura que descabalgó al PSC, partido que el pasado año sorprendió al firmar un pacto preelectoral con Granados, su antaño 'enemigo' y eterno socio de CiU

Granados dice que "el proyecto turístico de Hard Rock, que siempre ha tenido nuestro más firme apoyo, queremos que sea una realidad próximamente. Por ello quiero hacer una llamada a las administraciones públicas en general y al Govern de la Generalitat para que sean también proactivas en su defensa, porque supondrá un nuevo revulsivo, como lo fue Port Aventura, para la economía local y territorial". 

Hard Rock, afirma el primer edil, supondría una "aportación de riqueza y ocupación, un paso hacia la desestacionalización. Nosotros también queremos una sostenibilidad económica y sobre todo social, con contratos laborales no solamente estacionales, sino durante todo el año".

Algunas voces también creen que, además del interés de Granados, se encuentra el del PSC de mostrar un perfil más liberal que el PSOE para distanciarse de la gestión que los 'Comunes' hicieron al frente del Ayuntamiento de Barcelona. 

El Gobierno y la ludopatía

El proyecto contempla la creación de edificios de 75 metros de altura en un espacio de 30.000 metros cuadrados que incluirá casinos y salas de apuestas, para enfado de algunas formaciones políticas que creen que "contribuirá a que aumente la ludopatía". 

El Ejecutivo reguló la publicidad de las apuestas y juegos de azar en el verano de 2021 con la intención de evitar, entre otros asuntos, que famosos siguieran ejerciendo de anunciantes. La prohibición de bonos de bienvenida o anunciarse en camisetas de fútbol o la imposibilidad de emitir publicidad del juego en horarios centrales de televisión y radio fueron otras de las medidas estrella del texto legal

Recreación de la proyección de Hard Rock. Diario de Tarragona. 

Sobre el proyecto el consejero de Salud catalán, Manel Balcells, pidió que sus promotores diesen marcha atrás, Comisiones Obreras protestó contra el mismo y la plataforma Aturem Hard Rock, surgida de la indignación vecinal contra el proyecto, afirmó que "la Generalitat necesitaba retener a Hard Rock, así que hizo un plan urbanístico a la medida de sus intereses, cambiaron la ley para concederles una licencia de casino… En fin, hicieron lo que les dio la gana". 

PortAventura quiere crecer gracias al Hard Rock

PortAventura podría cumplir en 2025 sus primeros 30 años de vida con nuevo propietario, ya que sus actuales dueños lo han puesto en venta: Investindustrial (de la familia Bonomi, que poseen el 50,1 por ciento del negocio) y el fondo americano KKR (dueño del otro 49,9 por ciento). 

Ambas compañías han encargado al banco JP Morgan que intente cerrar la operación por alrededor de 1.000 millones de euros. El indudable tirón del parque de atracciones, que supera los 5 millones de visitantes anuales, sus cuentas (8,8 millones de euros de beneficio en 2021) y la posibilidad de crecer con Hard Rock podrían facilitar la operación.

La Caixa impulsó PortAventura en 1995 sin sopesar quizá la importancia de este negocio en Tarragona, ya que genera alrededor de 20.000 puestos de trabajo. El parque de atracciones del emblemático Dragon Khan quiere seguir creciendo y lo intentarán con un casino. 

El CEO de PortAventura, David García, llevaba tiempo pidiendo el desbloqueo político del negocio: "Si el país quiere ser un líder en entretenimiento tiene que invertir. No es crecer por crecer ni que la Generalitat nos de permiso para ello, se trata de que haya una apuesta internacional para convertir a España en el primer país de Europa en turismo y entretenimiento"

"Queremos ser más grande que Disney algún día. Tenemos el espacio, pero insisto en que tiene que venir la inversión detrás para que haya visitas. Nuestros accionistas (Investindustrial con el 51 por ciento y KKR con el 49%) tienen pulmón financiero para ello, pero además, debe haber ambición a nivel nacional de hacerle competencia a Francia", añadió. 

COMPARTIR: